Ser madre soltera: el embarazo sin compañero

Gladys3 3 noviembre, 2015
Ser madre soltera sí tiene su lado positivo. ¡Descúbrelo!

A menudo, ser madre soltera es visto como un desafío más que como una oportunidad para volver a empezar y disfrutar ciertos aspectos de la vida. Sí, sabemos que no es fácil llevar un embarazo sin compañero y, posteriormente, criar solas a nuestros hijos. Pero tampoco es el fin del mundo.

Una madre soltera sabe que, aunque el panorama pueda parecer atemorizante, hay un mundo de posibilidades frente a nosotras. Todo dependerá, en gran parte, de nuestra actitud y cómo decidamos vivir nuestro día a día. 

Independientemente de que lleve o no un embarazo sin compañero, debemos tener en cuenta que, necesitamos valorarnos y aceptarnos a nosotras mismas primero, para todo en la vida.

Solo así podremos establecer una buena salud psico-emocional así como una relación saludable con todo aquel con el que interactuemos.

Y lo más importante: una buena salud psico-emocional nos ayudará a tener la fortaleza y el entusiasmo necesario para ese bebé que, desde la primera ecografía, está presente en nuestras vidas.

El compromiso contigo misma, a la hora de practicar el amor propio, debe ser constante si queremos mantenernos satisfechas y contentas con nosotras mismas.

El embarazo sin compañero, una realidad

A pesar de que no tengamos un compañero sentimental en este momento, la vida no termina. Tampoco debe terminarse el amor propio ni todas aquellas capacidades que tenemos.

¿Dejamos de ser hermosas solo por el hecho de estar solteras? No. ¿Dejamos de ser buenas en cierto ámbito por el hecho de no contar con el padre de nuestro bebé? No. ¿Dejamos de valer por el hecho de haber llevado un embarazo sin compañero? NO.

Es cierto que, hoy en día, existen muchísimos casos de madres solteras pero eso no implica que sean infelices o que no consigan superarse en la vida y salir adelante. De hecho, las madres solteras son más fuertes de lo que piensan. 

Es completamente normal que experimentes altibajos emocionales, somos seres humanos. Pero no olvides que, a pesar de las adversidades, puedes ser la mejor madre del mundo.
Un embarazo sin compañero es una oportunidad para disfrutar de nuestros hijos.

En tus manos está la decisión de transformar lo negativo en positivo y aprovecharlo para obtener beneficios. Recuerda, solo sumando se puede mantener la ilusión y las ganas de vivir para nosotras mismas y para nuestros hijos.

La importancia del apoyo en un embarazo sin compañero

“Porque cada día es un comienzo nuevo. Porque esta es la hora y el mejor momento. Porque no estás solo, porque yo te quiero”– Mario Benedetti.

El embarazo sin compañero es una experiencia que quizás amerite cierto apoyo. Bien sea familiar, de los amigos o de un terapeuta. Nosotras elegimos. Lo importante es expresarnos y no reprimir, bajo ninguna circunstancia, nuestras emociones.

Tanto un curso prenatal como asistir a un grupo de apoyo en el cual participen mujeres con una situación similar puede resultar de gran ayuda. En estos lugares se brindan excelentes herramientas para gestionar nuestros pensamientos y emociones de una forma saludable.

Consejos para la vida tras el embarazo sin compañero

  • Debes evitar hablar mal del padre al niño, ya que esto puede acentuar el sentimiento de rechazo y dolor que podría estar experimentando el niño en su crecimiento.
  • Haz cambios en tu rutina si las codas no funcionan.
  • Recuerda siempre que: el embarazo sin compañero no es un callejón sin salida, sino una puerta abierta a una nueva posibilidad.
  • No alimentes la nostalgia y la tristeza, pero tampoco las reprimas. Permítete recordar, pero que los recuerdos no te lastimen en tu presente.
  • Cuídate. Haz lo que te apasiona, delega responsabilidades, date tiempo para ti. Esto te ayudará a recargar energías.
  • No busques ser como el gigante Atlas y cargar con todo el peso del mundo sobre tus hombros. Pide ayuda si la necesitas. 
Un embarazo sin compañero no es el fin del mundo.

En actualidad, ser madre soltera demuestra fortaleza y valentía.

  • Ten confianza en ti misma. A pesar de los tropiezos, lo estás haciendo lo mejor que puedes.
  • Divertirse con amigas y salir a distraerse es muy importante. Una madre debe tener en cuenta que es un ser humano como cualquier otro, con aspiraciones y sueños.
  • Disfruta de tus hijos, de su amor, de su inocencia, de su asombro por el mundo que se extiende ante sus ojos y atrévete a redescubrirlo a su lado. ¡Permítete ser feliz! 
Te puede gustar