Ser madre es hallar la felicidad en la felicidad de tus hijos

Amanda Sánchez Peralta·
04 Febrero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Ana Couñago al
04 Febrero, 2020
Ser madre es una experiencia única, que te hace amar a tus hijos por encima de todo.
 

Ser madre te permite hallar la felicidad en la felicidad tus hijos, es una condición que la maternidad proporciona. Difícilmente una madre no pueda sentirse contenta al ver que sus pequeños lo están también.

La felicidad en sí no depende de la maternidad, no por tener hijos te vuelves feliz instantáneamente. De hecho, son muchos los desequilibrios emocionales a los que una se enfrenta.

El sacrificio que supone la maternidad

Cuando hablamos de madres, hablamos de sacrificio, buena disposición, comprensión y apego por una persona que no eres tú misma. Poder volcarse en amor y en atenciones hacia otras personas, es algo que solo las madres son capaces de hacer con toda complacencia.

Estudios revelan que quizá las madres sean menos felices que aquellas mujeres que no los son, incluso, explican una especie de felicidad puntual que muchas veces es opacada por las responsabilidades de su rol. Sin embargo, nadie puede poner en duda que muchas de las acciones que lleva a cabo una madre, están enfocadas en conseguir la dicha de sus hijos.

En parte, el hecho de que científicamente se considere que las madres no son tan felices como se podría creer, se debe a esa falta de autonomía que se obtiene con la maternidad. Por lo que una puede sentirse muy agobiada y estresada.

d135bff7da6b90e909697b543cd784e5
 

Pero, lo que queda claro es que, en cualquier otro rol que una asuma en la vida (hermana, esposa, tía, madrina, etc.), quizá no se esté tan capacitada para hallar la felicidad en la felicidad de otro.

¿Los hijos dan la felicidad?

Se cree que los hijos te ayudan a ser feliz y te permiten alcanzar picos de felicidad muy altos. Sin embargo, quizá el simple hecho de ser madre no te otorga la dicha total. Los hijos no dan la felicidad, esta se consigue en aspectos de la crianza, la educación y la relación que se forma poco a poco.

Cuanto más independientes son los hijos, más se aleja una mujer de la idea preconcebida que se hizo de ellos. Al principio, una se ilusiona, pensando que los niños serán perfectos. Pero, cuando comienzan a parecerse menos a lo se deseaba, entonces se vuelve a la realidad y, en ese momento, nace un sentimiento que te permite encontrar tu propia felicidad en la de ellos, te gusten o no sus decisiones.

Tener hijos y ser felices no es equivalente, al contrario, según los expertos, existen más riesgos de ser infelices siendo padres. Por lo general, los niveles de satisfacción de las personas con hijos, son inferiores a las de aquellas que no los tienen; lo cual se puede deber al hecho de que los hijos tampoco son felices.

Desgraciadamente, muchos niños no están conformes con lo que tienen, no agradecen o valoran los esfuerzos de sus progenitores y en gran medida rechazan las muestras de afecto. Esto indica que quizás estén buscando la felicidad en el lugar equivocado, pero esto es consecuencia de la educación en valores que han recibido.

 
fdb8f3d10a394f8682fe0c25db080caf

Ser madre es hallar la felicidad en la felicidad de tus hijos

Una madre, en la mayoría de los casos, siempre está dispuesta a complacer a sus hijos en todo lo que sea posible.

Por lo general se tiende a idealizar la maternidad, tal como si fuera el estado perfecto; pero quizá es la armonía lo que puede convertirse en un tope de la dicha.

La maternidad te puede llenar de momentos felices que hay que aprovechar, de lo contrario no se alcanzará realmente la plenitud. Buscar la satisfacción personal en la de tus hijos es un plus que ser madre te brinda, la felicidad de tus hijos depende de ti, y la tuya, de ellos.

  • Bowlby, J. (1986). Vínculos afectivos: formación, desarrollo y pérdida. Madrid: Morata.
  • Bowlby, J. (1995). Teoría del apego. Lebovici, Weil-HalpernF.
  • Garrido-Rojas, L. (2006). Apego, emoción y regulación emocional. Implicaciones para la salud. Revista latinoamericana de psicología, 38(3), 493-507. https://www.redalyc.org/pdf/805/80538304.pdf
  • Marrone, M., Diamond, N., Juri, L., & Bleichmar, H. (2001). La teoría del apego: un enfoque actual. Madrid: Psimática.
  • Moneta, M. (2003). El Apego. Aspectos clínicos y psicobiológicos de la díada madre-hijo. Santiago: Cuatro Vientos.