Método Ferber para dormir al bebé, ¿realmente funciona?

Gladys · 6 febrero, 2017

Uno de los retos más difíciles para los padres es que sus bebés aprendan “solos” a conciliar el sueño. Es probable que en medio de la desesperación hayas intentado aplicar técnicas radicales como el método Ferber. A continuación analizaremos si esta estrategia para dormir al bebé realmente funciona.

Básicamente el Método Ferber consiste en enseñarles a los niños a dormir por su propia cuenta. Creándoles una rutina para conciliar el sueño sin ayuda de mami o papi

El método en cuestión ha generado fuertes controversias en todo el mundo, porque invita a los padres a que dejen solos a sus pequeños en la habitación. Sin importar que estén o no llorando por breves lapsos de tiempo, hasta que se duerman. Algunos expertos no lo consideran apropiado y otros sí, lo cierto es que es una decisión de cada familia.

Muchos bebés que llegan a los cuatro o cinco meses pueden empezar a presentar grandes dificultades para dormir y empiezan a llorar desconsoladamente. Como padres nos asusta esta situación y quisiéramos tener una varita mágica que lo calmara y se durmiera con el sonido de nuestro corazón. Pero la realidad es otra y hay que solucionarla.

Algunos pediatras explican que esta irritabilidad se debe a que ellos no reconocen el sueño y lo manifiestan como un malestar corporal. Incluso, creen que en la medida en que se rinden al cansancio, ellos sienten un vacío que les impide relajarse por completo.

Existen muchas estrategias que puedes aplicar al caer la noche para que tu bebé se sienta más tranquilo:

  • Relajarlo físicamente. Bañar al bebé con agua tibia y darle un masaje con aceites naturales.
  • Crear un ambiente tranquilo. Evitar estímulos visuales  y sonoros.

¿De qué se trata el Método Ferber?

metodo-ferber-4

Richard Ferber fue el fundador y director del Centro Pediátrico para los Trastornos del Sueño en el Hospital Infantil de Boston. El pediatra insistía en que para que un niño aprendiera a dormir, había que dejar que lo hiciera solo.

En su libro titulado “Solucione los problemas de sueño de su hijo” describió claramente su método. El cual consiste en dejarlos llorar cuando quieran acostarse a dormir. Es decir, cuando ya se encuentre física y emocionalmente preparado para hacerlo.

Una vez ha llegado este momento, papá o mamá deben seguir unos hábitos llenos de cariño y colocar al bebé solo sobre la cama despierto, por períodos que se vayan prolongando.

Y ¿qué se debe hacer si está llorando? Ferber nos dice que debemos dejarlos tranquilos. A pesar de que estén manifestando sus emociones. Para algunas personas este método es algo inaceptable. No obstante, para Ferber se trata de una espera progresiva.

Durante estos lapsos de tiempo, el médico insistía en que no debías cargarlo, para que ellos vayan entendiendo el procedimiento. Se puede comenzar con un período tiempo de cinco minutos. Posteriormente la madre puede ir aumentándolos, en la medida que se sienta cómoda con esa decisión.

Una nueva visión del Método Ferber

ferber-2

En 2006, se publicó una nueva edición del texto que publicó Ferber, ofreciendo una visión más clara de lo que siempre había defendido. Ciertos especialistas consideraron que se había retractado. Sin embargo, todo indica que lo que hizo fue aclarar lo que intentaba decir.

En cuanto a dejarlos llorar, explicó que no estaba de acuerdo con permitir que se quedaran por largo tiempo solos, mientras lloraban sin consuelo. Según él, muchas tácticas intentaban evitar el llanto  innecesario.

Por otro lado, se mostró menos enfático con el tema de que dormir junto a ellos no era positivo. En esta nueva oportunidad, aclaró que un niño que duerme junto a sus padres no va a presentar dificultades para reconocerse como individuo. Adicionalmente indicó que la madre debe hacer lo que la haga sentir más cómoda.

Dos décadas después, también se mostró menos crítico con las siestas del bebé. En esta versión actualizada del método, los padres tienen la facultad de adaptarlo a las costumbres y necesidades particulares.

Muchas controversias que se han generado sobre esta estrategia que pretende ayudar al niño a que duerma, probablemente han sido por falta de información. Por otro lado, los promotores del sueño sin llanto insisten en que esto será perjudicial para el desarrollo del chiquitín.

Lo cierto es que la decisión es tuya y solo tú podrás ayudarlo a entender algo tan natural como el sueño. No te angusties, elige lo que consideres mejor para él y para tu familia, recuerda que eres su principal apoyo para su desarrollo.