Muguet: causas, síntomas y prevención

Pedro · 7 febrero, 2018
Aprende sobre el Muguet para prevenir este problema en los recién nacidos. Conoce sus causas, síntomas y consecuencias y ten en cuenta estas recomendaciones para evitar su aparición.

La aparición de Muguet, una infección bucal causada por el hongo candida albicans, puede ser bastante desagradable e incómoda. La infección en niños es más común de lo que pudiéramos llegar a pensar.

Es causada por el mismo hongo que puede producir dermatitis de pañal e infecciones vaginales. El nombre con que se le conoce comúnmente es candidiasis.

Causas del Muguet

Lo común es que nuestro organismo mantenga un equilibrio entre los microorganismos que habitan en él. Sin embargo, algunas veces ese equilibrio se ve alterado por diferentes razones. Es entonces cuando los hongos como el candida albicans empiezan a multiplicarse de forma acelerada, principalmente en la boca y faringe.

Cuando se presenta en niños mayores y adultos, es indicio de la presencia de desórdenes inmunológicos. No obstante, la candidiasis bucal se da comúnmente en los recién nacidos.

Una de las causas por la que el sistema inmunológico se puede ver afectado momentáneamente es el tratamiento con antibióticos para combatir otras infecciones.

Otro de los principales orígenes es el parto. Si la madre presenta una infección vaginal en el momento del nacimiento, el bebé entra en contacto con el hongo y se infecta fácilmente. También puede ser transmitido a través de la tetina del biberón.

Síntomas y tratamiento

El hongo se desarrolla en la zona bucal y cubre la lengua y paladar. Además, se esparce por la pared interna de las mejillas y la faringe; se presenta en forma de placas blancas de aspecto abultado y granulado.

Hay que tener mucho cuidado cuando se han desarrollado las placas. Si se raspan o rompen, se produce u sangrado abundante y el bebé puede negarse a mamar debido al dolor que le produce.

“La candidiasis bucal se da comúnmente en los recién nacidos”

Como se mencionó anteriormente, este hongo es también el responsable de la dermatitis de pañal. En ese caso, la infección se evidencia como pústulas de color rojo en vez de blanco. En el caso de la infección vaginal, también es similar a la dermatitis de pañal.

Por lo general, la infección suele desaparecer de forma espontánea. Sin embargo, es importante consultar al médico pediatra para que observe la severidad de la infección y recete el tratamiento adecuado.

El Muguet es una infección bucal que afecta la boca y la faringe del niño o bebé.

Los especialistas pueden controlar el hongo por medio del microscopio para determinar la causa. De esta manera, dan las recomendaciones apropiadas para prevenir la enfermedad en el futuro.

Para su tratamiento, generalmente se recetan medicamentos que deben ser administrados por vía oral, o bien, aplicados directamente sobre las placas que se forman en la boca y faringe.

También se recomienda extremar los cuidados de higiene. Deben incluir lavado con frecuencia las manos, cambiar el pañal con regularidad, evitar que el bebé se lleve las manos sucias a la boca y, en el caso de adultos, utilizar enjuagues bucales.

Prevención

Logicamente, para prevenir la infección con este hongo, hay que eliminar las causas que favorecen su transmisión:

  • En primer lugar, es necesario que las mujeres se realicen un examen de orina quince días antes del parto para verificar que no exista infección. Si resulta que presenta infección vaginal, se debe iniciar el tratamiento cuanto antes y verificar que se haya eliminado el problema por completo unos días antes del parto mediante otro examen de orina.
  • También es necesario desinfectar las tetinas del biberón de forma meticulosa. Como se mencionó, esta es una de las principales maneras en que se trasmite la infección. Lo mejor es hacerlo usando un esterilizador de biberones o introduciendo las tetinas en agua hirviendo durante 3 minutos, o al vapor durante 5 minutos.
La lengua blanca es una señal del Muguet en bebés.

  • Lo más importante y lo primero que no debemos descuidar es reforzar el sistema inmunológico del bebé. Para eso, la lactancia materna debe ser la única forma de alimentación hasta los 6 meses. Esta es la mejor manera de proporcionarle las vitaminas y minerales que necesita para mantenerse completamente sano.
  • Otra de las medidas para evitar el Muguet es el cuidado de la higiene. Se debe evitar que el bebé introduzca sus manos en la boca cuando esté sucias. También, si tiene dermatitis de pañal, puede tocarse por la molestia y luego llevárselas a la boca, y así transportar el hongo hasta la cavidad bucal.

“Para reforzar el sistema inmunológico del bebé, la lactancia materna debe ser, siempre que sea posible, la única forma de alimentación hasta los 6 meses”

Poner en práctica estos consejos puede ayudarte a prevenir el Muguet en el recién nacido y evitar muchas molestias para tu bebé. Tenlas en cuenta y no escatimes en los métodos de prevención.