Nutrición, posparto y lactancia: todo lo que debes saber

¿Sabes cómo tiene que ser la nutrición en el posparto y durante la lactancia? Te contamos las claves para que evites problemas de salud a medio plazo.
Nutrición, posparto y lactancia: todo lo que debes saber
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 02 junio, 2021.

Última actualización: 02 junio, 2021

La nutrición en el posparto y en la lactancia ha de cuidarse concienzudamente con el objetivo de ayudar al organismo a recuperarse. También es importante evitar déficits nutricionales, ya que la madre tendrá que alimentar al bebé y asegurar un buen aporte de elementos esenciales para un correcto desarrollo.

Por este motivo, te vamos a dar las claves para conseguir plantear la dieta de forma óptima en este momento. Ten en cuenta que será necesario seguir evitando hábitos tóxicos como el consumo de alcohol o el tabaco. Estas sustancias pueden pasar a la leche materna y causar un gran perjuicio al niño.

Dieta ligeramente hipercalórica en el posparto y durante la lactancia

Mujer embarazada llevando una alimentación saludable.

A pesar de que el bebé ya no se aloja en el útero, las necesidades nutricionales de la madre siguen incrementadas. Es preciso garantizar que existe un superávit energético para asegurar la producción de leche y evitar déficits en el organismo de la madre.

No existen evidencias de que haya alimentos que incrementen la síntesis de leche materna como tal, pero es necesario garantizar que esta tiene una elevada densidad a nivel nutricional. Hay que tener en cuenta que, si no se come los suficiente, se podría experimentar una situación de catabolismo nada aconsejable a medio plazo.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Anales de Pediatría, si la madre cuenta con un consumo deficitario de algunas vitaminas liposolubles, la leche materna también contendrá una menor concentración de las mismas. Esto puede perjudicar el desarrollo del niño.

Como norma general, se recomienda una dieta variada en cuanto a espectro de alimentos consumidos. De este modo, se reduce el riesgo de déficit. No obstante, si se sospecha que el aporte de micronutrientes no es adecuado, puede llegar a pautarse la suplementación.

Cuidado con los tóxicos en la dieta en el posparto y durante la lactancia

En el posparto y durante el periodo de lactancia habrá que seguir restringiendo el consumo de sustancias tóxicas como el alcohol y el tabaco. También será importante limitar la cafeína. Los expertos aseguran que una ingesta diaria por debajo de los 200 miligramos se considera segura, ya que no conseguiría disolverse en la leche materna.

Hay que tener en cuenta que si al bebé en desarrollo le llegan este tipo de sustancias, pueden generarse alteraciones importantes. Es posible que se incremente el riesgo de que el pequeño manifieste problemas autoinmunes o incluso que el sistema cognitivo se vea afectado.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Journal of Neonatal Perinatal Medicine, la ingesta de tóxicos durante la lactancia podría causar alteraciones en los patrones del sueño del bebé. También puede que se altere el mecanismo de succión, lo que terminará por generar bajo peso y desnutrición.

Las calorías en la nutrición durante la lactancia

Es posible que recuperar la figura sea una de las prioridades de la mujer durante el posparto. Sin embargo, es importante que satisfaga primero los requerimientos nutricionales. Introducir un estado de déficit energético en este momento puede ser negativo para la salud a medio plazo.

En el caso de que el aporte calórico y de calcio fuese insuficiente, podría producirse un proceso de desmineralización ósea con el objetivo de asegurar la presencia del mineral en la leche. Lo mismo puede suceder con otros micronutrientes. Por este motivo, es importante esperar hasta terminar con la lactancia antes de pautar una dieta estricta.

Para recuperar la figura en este periodo lo mejor es abordar el problema desde el punto de vista de la actividad física, retomando el ejercicio. No obstante, este ha de estar bien pautado para evitar lesiones que tengan que ver con un exceso en la carga de trabajo.

Bebé mamando del pecho de su madre durante la lactancia.

Desde el punto de vista dietético, basta con asegurar el consumo de alimentos frescos, evitando en la medida de lo posible los ultraprocesados industriales. Es fundamental, eso sí, priorizar el consumo de aquellos alimentos que contienen omega 3, ya que estos ácidos grasos son importantes para el desarrollo cerebral del bebé.

Nutrición en el posparto y en la lactancia, un momento para satisfacer los requerimientos

Como hemos comentado, no es para nada recomendable plantear regímenes estrictos a nivel dietético en el posparto o durante la lactancia. Es mejor ser paciente y conservador, asegurando una dieta variada y todavía ligeramente hipercalórica.

Si bien es cierto que las necesidades energéticas no son tan elevadas como en el tercer trimestre de embarazo, todavía son superiores a las de una mujer adulta que no haya estado encinta.

A la hora de abordar una recomposición corporal, en un primer momento es mejor buscar el cambio incrementando el nivel de actividad física. De todos modos, recuerda comenzar por ejercicios ligeros.

Te podría interesar...
¿Cómo puede ayudarte la asertividad en el postparto?
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
¿Cómo puede ayudarte la asertividad en el postparto?

La asertividad en el postparto puede ser tu mejor aliada. Expresa y defiende tus necesidades sin miedo: ahora tu bebé y tú sois lo más importante.