Ser mamá es elegir serlo: El instinto maternal es un mito

Gladys González·
09 Abril, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Ana Couñago al
09 Abril, 2020
El instinto maternal impulsa a proteger y cuidar a los hijos después de nacer. Sin embargo, la maternidad no es un instinto sino más bien una gran decisión.

La maternidad es considerada como un instinto innato que impulsa a las mujeres a proteger y cuidar a sus hijos una vez que han nacido. Sin embargo, para algunas mujeres el instinto maternal es un mito.

“Tomar la decisión de tener un bebé es trascendental: significa decidir que desde ese momento tu corazón empezará también a caminar fuera de tu cuerpo”.

-Elizabeth Stone-

¿Instinto maternal o elección?

Una madre naturalmente sabe cómo cuidar  y proteger a su  hijo, estas palabras resumen el concepto de lo que se conoce como instinto maternal. Sin embargo, cada día observamos cientos de hechos que nos alejan de tan sublime creencia convirtiéndola en un mito y  pensamos que “ser mamá es elegir serlo”.

Cultural y tradicionalmente las mujeres han sido educadas para conseguir una pareja, casarse y procrear. Pero actualmente, son muchas las mujeres que deciden no seguir este camino y por distintas razones no tienen la motivación, disposición o el tiempo para cumplir con el rol de madre.

Para ser mamá es conveniente poseer cierta madurez emocional que permita estar preparada para llevar a cabo de una manera eficaz la gran demanda de cuidados y amor que un nuevo bebé necesita.

Dependiendo del significado que tenga la mujer acerca de la maternidad, la relación con su madre y pareja, esta experiencia será placentera o una gran fuente de conflictos y sacrificios.

Las  vivencias, educación y entorno social,  también serán factores que eventualmente influirán en la elección de ser o no madres.

Madre creando un vínculo de apego muy fuerte con su hijo.

La decisión de tener hijos es una elección propia

Para tomar dicha decisión, es muy importante tener un proyecto o planificación en el que se tenga muy claro lo que se quiere hacer para cumplir las propias expectativas como mujeres y madres.

Algunas mujeres prefieren realizarse profesionalmente para contar con un respaldo económico, antes de asumir la maternidad. Con un respaldo financiero pueden buscar la ayuda de una persona que les ayude con tan vital tarea, mientras continúan con una carrera en ascenso.

Para otro grupo de mujeres ser madres es su prioridad, por lo cual el cuido y protección de su hijo lo asumen de forma natural desde el momento en que el pequeño llega a sus vidas.

El apoyo que brinde la familia y la pareja es importante, ya que de esto dependerá que la mujer tenga mayores herramientas emocionales y económicas para sacar adelante a su nuevo hijo.

Aspectos que se deben tener en cuenta antes de ser madres

Ser madre es una experiencia única y gratificante para toda mujer. No existe el momento perfecto en la vida para elegir ser madres, pero sin embargo es bueno repasar y considerarse una serie de aspectos para tomar una decisión responsable:

  • La mujer debe tomar en cuenta si la relación de pareja está en un buen momento y está de acuerdo en traer un niño al mundo.
  • La edad no tiene por qué ser un problema, cualquier mujer que se lo proponga puede tener la capacidad  y  recursos adecuados para mantener y cuidar a su hijo.
  • Acudir a un especialista de la salud es uno de los pasos más importantes antes de ser madres.
  • Antes de considerar tener un hijo, la mujer debe alejarse de todos aquellos hábitos tóxicos que puedan dañar la salud del bebé, tales como: el cigarrillo, el alcohol, comidas altas en grasa y azúcar, entre otros.

Algunos consejos

Seguidamente se mencionan algunas consejos adicionales que debemos tomar en cuenta cuando estamos tomando la decisión de ser madre:

  • La mujer debe pensar cuántos hijos quiere tener y en que períodos de tiempo.
  • Se debe consultar con la pareja para saber qué piensa al respecto, si está preparado, si posee las condiciones adecuadas para colaborar con los cuidados del niño, etc.

Pareja en el mate

  • En el caso de que la mujer sea soltera pero decida tener un hijo por cuenta propia, debe considerar tener un fondo de reservar previo que le permita costear cualquier eventualidad.
  • Si la mujer considera que no tiene las competencias para ser una buena madre, pero aun así desea serlo, es aconsejable que consulte con un profesional que la oriente en sus dudas y miedos.

Lo importante es tomar consciencia de tan importante decisión de vida, tener el corazón dispuesto y la mente abierta para hacerlo lo mejor posible, para así criar a los hijos con  mucho amor y dedicación.