El método canguro: cápsulas de amor para bebés prematuros

María José 30 diciembre, 2015

Las personas somos parte de la naturaleza y debemos aprender mucho de ella. La naturaleza otorga a las madres el instinto maternal y una de las cosas que nos dice este instinto en cuanto las mujeres somos madres es que nuestro bebé necesita de nuestro tacto, necesita el calor de nuestra piel.

Tu bebé necesita sentir que es una prolongación de ti, necesita la seguridad que tu olor y tus manos le otorgan, debe escuchar el latido de tu corazón para tranquilizarse, igual que hacía cuando se encontraba en tu vientre. El método canguro, es una forma eficaz para los bebés, sobre todo cuando son prematuros.

¿Qué es el método canguro?

El método canguro es la mejor forma que tienen las madres de darle el amor que necesitan sus bebés prematuros para poder seguir desarrollándose y crecer fuertes. Atrás ha quedado que los bebés prematuros estuvieran en incubadoras y que los padres no tuvieran la oportunidad de estar con sus bebés por miedo a las infecciones. Los bebés cuando nacen necesitan a sus madres, no sólo para establecer el vínculo sino también para poder evolucionar mejor en sus primeras semanas de vida.

El método canguro se aplica cuando un niño necesita una incubadora (pero también es ideal para todos los recién nacidos) porque es muy pequeño. Actualmente para poder realizar este método, tanto el padre como la madre deben desplazarse al hospital varias veces al día para poder coger en brazos a su bebé y apoyarlo en el pecho haciendo que su pequeño pueda sentir el “piel con piel”, igual que lo hace un bebé canguro en la bolsa de su madre.

baby-784607_640

Es emocionalmente necesario para la madre y para el bebé

Para una madre no hay nada más desgarrador que el que no pueda tener a su bebé en brazos todo el tiempo que necesita sentirlo y darle su calor desde el momento en que nace. En este sentido, el método canguro es necesario para la estabilidad emocional de la madre, pero también del bebé.

Los bebés que pueden beneficiarse de este método tienen las defensas más altas, respiran mejor, tienen una temperatura adecuada, ganan peso y se nota que están más felices. Por algo será, ¿verdad? Una fría incubadora con personal médico que aunque hacen bien su trabajo no tiene vínculo emocional con el bebé, nada tiene que ver con el cariño que proporciona una madre a su hijo.

Todos los recién nacidos necesitan el método canguro

Aunque es cierto que los bebés prematuros deben beneficiarse del método canguro, todos los bebés necesitan sentir a su madre aunque no sean prematuros. Cuando un bebé nace lo primero que necesita es sentir la seguridad y la comodidad que ofrece su madre. Al estar colocado piel con piel en el pecho de la madre, el bebé se estabilizará mejor que en una incubadora o una cuna climatizada. El bebé se calma escuchando los latidos del corazón de su madre, gracias también a su olor y al sonido de su voz.

La respiración de la madre estimula la respiración del bebé, el calor del cuerpo de la madre ayuda a regular la temperatura corporal del pequeño (la temperatura del pecho de la madre se eleva dos grados para calentar al bebé gracias a la sincronía térmica materno-infantil) y además, el calostro alimenta al pequeño en cuanto empieza a amamantarse. Esto facilitará que la experiencia fuera del cuerpo de la madre no sea tan brusco y pueda sentirse acogido y en casa.

baby-499976_640

El padre también cuenta

Aunque es cierto que la madre es la que está naturalmente indicada para hacer el método canguro porque es quien ha llevado al bebé en su vientre durante los nueve meses que dura el embarazo, no podemos olvidarnos que el papá también tiene un papel muy importante en todo. La voz de papá también es familiar y relajante para el bebé y también puede ayudar a mantener al bebé con una buena temperatura corporal. El bebé también necesita crear un vínculo emocional con sus padres y tener un contacto temprano con ellos.

Te puede gustar