¿Qué es la pirámide alimenticia y cómo aplicarla?

06 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
La alimentación es la base de la salud del niño: los dulces en exceso y el poco consumo de agua pueden ser causantes de diversas enfermedades. La pirámide alimenticia puede ser una guía fundamental para los padres.

La pirámide alimenticia es un gráfico que detalla de manera simple cuáles son los alimentos que debemos incluir en la alimentación y la cantidad adecuada que debemos de consumir para tener una dieta balanceada y sana. Aunque es bastante práctica y explica cada uno de los puntos, es importante detallar sus diversos rubros.

Cómo interpretar la pirámide alimenticia

Las cantidades de los alimentos pueden variar para cada grupo familiar, sobre todo los conceptos de carne y fruta. No obstante, por lo general, siguiendo las pautas que se presentarán a continuación, se estará cumpliendo con la gráfica adecuadamente:

Base de la pirámide: cereales integrales, tubérculos y legumbres

A lo largo de los años, los cereales y las harinas integrales han sido la base de la pirámide, señalados como los alimentos que debemos consumir más a menudo. Dentro de este grupo, han tomado importancia las legumbres y los tubérculos, según la Sociedad Española de Neurociencia (SENC). Se puede incluir, por ejemplo, la avena integral en el desayuno o patata asada en la cena.

La ventaja de esta clase de alimentos es la cantidad de fibra insoluble que aportan, fundamental para ayudar a prevenir enfermedades digestivas y cardiovasculares, según un artículo publicado en la revista “Cochrane Database of Systematic Reviews”.

Segundo escalón: frutas y verduras

Las frutas y verduras son fundamentales en la alimentación y deben estar presentes al menos en cinco raciones al día. Para que sea un poco más sencillo integrarla en la dieta del pequeño, puede servirse en la merienda o como acompañamiento en los desayunos.

El consumo regular de estos alimentos aporta una gran cantidad de vitaminas y antioxidantes, esenciales en la prevención de enfermedades complejas, según la revista “Oxidative Medicine and Cellular Longevity”.

Tercer escalón: fuentes proteicas

Alimentos como el pescado, el queso y los lácteos, ricos en proteínas, se encuentran en el tercer escalón. Esto quiere decir que se puede consumir dos o tres raciones de lácteos al día y de una a tres raciones de carne, pescado y huevos.

Se recomienda que el 50 % de las proteínas procedan del reino animal y el otro 50 % del reino vegetal.

En algunas gráficas de la pirámide alimenticia colocan el agua como base.

Cuarto escalón: dulces, fritos y grasas no saludables

En el cuarto escalón, encontramos los alimentos que deben ser consumidos únicamente en ocasiones muy especiales, como los dulces, fritos y las grasas no saludables.

Esto se debe a que pueden ser dañinos para el niño si su cuerpo los recibe en exceso. Si queremos inculcar una dieta saludable en casa, incluso, podrían ser eliminados del menú sin ningún problema.

El agua como base en algunas pirámides alimenticias

En algunas gráficas de la pirámide alimenticia colocan el agua como base. Esta debe ser integrada siempre en la alimentación del pequeño; al menos, el pequeño debe consumir de 4 a 6 vasos al día.

“El aceite de oliva ayudar a reducir el colesterol malo (LDL) y aumenta el bueno (HDL). Además, tiene otros beneficios como el ayudar en el control de la diabetes, en el de la hipertensión arterial, posee efectos antinflamatorios, entre otros”

Puntos que debemos tomar en cuenta

Entre los puntos más importantes que destacar con respecto a la alimentación del pequeño, se encuentra la necesidad de integrar líquidos fundamentales, como el agua, y la escasa o incluso inexistente aparición de los dulces. Aquí presentamos en detalle algunas cantidades y alimentos que los padres deben tomar en cuenta:

  • El agua será fundamental en la alimentación del niño. Esto no quiere decir que no pueda tomar jugos u otras bebidas; podrá hacerlo en ocasiones especiales.
  • Los dulces no deben ser parte de su dieta. Los padres deben tener en cuenta que, además de que el dulce puede alterarlos, también aumenta el riesgo de padecer caries; si su consumo es excesivo, podría ser un causante de enfermedades más graves, como la diabetes.
  • Los lácteos no deben pasar los 500 mililítros al día.
  • Deben estar integradas en su alimentación frutas y verduras; cinco raciones al día como mínimo.
Es realmente sencillo aplicar una dieta adecuada y seguir los pasos que se presentan en la gráfica de la pirámide alimenticia.

  • La sal debe reducirse; en exceso, al igual que el azúcar, podría generar diversas enfermedades.
  • La carne suele consumirse en más ocasiones que el pescado, pero se recomienda lo contrario.
  • En caso de que sea un bebé y aún continúe alimentándose de la leche materna, deberá continuar con este método de alimentación al menos hasta cumplidos los seis meses.
  • Los cereales, las patatas y legumbres, son alimentos que deben estar integradosen la dieta diaria del niño.

Es realmente sencillo aplicar una dieta adecuada y seguir los pasos que se presentan en la gráfica de la pirámide alimenticia. Una ración correcta de cada una de las cantidades y los alimentos logrará que el niño sea saludable y se desarrolle correctamente, tanto física como mentalmente.

  • Hartley L., May MD., Loveman E., Colquitt JL., Rees K., Dietary fibre for the primary prevention of cardiovascular disease. Cochrane Database Syst Rev, 2016.
  • Arulselvan P., Fard MT., Tan WS., Gothai S., et al., Role of antioxidants and natural products in inflammation. Oxid Med Cell Longev, 2016.