Papá, tú también estás embarazado

Indira Ramírez 24 julio, 2016

Tal vez no se te haga la pancita, pero papá, tu también estás embarazado y en nueve meses vas a ser padre de un ser humano, una personita que girará tu mundo y te dará las mayores alegrías y orgullos de tu vida.

Es tu responsabilidad crear ese nexo amoroso con tu hijo y estar ahí para apoyar a tu pareja en el proceso de embarazo y parto. Y aunque en un principio te llenarás de dudas, ansiedad y mucho miedo, desde el primer día no dudes en aprovechar cada segundo de ese momento, sobre todo, si eres padre primerizo.

Puede que la madre sea el centro de todas las atenciones, pero sin ti el embarazo se le complicaría. Tú eres su apoyo y fortaleza. Tu labor es ser comprensivo, amoroso y compañero. Aprenderás con cada acierto y desacierto a ser padre.

A veces que el padre se involucre en el embarazo no es fácil, sobre todo en los primeros meses de embarazo. Sin embargo, desde el principio la madre debe facilitar ese nexo. ¿Cómo hacerlo?

Cómo involucrar al papá en el embarazo

Comunicación

Habla con tu pareja y exprésale las expectativas, miedos y proyecciones que tienes ante la llegada del bebé. Haz que se sienta como el otro protagonista de la historia. Intercambien opiniones y miedos ante el nuevo rol. No reduzcas o pierdas detalle de eventos o transformaciones que él también querrá experimentar contigo en el embarazo. Durante el embarazo, más que en otro momento, haz que se sienta tu amigo y cómplice.

dad-baby-cuddle-alamy

Mimos y conversaciones con el bebé

Al comienzo quizá el padre esté algo tímido o dudoso de hablarle a la barriga o hacerle mimos, sobre todo si es poco expresivo. En ese caso, los momentos de intimidad y mutua compañía son ideales para que hable, acaricie y en definitiva, inicie la relación con su hijo desde el vientre materno. Además, los médicos recomiendan la estimulación del bebé desde el vientre con el propósito de establecer lazos emocionales y contribuir al buen desarrollo del feto.

Padre, tú también estás embarazado. No lo dudes ni un momento. Tu afecto y emocionalidad son necesarias para que tu hija crezca sano.

Durante el embarazo la madre está sensible producto de toda la transformación física que está experimentando. Una manera de reducir tensiones y estimular los lazos de la familia es realizando mimos y caricias a la madre y estimular al bebé. Demuestra, sin tapujos, tu amor hacia tu familia.

Sin presiones

La madre no es la única embarazada, el padre también lo está y cómo tal está en un proceso de transformación –diferente, sí- pero no por eso menos significativo. Cada miembro de la pareja experimenta emociones distintas. Sin embargo, igual de valiosas. Así que no desestimes las reacciones de tu pareja y sin presiones enséñale el camino de la paternidad.

Una actitud proactiva de la madre, en lugar de reactiva o de reclamo conseguirá resultados más provechosos. Madre, no presiones, cada persona tiene su tiempo.

Citas médicas y participación en el parto

Las citas médicas son los pre-cumpleaños de tu bebé. Cada cita genera ansiedad y emoción de ver el crecimiento del bebé. Se trata de la asistencia mensual para chequear los aspectos importantes en el desarrollo del embarazo y cada cita es única y trae consigo sorpresas y aprendizajes. Asiste con tu pareja a las citas. Sobre todo aquellas donde realizarán ecografías o exámenes especiales.

La participación del padre en el parto también es una discusión pendiente. Conocer su interés por estar en el parto, qué curiosidades le genera el momento y definir si estará presente o no, le ayudará a involucrarse.

Mamá con papá embarazado

 Celebración de baby shower y selección del nombre del bebé

La celebración del baby shower, así como la decoración de la habitación y la compra de los primeros juguetes son buenos momentos para hacer sentir a papá el rey del momento. Si así él lo desea, inclúyelo en la organización de los eventos con actividades que le den placer.

Decidir qué nombre ponerle al bebé es un asunto de la pareja. Aunque cualquier acuerdo es válido. A veces el padre deja que sea la madre quien elija el nombre. Otras es la madre quien cede al padre la tarea de seleccionar el nombre de su hijo.

El embarazo es un tiempo para disfrutar con todo y sus altibajos. Estate presente en todo el proceso brindando apoyo, compañía y buena actitud. Ser padre es un evento de vida único y maravilloso. 

Te puede gustar