Los niños y el acceso a internet: ¿cómo manejarlo?

27 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Elena Sanz Martín
Los niños de hoy en día nacen y se desarrollan en un ambiente tecnológico. Como padres, nuestra misión es orientarlos y supervisar su uso de internet para evitar los peligros.

Los niños y el acceso a internet es una de las áreas que más preocupa a los padres hoy en día. Las nuevas tecnologías y el acceso a la red son asuntos relativamente recientes. Debido a la falta de referentes de su propia infancia y al desconocimiento de este nuevo mundo, los progenitores pueden sentirse confusos respecto a qué límites es apropiado establecer para sus hijos.

Niños y el acceso a internet: una herramienta más

Para los adultos puede resultar sorprendente la soltura con la que los más pequeños manejan dispositivos electrónicos. De forma casi intuitiva, los niños se desenvuelven y disfrutan del mundo tecnológico.

Por tanto, no es realista tratar de mantener a nuestros niños al margen del universo en línea. Son hijos de su era y una excesiva restricción de su acceso a internet podría privarlos de una parte importante de su desarrollo social y educativo.

Internet es una herramienta que, en función del uso que se le dé, puede resultar positiva o negativa. Por un lado, nos provee de información, diversión y un nuevo modo de comunicación con las personas de nuestro entorno. Esto último especialmente resaltado en el caso de los jóvenes.Madre con su hija explicándole el buen acceso a internet con una tablet.

Por otro, nos permite acceder a contenidos que pueden resultar poco apropiados para los menores. Además, debido a la inmediatez de la recompensa que ofrece, puede volver a los niños más impulsivos, nerviosos o adictos a estos dispositivos.

Por tanto, la mejor opción que podemos tomar es aplicar el sentido común y la supervisión de la misma forma que lo hacemos en otras áreas de la vida de nuestros hijos. Ofreciendo orientación, poniendo límites y educando en unos valores que lleven al niño a desarrollar un criterio propio.

Claves para abordar el acceso a internet de los niños

Información

El primer paso para abordar el acceso a internet de nuestros hijos es conocer realmente a qué nos enfrentamos. No es beneficioso que los hijos sepan más de la red y los dispositivos que los padres. Busca información y trata de familiarizarte lo máximo posible con este mundo.

Es necesario contar con un nivel básico de manejo de estos dispositivos tecnológicos. Pero también hemos de conocer las redes sociales o videojuegos a los que están expuestos nuestros hijos. Solo de esta manera podremos formarnos una opinión ajustada y poner unos límites adecuados.

Por otro lado, hemos de proporcionar a nuestros hijos información verídica acerca de internet. Explicarles sus pros y sus contras y hablarles de los peligros que entraña. Igual que les instruimos para no hablar con extraños en la calle, hemos de hacerlo con los desconocidos de la red.

Normas básicas como no compartir información personal ni entrar en contacto con personas extrañas han de quedarles claras a los niños. No solo porque nosotros lo digamos, sino porque comprendan que entraña un peligro real.

Límites

Como padres hemos de supervisar y cuidar el uso que nuestros niños hacen del acceso a la red. Para ello, es conveniente que el ordenador se encuentre en una zona común de la casa y que estemos presentes mientras ellos navegan.Niño con un ordenador con acceso a internet.

Debemos establecer límites respecto a los horarios de uso de los dispositivos tecnológicos y los contenidos a los que se puede acceder. Existen distintos software de control parental que nos permiten restringir y supervisar estos dos aspectos.

Confianza

Establecer un vínculo de respeto mutuo y confianza con nuestros hijos es uno de los mejores recursos. Trata de ser partícipe de la vida de tu hijo tanto online como offline. En lugar de juzgar o criticar sus conductas en la red, muéstrate flexible y disponible para orientarlo.

Es importante controlar que los menores no compartan información o fotografías personales sin nuestra supervisión, pero trata de equilibrar control con confianza. Permítele demostrarte que es responsable.

Equilibrio

Por último, hemos de ver el acceso a internet como una parte más de nuestra vida. No hay que eliminarla por completo pero tampoco permitir que absorba todo el tiempo de nuestros hijos.

No es beneficioso utilizar los dispositivos electrónicos a modo de niñera ni permitir que los niños lo usen como una evasión de la realidad. Es importante ofrecerles otras alternativas de ocio: lectura, juegos de mesa, planes en familia. Hay que mostrarles el gran valor de la interacción social y de la vida en carne y hueso, que nunca podrá ser sustituida por internet.

  • Aguaded-Gómez, J. I. (2011). Niños y adolescentes: nuevas generaciones interactivas. Comunicar18(36), 7-8.
  • Bernardes, F. (2011). Niños online: riesgos, oportunidades y control parental. Nuevos Medios, Nueva Comunicación, 985-996.