10 mitos sobre las vitaminas en la alimentación infantil

Como adultos creemos saber mucho sobre las vitaminas, por eso suelen distribuirse distintos mitos acerca de este tema. Desde luego con toda buena intención, intentamos que los niños absorban las vitaminas de ciertos alimentos, pero cometemos errores. ¿Qué tanto sabemos sobre las vitaminas? ¿Cómo se pierden o se ganan por medio de la alimentación?

Por lo general repetimos aquella información que nos llegó de padres y abuelos. Además, es común que nos dejemos llevar por recomendaciones que no sabemos si están sustentadas. Muchos mitos sobre las vitaminas en la alimentación infantil, son la causa de que fallemos en su administración. A continuación te contamos de qué se trata

Las vitaminas en la alimentación infantil, principales mitos

En lo adelante podrás sentirte identificada con lo que vas a leer, quizá te lo repitieron desde niña o te lo han aconsejado como madre. Presta atención a lo siguiente para que evites estos errores.

  1. Si no tomamos el zumo muy rápido, se le van las vitaminas. Esto es falso, solo le puede cambiar el sabor, estas viven al menos 12 horas
  2. La vitamina C puede cortar el resfriado. No es cierto, previene que los efectos del refriado sean muy fuertes. Estudios recientes explican que no evitan este padecimiento y mucho menos lo eliminan

  1. Los suplementos vitamínicos sustituyen todas las otras vitaminas. Es un mito infundado, pues las vitaminas presentes en los alimentos de origen natural son insustituibles, todos son necesarios
  2. Las vitaminas provocan el aumento de peso. Por sí mismas estas sustancias no pueden hacernos engordar, lo que pasa es que generan más apetito y no nos sacian
  3. Sirven para prevenir el cáncer. Hasta ahora ningún estudio ha demostrado que esto sea cierto. Por lo tanto, el aumento en el consumo de ciertas vitaminas como la B, C y E; no aporta protección contra esta enfermedad
  4. Pueden sustituir el ejercicio. Algunas madres creen que un aporte de nutrientes suficiente, puede otorgarle todos los beneficios. Sin embargo, el ejercicio es insustituible
  5. Estos componentes son capaces provocarnos alergias. No se ha comprobado que por la acción vitamínica, una persona puede sufrir reacciones alérgicas. Sin embargo, algunos complementos de fabricación artificial podrían causar ciertas alergias, dependiendo de distintos factores
  6. La efectividad de la vitamina aumenta cuando la tomas en ayunas. Es falso, en cualquier hora del día harán el mismo efecto. Se sabe que cuando algunas se adsorben mejor cuando las tomamos junto a otros alimentos, tal es el caso de la vitamina A, D, E y K
  7. Otro mito algo difundido es que estos componentes pueden evitar problemas cardiacos e incluso infartos. Hasta ahora no existe demostración científica sobre este particular
  8. Se cree que para tomar vitamina C, solo es suficiente comer cítricos. Sin embargo, se ha confirmado que esta vitamina se puede obtener de diversas fuentes.

Comer es una necesidad, pero comer de forma inteligente es un arte.

-La Rochefoucauld-

Lo que sí está confirmado por la ciencia sobre las vitaminas

 

Se ha descubierto que existen 13 vitaminas, muchas de las cuales deben ser consumidas a diario. Cuando se produce un exceso de alguna de estas sustancias en el organismo, este puede ser eliminado a través de la orina.

Sin embargo, no todas son hidrosolubles, es decir, no pueden disolverse en agua. Estas se conocen como liposolubles, que se acumulan en el organismo, causando problemas. Por ejemplo, sucede en el caso de la vitamina A, las D, E y K. Otros datos importantes son los siguientes.

  • Es un hecho que el exceso de vitaminas puede causar problemas de salud. Por ejemplo, cuando consumimos demasiado vitamina E, podemos contribuir al envejecimiento de las células
  • La vitamina D, que la obtenemos principalmente por medio de la luz solar, es preferible tomarla por medio de tabletas
  • Aquellos productos comerciales a base de plantas no son totalmente naturales, por lo cual, pueden ser peligrosos. El exceso es dañino aun cuando sea proveniente de productos de origen natural
  • Los llamados “superalimentos”, por ejemplo chocolate negro, espárragos, manzana, col rizada, arándanos, quinua y brócoli, nos aportan gran cantidad de vitaminas
  • La vitamina C es muy apropiada cuando queremos quemar grasas.

 

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar