¿Es peligroso tomar paracetamol en el embarazo?

Durante el proceso de gestación hay que tener mucho cuidado con lo que ingerimos. Ciertos medicamentos, al igual que las bebidas alcohólicas y algunos alimentos, pueden ser peligrosos para la salud del feto. Hasta hace poco tomar paracetamol en el embarazo se consideraba exento de riesgo, pero recientes estudios ponen en duda este hecho.

El fármaco tiene la capacidad de atravesar la placenta y, por lo tanto, de llegar al bebé. Este, a su vez, será incapaz de metabolizarlo. Si se abusa del paracetamol en el embarazo, las consecuencias podrían ser realmente catastróficas.

Según la universidad de Edimburgo, la ingesta prolongada del calmante puede provocar problemas irreversibles en bebés varones. El Instituto Noruego de Salud Pública, por su parte, sugiere que la psicomotricidad del feto, sea cual fuere su género, podría verse afectada por la misma causa.

Cáncer de testículos, infertilidad o un desarrollo neuronal anormal son solo algunos de los riesgos a los que podemos estar sometiendo a nuestro hijo sin saberlo. El médico debe ser el que nos indique cuándo y cómo tomarlo. Sus consejos y recomendaciones serán los más adecuados.

Otros riesgos de tomar paracetamol en el embarazo

Existen a su vez otra clase de estudios que han relacionado el abuso de paracetamol con futuros trastornos de conducta. Instituciones como la Universidad de California y la Universidad de Aarhus avalan esta información tras realizar pruebas a muestras de hasta 64.000 madres y sus hijos.

Es recomendable controlar la cantidad de paracetamol ingerido durante el embarazo.

Desarrollo de TDAH

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad podría ser una de las consecuencias de una ingesta exagerada del fármaco. Según los resultados de la muestra citada anteriormente, existe entre un 13 y un 37 por ciento más de probabilidades de que el bebé sufra TDAH.

Parto prematuro

Puede ocurrir, sobre todo en mujeres con preclampsia. También aumenta el riesgo de sufrir una trombosis venosa profunda o un tromboembolismo pulmonar, sobre todo si la embarazada ya la ha padecido con anterioridad. En estos casos es realmente necesario que exista un control por parte del médico, puesto que la salud de la madre podría correr grave peligro.

Asma infantil y otras alergias

El riesgo de padecer asma debido a un continuado uso del paracetamol en el período prenatal es hasta un 35 por ciento mayor. La posibilidad aumenta si el paracetamol en el embarazo ha sido ingerido durante los dos últimos trimestres.

¿Cómo sé qué clase de medicamentos puedo tomar?

Aunque tu médico será el que se encargue de informarte, existen una serie de clasificaciones que nos ayudan a identificar cuáles de ellos son seguros. La más conocida es la llevada a cabo por la F.D.A (Food and Drugs Administration). Se encarga de agrupar los fármacos en cinco categorías distintas, de menor a mayor riesgo para el bebé.

Una embarazada solo debe tomar los medicamentos que le recomiende su médico.

1.- Categoría A

Si un medicamento se encuentra dentro de esta tipología, puedes tomarlo con tranquilidad. No hay riesgo ni para ti ni para el feto. Numerosos estudios en humanos lo prueban, por lo que es completamente fiable.

2.- Categoría B

En este caso, las investigaciones se han realizado en animales que no han presentado efectos negativos. Son bastante seguros, aunque al igual que ocurre con la ingesta de paracetamol en el embarazo, es mejor que consultes con tu médico.

“Abusar del paracetamol en el embarazo, podría acarrear consecuencias realmente catastróficas”

3.- Categoría C

Para esta clase de medicamentos aún no existe suficiente información. No se sabe si pueden ser buenos o malos, así que es recomendable no ingerirlos. A no ser que la situación sea extrema y específica, ninguna embarazada debe tomarlos.

4.- Categoría D

En la categoría D se encuentran los medicamentos que han provocado una reacción dañina en el feto. Está prohibido tomarlos, excepto cuando sean estrictamente necesarios. Hay casos en los que la vida de la madre depende del fármaco y no queda otra opción.

5.- Categoría X

Su utilización es completamente nociva para el feto. Numerosos estudios y experimentos lo demuestran, por lo que jamás debemos tomarlos durante la gestación. De ser así, podríamos causar un daño irreversible en el embrión.

Aunque nos parezca una tontería, ingerir paracetamol en el embarazo sin prescripción médica puede ser muy peligroso. Lo mismo ocurre con la mayoría de medicamentos, que pueden ser causantes de problemas realmente serios. Tanto la salud de la madre como la del bebé están en juego, por lo que debemos pensar antes de tomar cualquier decisión que pueda tener efectos irreversibles.

Categorías: Cuidados en el embarazo Etiquetas:
Te puede gustar