Maternidad y estudios universitarios pueden ser compatibles

Para nadie es un secreto que en ocasiones la maternidad puede ser un obstáculo para continuar nuestras vidas tal como eran antes de ser madres. Una de las principales actividades que podrían suspenderse son los estudios universitarios, sin embargo, hay muchas maneras de compatibilizar la labor de madres con nuestra formación académica, puede ser complicado, pero no imposible.

Los motivos para querer continuar nuestra carrera se transforman con la llegada del bebé, pronto comenzamos a valorar unas cosas más que otras y por lo general la maternidad absorbe todo nuestro tiempo. Ser mamá es desde luego lo más importante, pero podemos encontrar las maneras de desarrollarnos profesionalmente sin entorpecer nuestra labor.

Estudiar a nivel universitario y ser mamá al mismo tiempo, son dos roles que puede compatibilizar si planificamos bien nuestro tiempo. Como sabemos, un gran número de mujeres pueden quedar embarazadas mientras estudian, sin embargo, no existe mucho apoyo para ellas; por lo tanto, quienes decidan continuar deben hacer un gran esfuerzo.

Estudiante y madre

Realizar estudios universitarios mientras estamos embarazadas no es el todo imposible, de hecho, es casi tan sencillo como si no lo estuviéramos; sin embargo, cuando el bebé nace las cosas cambian drásticamente. Si somos madres primerizas las complicaciones se duplican, eso sin contar con el apego excesivo en los primeros meses; para retomar nuestra vida normal, es preciso hacer muchos cambios.

Las obligaciones académicas pueden ser mucho más exigentes en la universidad, pero hay ventajas en cuanto al tipo de educación, pues es diseñado para adultos que pueden adecuarse a horarios y todo el sistema en general. Soledad Sepúlveda, psicóloga encargada de la Dirección de Asuntos Estudiantiles de la Universidad del Pacífico, afirma que esta es la historia de muchas mujeres, en las cuales se observa el empeño y sacrifico diario.

d2159a91649e531d23e8b653ff325a9b

En gran medida estudiantes que son madres, adaptan su proyecto de vida en relación a su bebé y lo que esperan para él en el futuro. Es por ello que lograr terminar sus estudios es un compromiso que adquieren con su nuevo rol, razón que les permite salir adelante con valentía, energía y dedicación.

De igual manera, otra elevada cifra de madres decide abandonar sus estudios porque su labor no les permite mayor disponibilidad. Al respecto, la Dra. Sepúlveda  advierte en que es algo en que todos los involucrados podemos ayudar; asegura que abandonar uno de sus roles no resuelve el problema, al contrario, asumir otros roles es la clave del éxito.

¿Cómo compatibilizar estudios universitarios con la maternidad?

Los especialistas recomiendan que la madre estudiante se active con la mayoría de sus contactos, por lo general hay personas a su alrededor que están dispuestas a ayudarles, además, es muy posible que exista obligación como en el caso del padre.  Aunque no en todas partes existen redes de apoyo especializadas y legalizadas para tal fin, es posible crear las nuestras.

Muchas compañeras de universidad estarán pasando por lo mismo, algo que podría servir para crear las redes de apoyo que necesitamos. En nuestras familias también podemos encontrar ayuda, en especial cuando la requerimos por una razón tan importante; a esto se refiere la Dra. Soledad Sepúlveda cuando indica que asumir otros roles nos puede favorecer.

53f5b9ce1a64cad511076b6e771d24d4

Roles como el de hija, esposa, hermana o sobrina, nos llevan a establecer relaciones amplias y duraderas; volver a nuestra vida familiar implica que podamos conectar la ayuda que necesitamos. Independientemente de las circunstancias en las que se haya producido nuestro embarazo, siempre la llegada del bebé cambia la perspectiva de la mayoría de las familias.

Los principales consejos que la psicóloga nos da al respecto son los siguientes:

  • Buscar apoyo en todos los aspectos de su nueva vida. No solo se trata de una ayuda extra para cumplir con ambos roles, a veces es suficiente la compañía y los buenos consejos.
  • A partir de ahora es muy conveniente que desarrollemos la flexibilidad, pues nuestros planes habrán cambiado sin vuelta atrás. Las metas deben modificarse para que podamos cumplir a cabalidad; ya no estudiaremos en los mismos lugares y horarios, además, es conveniente que las asignaturas comiencen a ser menos.
  • Es recomendable adecuar nuestros hábitos de estudio y modificar las estrategias de aprendizaje, pues en estas circunstancias necesitaremos aprender de maneras diferentes.
  • Cuidar nuestra salud es muy importante; si no descansamos adecuadamente y nos esforzamos demasiado, pronto nuestro cuerpo nos lo demandará, esta es la principal razón por lo que la mayoría renuncia.
  • Prueba ganar la empatía de tus compañeros de estudio, de manera que puedan estar seguros de que estas comprometida con tus responsabilidades académicas a pesar de tu situación. Una vez que tus compañeros comprendan que pueden contar con tu participación activa, podrán acceder a flexibilizar horarios y tiempos de reunión.
  • También debemos saber que el sistema educativo está facultado legalmente para facilitar la inserción y permanencia de mujeres embarazadas en todos los niveles e educación. Por esta razón, es posible que los procesos sean apoyados de manera individual para garantizar los derechos de las madres que estudian, de acuerdo a la ley.

 

Categorías: Ocio y maternidad Etiquetas:
Te puede gustar