Mi hijo no acepta a mi nueva pareja

Mervis Romero · 4 mayo, 2018
Es normal que los hijos no siempre reaccionen de la manera que esperamos. Por eso, si tu hijo no acepta a tu nueva pareja, no te desesperes. La paciencia y estos consejos te ayudarán a sobrellevar la situación.

Es importante que logres entender las reacciones de tu hijo cuando le presentas una nueva compañía. ¿Por qué? Las principales razones pueden ser los celos, el miedo a ser abandonados, o bien a que tú puedas sufrir de nuevo. No son argumentos de poco peso, debido a que uno de los padres no está.

Esta situación puede hacer sentir al niño desdichado y hasta paranoico de que también en algún momento lo dejarás. En ese proceso, tu hijo no querrá compartirte con nadie más; por eso, será un desafío pensar y entender “por qué mi hijo no acepta a mi nueva pareja”.

La realidad de una familia reconstituida

Si tu hijo ya tiene edad como para razonar, es posible que esté pasando a tener una relación más equitativa contigo; eso es madurar. Desde ese punto de vista, debes aprender a afrontar la nueva situación basándote en la amistad y la confianza.

Si se ha producido una separación de mutuo acuerdo, tu hijo podrá entender que es por el bien de sus padres. Si la pérdida ha sido a través de una situación traumática, puede llevar un tiempo considerable.

Además, la personalidad de tu hijo es también relevante en este caso; es decir, si son dependientes o no. Siempre surgirá la pregunta: “¿Qué debo hacer si mi hijo no acepta a mi nueva pareja?”. Esto es algo que debe preocuparte, ya que debes resguardar el bienestar de tu hijo.

La idea de un nuevo padre: mi hijo no acepta a mi nueva pareja

Para tu hijo, la idea de sustituir a su padre es muy dolorosa. Esto puede llevarlo a cerrarse totalmente en una burbuja buscando protección y a tener que pensar que entrará alguien nuevo en la familia. Entonces, tu hijo podría pensar que va a pasar a un segundo plano.

¿Cómo hablar de sexo con los hijos?

Por otro lado, trata de entender que es posible que él se sienta inseguro y por eso no acepta a tu nuevo compañero. Además, puede creer que tú comenzarás con una relación inestable, creándole mayor confusión.

Asimismo, es probable que tu hijo aún abrace la idea de que su padre está con la familia y haga todo lo posible por tratar de mantener su espacio. Buscará, por ende, que todo vuelva a ser tal cual como era antes.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a aceptar a mi nueva pareja?

Hay varias recomendaciones que puedes seguir para lograr, o por lo menos intentar, que tu hijo llegue a acomodarse a esta nueva relación.

Lo primero es:

  • Transmitir que su nueva pareja no va a sustituir a nadie.
  • Comunica la idea de que nada va a cambiar, sino que contribuirá con cosas buenas a la familia.
  • Habla claramente con tu hijo sobre qué le preocupa, qué necesidad tiene.
  • No olvides hablar con él de tu propia necesidad como adulto, pues tú también necesitas a alguien a tu lado.
  • Previamente, conversa con tu hijo de tu nueva relación; luego, preséntala solo cuando ya sea estable.
  • No te preocupes por reacciones usuales, atiéndelas en su debido momento.

El problema de “Mi hijo no acepta a mi nueva pareja” no se resolverá rápido. Así que, aprende que debes darle el tiempo necesario para asimilar la situación.

“Trata de entender que es posible que él se sienta inseguro y por eso no acepta a tu nuevo compañero”

El tiempo como condición puntual

El que tu hijo pueda darle aceptación a tu nueva relación dependerá mucho del tiempo que haya transcurrido. Si ha pasado un tiempo considerable, la situación puede tornarse más llevadera, debido a que él puede haber alcanzado un nivel de madurez que le permita entender las relaciones entre adultos.

Recuerda también que la capacidad de manejo del conflicto que tenga tu nueva pareja favorecerá o dificultará la adaptación en la familia.

Otros factores que se deben considerar son:

  • La edad de tu hijo.
  • La personalidad de la nueva pareja.
  • Establecer roles en la nueva familia.
  • Negociar reglas o normas en la casa.
  • Mejorar la comunicación.
  • Buscar puntos en común.
El amor y el deseo en la juventud son otros temas en las frases de Cervantes para adolescentes.

Un nuevo enfoque

Si tienes el dilema que aquí planteamos, es en parte porque la idea de un padrastro está estereotipada; existe una concepción de que es algo malo, que hasta en los cuentos se ve que afecta la seguridad del hogar. Más aún si tu hijo piensa que llegó para sustituir un amor leal de un padre sea tras su muerte, divorcio o abandono.

Sin embargo, el tiempo ha traído nuevas situaciones en las familias; se ven entornos cada vez más diversos y con más variables en los modelos familiares.

Toma en cuenta que el problema no es algo personal contra ti y ni siquiera contra tu nueva pareja, sino con la situación como tal. Dale tiempo al tiempo y las cosas se acomodarán de a poco.