No mejoran ni corrigen los castigos físicos en los niños, todo lo contrario

Golpear a los hijos no corrige la conducta, sino que les genera emociones negativas que afectan a su desarrollo. Te explicamos lo que ha indicado un reciente estudio.
No mejoran ni corrigen los castigos físicos en los niños, todo lo contrario

Escrito por Nicolás Forero, 05 septiembre, 2021

Última actualización: 06 septiembre, 2021

Una gran cantidad de familias de generaciones anteriores incentivó la conducta de pegar a los hijos para corregirlos. Y aún en la actualidad, muchos padres mantienen a esa técnica para eliminar los malos comportamientos de los niños.

Sin embargo, la ciencia ha confirmado que ese método resulta perjudicial para el desarrollo de los infantes. Así lo indicó uno de los últimos estudios publicados en la revista The Lancet, llevado a cabo por científicos de todo el mundo.

En esta investigación, se analizaron 69 estudios diferentes en los cuales se usaban las nalgadas para controlar a los hijos. La conclusión de los expertos fue que no hay ninguna prueba que indique que esa acción sea beneficiosa para mejorar los comportamientos de los niños.

Como factor adicional, concluyeron que la agresión física amenaza el bienestar y que el comportamiento de los hijos empeora cuando son golpeados.

Además, puntualizaron que las consecuencias son las mismas así los niños tengan una edad, una raza y unos métodos de crianza diferentes. Por esa razón, recomiendan que en todos los países del mundo se promueva una ley que impida el maltrato físico contra los hijos.



Al finalizar el análisis, los investigadores afirmaron que los golpes frecuentes son los que más desencadenan conductas irreversibles y exponen que este ejercicio le impide al niño alcanzar un desarrollo óptimo.

De acuerdo con esto, invitan a los padres a buscar alternativas pacíficas que guíen a los niños, los hagan mejores personas y no les generen ningún trauma psicológico.

Las consecuencias de los castigos físicos en los niños

Golpear a los hijos es una práctica que genera múltiples consecuencias negativas para su vida, ya que se fomentan sentimientos negativos tales como el odio, la humillación y la tristeza.

En primer lugar, los castigos físicos le transmiten al niño la idea de que ese es el recurso principal para resolver todas las dificultades que se le presenten. De esa manera, se acostumbran a tener comportamientos agresivos contra las demás personas del entorno.

Por otra parte, los niños sienten un miedo constante que les afecta la confianza. Esto los conduce a tener baja autoestima y a presentar episodios de ansiedad cuando se encuentran frente a las demás personas.

Así mismo, les impide construir relaciones sociales sanas, pues se niegan la oportunidad de interactuar con los demás. Piensan que todos tienen la intención de causarles un daño físico.

Los castigos físicos no son un ejercicio correctivo, ya que lo que consiguen es que el niño se sienta culpable. El pequeño queda sin entender por qué está mal lo que hace ni qué consecuencias negativas tiene ese comportamiento para su vida.

Por último, el niño deja de ver a sus padres como un apoyo. A causa de ello, no les expresa sus vivencias, siente que nadie lo quiere y siempre elige la opción de estar alejado de ellos.



Conversar con tu hijo es la mejor técnica de educación

El diálogo pacífico es el mejor recurso para educar a un hijo, porque se les transmiten sensaciones de seguridad y protección. Debido a ello, los niños acceden a escuchar con atención a los padres porque no se sienten en una situación de peligro.

Hablar con los hijos es el camino ideal para intercambiar ideas y fijar normas que beneficien a las dos partes. De ese modo, se fomenta una convivencia tranquila y se fortalece el vínculo afectivo.

Con el diálogo los niños se sienten respetados y les queda claro que sus opiniones importan. Así, entienden que pueden buscar a sus padres en todo momento porque ellos son su mejor guía.

Finalmente, los niños logran reflexionar sobre lo que está bien y lo que está mal. A partir de ahí, tienen el autocontrol para mejorar sus comportamientos, tener un buen trato con los demás y ser felices

Te podría interesar...
Educar sin gritos
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Educar sin gritos

A continuación te brindamos algunos de los mejores consejos para que puedas educar sin gritos, tener un hogar armonioso y, sobre todo, reducir el e...



  • Deming E. Autocontrol [Internet]. (S.L); (S.E); (S.F) [Citado 02 de septiembre de 2021]