Padres que no disciplinen a sus hijos, deberán apoyarlos de por vida

Los niños sin disciplina se convierten en adultos que no pueden tener relacionarse de manera adecuada con su entorno. ¡Descubre cada una de las consecuencias negativas!
Padres que no disciplinen a sus hijos, deberán apoyarlos de por vida

Escrito por Nicolás Forero

Última actualización: 30 diciembre, 2021

Desde el primer momento de vida, los padres tienen la gran responsabilidad de brindarle un amor incondicional a sus hijos y de transmitirles las enseñanzas más importantes. Pues, son el referente de confianza que ellos siempre van a querer imitar a lo largo de la vida.

A causa de esto, es fundamental que desde la infancia los progenitores se pongan en la tarea de inculcarles reglas a los niños. De esta manera, les permitirán comenzar a entender el mundo y encontrar las maneras adecuadas de relacionarse con los demás.

Sin embargo, muchos padres tienen la creencia errónea de que la disciplina es sinónimo de castigos, regaños y cuestionamientos excesivos. A causa de ello, deciden evadirla para sentir que no afectan el bienestar emocional de sus hijos. 

No obstante, ocurre todo lo contrario, pues esto solo desencadena consecuencias negativas para el resto de la vida. A continuación, te detallamos cada una de ellas.

Consecuencias de que los padres no disciplinen a sus hijos

En el momento en el que los padres deciden no inculcarle disciplina a sus hijos, los acostumbran a depender de alguien más para realizar cualquier actividad. De esa manera, consiguen que normalicen el mínimo esfuerzo y que se nieguen a las nuevas oportunidades.

Los padres que no disciplinen a sus hijos, les impiden descubrir y explorar sus propias habilidades. Por lo tanto, ocasionan que no fijen un proyecto de vida sólido y que siempre necesiten que alguien esté detrás de ellos para decirles lo que deben hacer.

También, fomentan que los niños se frustren ante el más mínimo obstáculo. Pues, a lo largo de la vida se han encargado de entregarle sus dificultades a los demás y no han desarrollado una actitud autosuficiente.

Ausencia de disciplina

De igual manera, estos niños se convierten en adultos que asumen la vida sin tener objetivos establecidos. Esto es porque desconocen lo que deben hacer para llevar un orden y un lugar para las prioridades.

Además, lo más probable es que se les imposibilite construir lazos sociales de calidad. Pues, pasan por alto el respeto, creen que los demás debe cumplir con todos sus caprichos y que nunca se les puede reprochar nada.

Junto a ello, ponen en riesgo la buena convivencia en los distintos entornos sociales. Como nunca los corrigieron, no les interesa realizar acciones que afecten la tranquilidad de las demás personas a su alrededor.

Finalmente, es muy difícil que puedan rendir en un trabajo, porque nunca les han establecido hábitos importantes. A causa de ello, omiten la importancia de la puntualidad y el cumplimento de las tareas respectivas.

La irresponsabilidad, una consecuencia de que los padres no disciplinen a sus hijos

Acerca de la importancia de la disciplina

Cuando los padres no inculcan este valor, sus hijos se convierten en personas que dependen de los demás en todo momento. No tienen un rumbo fijo y necesitan que los otros lo fuercen a realizar una actividad determinada.

Aparte de ello, requieren que sus padres se la pasen pendientes de que no estén inmersos en problemas constantes. Pues al no tener disciplina, estos niños creen que pueden romper todas las normas establecidas por los demás.

Por lo tanto, es indispensable que los padres disciplinen y entiendan que esa acción nunca será negativa. Por el contrario, al inculcarla con respeto y empatía, conseguirán que los hijos entiendan a tiempo lo que está mal y lo que puede perjudicar sus vidas.

De igual manera, mientras que los padres disciplinen con un diálogo positivo, conseguirán que los hijos nunca se sientan atacados con esta acción. Esto debido a que los hijos entenderán que lo único que quieren sus padres es protegerlos y prepararlos para tener una gran adultez.

Te podría interesar...
La diferencia entre castigo y disciplina
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
La diferencia entre castigo y disciplina

¿Conoces la diferencia que hay entre castigo y disciplina? Si no lo sabes, no te pierdas este artículo, porque te lo contamos todo.



  • von Hildebrand, Dietrich, La importancia del respeto en la educación. Educación y Educadores [Internet]. 2004; (7):221-228