Normativa para navegar con niños

17 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
En verano se llevan a cabo con los hijos todo tipo de actividades, sobre todo las que tienen que ver con actividades acuáticas y náuticas. ¿Cuáles son las recomendaciones para navegar con niños?

Muchos padres pueden sentirse inquietos con la idea de subir a sus hijos a bordo de un barco. Es probable que les preocupe su seguridad, que se pregunten qué hacer si los niños se marean, etc. Pero esta aventura puede ser muy agradable e incluso inolvidable para grandes y pequeños.

Para que padres e hijos se sientan tranquilos, es necesario tomar en cuenta algunos aspectos importantes e informarse de todos los detalles antes de navegar con niños. Existen algunas normas de seguridad generales para navegar y también ciertas recomendaciones específicas sobre las precauciones que se deben tomar al hacerlo con niños. A continuación, algunos elementos para conocerlas mejor.

Información meteorológica

Lo primero que hay que hacer antes de navegar, ya sea con niños o no, es informarse sobre las condiciones meteorológicas. Estas deben ser óptimas para que el viaje sea agradable y para evitar posibles malos momentos. Si la previsión no está clara, es preferible cancelar la navegación y evitar riesgos que no se pueden controlar.

El Instituto Nacional de Meteorología emite información meteorológica específica para las zonas marítimas. Esta información es ampliamente difundida a través de varios medios de comunicación y otros medios como las unidades TOTEM, que se encuentran en los clubes náuticos y puertos deportivos.Niña sentada en un barco en la orilla de la playa a punto de salir a navegar.

También se puede acceder a esta información por medio de transmisiones de radio a través de los Centros de Salvamento Marítimo, por medio del sistema Navtex o en la página web de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Precauciones para navegar con niños según su edad

La experiencia de la navegación y las medidas de seguridad que se deben tomar varían en función de la edad de los menores. Por ejemplo, los bebés estarán más seguros en los camarotes, y es probable que el movimiento del barco les ayude a dormir durante mucho tiempo.

Los niños de 5 a 10 años, generalmente, disfrutan mucho de la experiencia de navegar, y viven cada detalle como una gran aventura. Los niños más grandes y adolescentes necesitarán una motivación extra para disfrutar del viaje. Lo mejor para ellos es involucrarlos en las tareas del barco. Seguro que lo pasarán muy bien. 

Los niños deben permanecer bajo la vigilancia de un adulto en todo momento durante el viaje en barco. Además, deben llevar puesto el chaleco salvavidas y, si el mar está agitado, tendrán que colocarse el arnés de seguridad. También es importante enseñarle algunas normas básicas para navegar a los niños que ya tengan edad para entender.

Hacer caso a las instrucciones

Para navegar con niños, lo primero que hay que explicarles es que en el barco «donde manda capitán no manda marinero». Es decir, que tienen que acatar todas las órdenes para su seguridad. Un niño desobediente puede ponerse en riesgo y poner en riego a los demás durante la navegación.Niña navegando por el mar con el chaleco salvavidas.

Los pequeños tienen que aprender a respetar en todo momento las normas de seguridad del barco. Por ejemplo, deben saber que no pueden ir a proa sin un adulto y que hay ciertas cosas que no pueden tocar por ningún motivo, como los mandos de la cabina o la radio.

Los niños deben aprender a desplazarse por el barco siempre agarrándosecon una mano a alguna parte del mismo: «una mano para ti, la otra para el barco». 

Si se respetan estas normas de seguridad, la diversión para los niños está garantizada. Además de navegar, actividades como saltar desde el barco (cuando esté fondeado y apagado, claro), hacer snorkel o pescar suelen ser los planes preferidos de los pequeños. Hay muchas actividades acuáticas y deportes náuticos con los que se puede disfrutar.

Recomendaciones para navegar con niños: ¿qué hacer si se marean?

Es muy común que los niños se mareen en el barco. De hecho, a los adultos también les pasa con frecuencia. Y esto puede perjudicar seriamente el día de navegación. El mareo es menos frecuente en los niños menores de dos años. Hay algunas recomendaciones simples que pueden ayudarnos a evitar el mareo de los niños durante la navegación.

Lo primero que podemos hacer es darles algún medicamento infantil contra los mareos que contenga biodramina. Es importante que lo tomen media hora antes de subir a bordo. Otra buena recomendación es asegurarnos de que tomen un buen desayuno, que se hidraten correctamente y que tomen vitamina C.