¿Cómo organizar la habitación del bebé para que quepa todo?

Óscar Dorado 7 marzo, 2018
Si estás esperando un bebé, pronto empezarás a pensar en cómo quieres que sea su futura habitación. A continuación te proponemos algunos consejos para hacer de su cuarto un lugar acogedor y agradable.

Organizar la habitación del bebé para que quepa todo no es tarea fácil. Si has sido madre, ya te habrás dado cuenta; si, por el contrario, estás apunto de serlo, deberás tener en cuenta algunos consejos que te permitirán administrar mejor el espacio.

Cuando estás esperando la llegada de tu bebé, es normal que tengas el deseo de preparar la casa con el fin de que tu hijo esté lo más cómodo posible. Deseas ofrecerle la mejor bienvenida en casa, rodearlo con afecto, disponibilidad y un ambiente acogedor.

Sin embargo, en ocasiones esto no es un problema de voluntad, sino de espacio. A continuación nos detendremos en algunas ideas para organizar la habitación del bebé eficientemente.

¿Cómo organizar la habitación del bebé para que quepa todo?

Ponemos a tu disposición 6 consejos que resolverán tus dudas sobre cómo organizar la habitación del bebé para que quepa todo. ¡Toma nota e impleméntalos en tu hogar!

1.- Elige la habitación “correcta”

Para comenzar, debes escoger la habitación ideal para el bebé, en la que pueda estar tranquilo. Si puedes elegir la ubicación, opta por una habitación que se oriente más bien a lugares pocos ruidosos.

La habitación también debe estar bien aislada para tener la temperatura adecuada, que es de aproximadamente 20°. Procura que tenga suficiente ventilación y que reciba luz solar en algún momento del día.

Una vez elegida la habitación, debes decorarla. Puedes empezar pintando las paredes. A la hora de elegir la pintura, es preferible optar por tonos suaves. Para añadir un toque de alegría, no dudes en pegar pegatinas o un friso que emule el universo infantil de la guardería.

Los padres también deben comprometerse con la tarea de organizar la habitación del bebé.

2.- Muebles de bebé

En cuanto a los muebles, lo esencial es, lógicamente, una cuna. Opta por una que sea segura para tu bebé. Además, puedes incluir una pequeña cómoda o un armario.

En los primeros meses, la habitación del pequeño debe estar despejada para mantener una atmósfera pacífica. No sobrecargues la habitación con muebles.

Si el cuarto es particularmente estrecho, opta por una puerta minimalista y algunas cajoneras de almacenamiento para accesorios y ropa interior.

Para ti y para tu bebé, no dudes en crear un espacio de relajación. Este espacio de actividades alentará al bebé a disfrutar de estar en su habitación y te permitirá vigilarlo mientras se relaja.

3.- Almacenamiento decorativo y lúdico

Además de guardar una gran cantidad de ropa pequeña, también es necesario almacenar juguetes y objetos de todo tipo. En este caso, los muebles de almacenamiento son esenciales.

Asimismo, reserva estantes para colocar objetos para bebés: fotos, molduras de pies, mantas, etc. En el caso de que la habitación del bebé sea lo suficientemente grande, el cambiador también ofrece almacenamiento para productos de cuidado y pañales. Este sencillo detalle te permitirá tener todo a mano.

Por último, debes tener una mesa para cambiar pañales práctica que te permita cambiar al bebé con cuidado.

“Al escoger la habitación ideal para tu bebé, opta por una habitación que se oriente más bien a lugares pocos ruidosos”

4.- Un toque de dulzura

La ropa de cama y la decoración ayudan a crear un ambiente relajante y acogedor en la habitación de tu pequeño. Del mismo modo, el paragolpes da un efecto envolvente cuando el bebé está en la cama y le protegerá de los barrotes.

El móvil colgante para bebés es imprescindible. Con sus colores y su música suave, despertará los sentidos del bebé.

Finalmente, una alfombra agradable proporcionará un área de juego cálida y aportará el toque definitivo a la habitación. No dudes en elegir una suave y cómoda y recuerda aspirarla a menudo para que no se acumule polvo.

5.- Concéntrate en la iluminación

La iluminación es algo esencial en la atmósfera y la decoración de una habitación infantil. Debes planear varios puntos de luz suave: una bonita luz de noche, una guirnalda de luces y una lámpara de noche, entre otras cosas.

Lo ideal es adaptar la iluminación de la habitación del bebé durante los distintos momentos del día.

Decorar la habitación infantil con el método Montessori puede ayudarte a desarrollar la creatividad de tu hijo en un ambiente diferente y seguro.

6.- La seguridad primero

A lo largo de tu planificación o tus elecciones, ten en cuenta la importancia de la seguridad del medio ambiente del bebé. Debes estar alerta y tomar algunas precauciones necesarias.

Recuerda que el primer sentido que el bebé desarrolla es el sabor; o mejor dicho, más bien escanea todo lo que pasa por su boca.

Por último, evita colocar objetos, lazos, cuerdas o objetos demasiado pequeños cerca de su alcance. En un descuido mínimo de tu parte podría llegar a ellos.

Aunque te puedas sentir abrumada por las opciones y los problemas, no temas. Organizar la habitación del bebé es un proceso hermoso y memorable. De la mano de tu pareja, tus amigos y familiares puedes lograr un ambiente ideal para los primeros meses de vida de tu pequeño.

Te puede gustar