Niños que se aburren en vacaciones: causas y cómo actuar

Los niños se aburren con frecuencia, pero en las vacaciones se intensifica. Del excesivo control de horarios pasan a tener todo el tiempo del mundo libre, lo que les hace estar perdidos. ¿Cómo podemos ayudarlos?
Niños que se aburren en vacaciones: causas y cómo actuar
Mara Amor López

Escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López el 26 diciembre, 2020.

Última actualización: 26 diciembre, 2020

Hay muchos niños que se aburren en vacaciones. Ahora que estamos en Navidad, los niños dejan de tener su rutina diaria y comienzan a estar todo el día en casa. Es entonces cuando no paramos de escucharles decir: “estoy aburrido; “mamá, papá, jugad conmigo; no sé qué hacer, etc.”.

Que los niños se aburran no es nada negativo; al contrario, el aburrimiento fomenta su creatividad, pero para eso hay que dejar que se aburran y busquen alternativas para pasar el rato. ¿Por qué se aburren tanto los niños en vacaciones y cómo podemos actuar los padres? Vamos a intentar dar respuesta en las siguientes líneas a estas dos cuestiones.

Causas por las que los niños se aburren en vacaciones

Los niños de hoy no se aburren más que los niños de antes, lo único que ha cambiado son los juegos que se utilizan ahora. Los pequeños de la sociedad actual están sobreestimulados con toda la tecnología y esto afecta a su creatividad y hace que no posean recursos para salir de ese aburrimiento.

Niños que se aburren en vacaciones viendo una película.

Organización excesiva del tiempo del niño

De un tiempo a esta parte, los padres hemos organizado la vida de nuestros hijos de una forma muy ajustada. Controlamos hasta el último segundo de su tiempo a lo largo del día (horario del cole, deberes, actividades extraescolares, deportes, etc.). En algunos casos, controlamos incluso el tiempo del que disponen para jugar; les decimos lo que deben hacer, qué deben usar y cuándo hacerlo.

En definitiva, sus vidas están totalmente organizadas y todo se lo damos “masticado”. Entonces, cuando están de vacaciones y no necesitan estar sujetos a esos horarios, los niños no saben qué hacer con todo ese tiempo del que disponen y, por lo tanto, se aburren.

Avances de la tecnología, una de las causas por las que los niños se aburren

El avance de la tecnología y el hecho de que los pequeños dispongan de aparatos y juguetes cada vez más complejos les priva de desarrollar todo su potencial e imaginación, ya que estas nuevas experiencias se lo dan todo hecho y no les impulsan a crear por ellos mismos.

Abuso de las pantallas

Los niños de hoy en día están sobreestimulados, hacen un uso excesivo de pantallas, muchas horas de actividades extraescolares, etc., y, en general, tienen un horario sin apenas tiempo. Todo esto hace que los pequeños hayan perdido esa capacidad con la que todos nacemos para aburrirnos y crear alternativas para entretenernos.

Ahora se aburren y recurren inmediatamente al juego en las pantallas para cubrir ese aburrimiento y tiempo libre que les queda. Al final, los chicos no saben jugar ni crear gracias a su imaginación cualquier cosa para divertirse.

Así pues, la combinación de todo lo anterior suele tener como resultado que los niños se aburren con más frecuencia cuando están de vacaciones.

¿Qué podemos hacer cuando los niños se aburren en vacaciones?

Ahora que los niños están de vacaciones por Navidad, podemos planificar y hacer cosas para evitar que se pongan con las pantallas o se aburran. Lo mejor es hacer planes familiares, en la naturaleza y compartir momentos que siempre recordarán. Dejemos la tecnología a un lado y vamos a proporcionarles experiencias.

Darles ideas de lo que hacíamos nosotros a su edad cuando nos aburríamos

Los padres también nos aburríamos con su edad y podemos explicarles qué es lo que hacíamos para entretenernos, para darles algunas ideas y que ellos las apliquen.

Compartir con nuestros hijos algunas de nuestras actividades

Cuando cocinemos algo en lo que ellos puedan colaborar, podemos dejarlos que participen; también cuando hacemos la cama y ordenamos las habitaciones, etc. En definitiva, cualquier cosa en la que ellos puedan ayudarnos y sea adecuado para su edad será bienvenida para combatir el aburrimiento.

Ser más flexibles y dejar espacio a la creatividad

Para que los niños salgan del aburrimiento, necesitan crear y, para ello, no debemos ser rígidos y estar siempre diciendo que no. Es mejor que les dejemos hacer aquello que quieren, como utilizar algunos instrumentos de la cocina o, si están en el campo, dejar que jueguen con el barro, aunque acaben manchados.

Disponer de materiales reciclados o hacer manualidades

A todos los niños les encanta la idea de hacer manualidades con sus papis. Para ello, podemos utilizar cualquier material que tengamos reciclado, cartulinas, goma EVA, etc.

Niño aburrido mirando por la ventana.

Proporcionar momentos de relajación para los niños que se aburren en vacaciones

También podemos buscar algunos momentos para la relajación y para que estén tranquilos. Ponerles música, que respiren y que observen su alrededor para concentrarse en todo lo que sienten en su cuerpo.

Ver fotos de cuando éramos pequeños

Podemos sacar los álbumes que tengamos y ojearlos para ver las fotos antiguas de nosotros, de sus abuelos, de sus bisabuelos… Seguro que les encantará descubrir esas instantáneas de nuestro pasado.

Reducir el uso de pantallas

Aunque vayamos de viaje, es importante que no les dejemos el móvil ni ninguna pantalla para que se entretengan. Es mucho peor que ir observando el paisaje y jugando al veo-veo, por ejemplo.

Sobre los niños que se aburren en vacaciones

En definitiva, hemos podido ver algunas de las causas por las que los niños se aburren en vacaciones. También te hemos dado algunas ideas que puedes aplicar para que los pequeños no se acaben aburriendo durante este periodo no lectivo. Lo importante siempre es fomentar las actividades compartidas, las experiencias y los momentos en familia.

Asimismo, lo más importante es reducir al máximo el uso de las pantallas, puesto que esto les hará entrar en un bucle de aburrimiento continuo y no les será de ayuda para salir de ese aburrimiento. Tienen que fomentar su imaginación y buscar alternativas con nuestra ayuda. Así que, ¿a qué esperas para poner estas ideas en marcha?

It might interest you...
El aburrimiento estimula la creatividad infantil
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
El aburrimiento estimula la creatividad infantil

El aburrimiento estimula la creatividad infantil; dejar que los niños se aburran es necesario para que su desarrollo creativo pueda realizarse.



  • Martoglio, R. (2012). ¿Por qué se aburren los niños?. Diario La Voz del Interior, 25(07).
  • Antón, M. C. (2012). El aburrimiento. Perspectivas en Psicología, 9(3), 104-109.
  • Retana, C. (2011). Consideraciones acerca del aburrimiento como emoción moral. Káñina, 35(2).