¿Cómo ser un padre menos estresado y más feliz?

Okairy 9 julio, 2016

No se exagera al decir que una persona tiene más ventaja en la vida si vive en un hogar amoroso y cuenta con el apoyo de todos.

Muchas personas obtienen esto a pesar de venir de situaciones familiares que no son las ideales, pero tener nuestras necesidades básicas suplidas, saber que tus hijos te aman y aprender lecciones de la vida vuelve los desafíos diarios mucho más fáciles de enfrentar.

La construcción de esa felicidad y el ser un padre menos estresado empieza con:

Ajustar las expectativas

Los cambios en la educación actual logran que los niños aprendan a leer, escribir, sumar y restar más temprano que nunca. Pero estas no son las únicas expectativas que han cambiado con el tiempo. Los padres esperan cada vez más de sus pequeños.

Por lo que la crianza se vuelve una especie de presión:

  • Darles la mejor comida
  • Enseñarles mejores modales
  • Conseguir que lean en la etapa preescolar
  • Acercarlos a la tecnología a muy temprana edad

Si tienes expectativas poco razonables, es muy probable que la relación con tu hijo no sea la mejor posible. Es esencial mantener la edad cronológica con el nivel de desarrollo de tus pequeños.

No importa si el hijo de tu vecino habla dos idiomas y escribe sus propios libros a los cuatro años, cada quien crece a su propio ritmo.

No seas tan perfeccionista

mamá feliz

Estamos seguros de que existen padres menos estresados que tienen un trabajo que les absorbe mucho tiempo, una casa súper limpia y sus hijos son obedientes y lo hacen bien todo el tiempo.

A la mayoría de los padres, esta búsqueda de la perfección los lleva a un callejón sin salida. Ser padre no es ser perfecto, nunca fue así y nunca lo será. Pero tampoco quiere decir que tengas que vivir bajo estrés todo el tiempo.

Si el mundo fuera perfecto nadie te juzgaría, pero por desgracia la gente juzga y a veces dejamos que esto nuble nuestro juicio y perdemos el objetivo de hacer que nuestra familia sea feliz por la opinión ajena.

Pasa tiempo con tu pareja

Ser padre puede consumir su matrimonio. Si tienes un trabajo a tiempo completo, se requiere más paciencia y energía. Te puede llevar a un agotamiento físico, mental y emocional.

Debes encontrar tiempo para ti y tu pareja. Pide ayuda para que alguien cuide los niños una vez a la semana para :

  • Tener una noche romántica en pareja
  • Salir a bailar
  • Salgan con sus amigos
  • Vayan al cine
  • Hablen de ustedes, de sus sueños y de sus metas individuales y de pareja

Ten conversaciones con tu pareja que vayan más allá de los pañales sucios y de los niños en la escuela. Es necesario prestar atención a tu relación y cuidar de ella.

Es necesario darle prioridad a tu propia salud y bienestar emocional. No tiene nada de malo y serás un padre menos estresado.

Establece límites

Sus hijos no tienen que asistir a todos los cumpleaños y a inscribirse en tres clases diferentes a la semana. No necesitan una actividad extra después de la escuela, ni citas de juegos diarios.

Todas esas cosas son maravillosas, y si lo puedes hacer siendo un padre menos estresado bien por ti, pero no son vitales.

Aprende a establecer los límites de las actividades durante toda la semana. Se podría pensar que mantener a los niños ocupados los libra del aburrimiento, pero se podría obtener el efecto contrario.

Cuando un niño está ocupado no tiene tiempo para jugar y no aprende a estar solo.

Sé un padre menos estresado y más feliz de forma consciente

padre e hijo felices

Existe la idea equivocada de que la felicidad es la ausencia del estrés y las dificultades. Ese estado parece muy difícil de alcanzar, pues, la vida es dura y el mundo está cada vez más difícil y la verdad es que es lo completamente opuesto.

No es que no exista un padre menos estresado, sino que en familia se enfrentan los altos y los bajos juntos y es cuando se logra superar los momentos de dificultad y adversidad.

Te puede gustar