Los vicios, enemigos de cualquier embarazada

Sabemos que los vicios definitivamente no son buenos, y si se está en la dulce espera pues muchísimo menos. Los vicios son los enemigos de cualquier embarazada. Consumir una determinada sustancia o desarrollar alguna práctica puede que nos parezca algo inofensivo a corto plazo, pero cuando se está embarazada, sin duda, se transforma en una amenaza.

Un vicio no es más que un mal hábito, y para que se considere un hábito debe realizarse de forma repetida. Es esa actividad que realizamos constantemente y que genera un impacto en nuestro organismo, en nuestra mente y también en nuestras emociones.

Puede que en un determinado momento no seamos conscientes de que tenemos o luchamos contra un vicio, pues se convierte en algo tan natural que lo vemos como una parte más de nuestra vida.

Identificar un vicio y desarraigarlo de nuestras costumbres puede que no sea tan sencillo, pero traer una vida al mundo debería ser una razón de peso para liberarnos de eso que a la larga nos hace tanto daño

Vicios vs la salud de tu bebé

Los vicios 3

Como bien dicen por allí, todos los excesos son malos. Quizá sin darnos cuenta incurrimos en excesos que se convierten en vicios y como toda acción, tienen una consecuencia física, mental y social.

Reconocer que se tiene un vicio es el primer paso para erradicarlo de nuestra vida y de la del futuro integrante de la familia

Una persona que fuma, a menudo es juzgada por quienes no comparten el hábito, aunque es un hecho socialmente aceptado, pero si es una embarazada quien lo hace, el rechazo se pone de manifiesto. Sostener un vicio es una decisión personal, pero si ello involucra una vida indefensa es imperativo reconsiderarlo.

Cuando se está embarazada los vicios que podamos tener se convierten en el enemigo número uno del desarrollo de nuestro bebé, constituyen una amenaza para nuestra vida y mucho más para la de nuestro hijo. Ya no es nuestra salud la que está en juego sino la de la persona esa criatura que está por venir.

Los vicios y sus efectos durante el embarazo

Los vicios 2

En tus manos está el tener un embarazo sano, libre de amenazas para ti y para tu bebé. Informarse y educarse sobre hábitos saludables durante esta etapa puede ser de gran ayuda.

Eliminar los vicios no solo contribuirá a fortalecer el sistema inmunológico de ambos, es una decisión que garantizará tu vitalidad y bienestar. Conoce aquí algunos efectos de los vicios que pueden afectar el desarrollo de tu bebé.

  • Tabaquismo. Algunas fumadoras creen que el efecto de la nicotina en sus cuerpos es mínimo, y que por tanto no afectará al bebé. Lo cierto es que el tabaco genera espasmos en los vasos sanguíneos y alteraciones cardíacas en el feto. Abortos espontáneos, parto prematuro, peso bajo y labio leporino son solo algunas de las consecuencias que podría traer el fumar durante el embarazo.
  • Ingerir alcohol. El consumo en exceso de alcohol durante el embarazo puede generar efectos irreversibles, pues la sustancia pasa directamente al bebé a través del cordón umbilical. Según especialistas, la ingesta de alcohol puede generar el Síndrome Alcohólico Fetal (SAF), que contempla problemas físicos y psicológicos.
  • Ingesta de cafeína y bebidas gaseosas. Aunque parezca inverosímil, la cafeína tiene la capacidad de metabolizarse lentamente y atravesar la placenta, lo que en algunos casos podría generar un aborto espontáneo. Asimismo, el consumo excesivo de refrescos puede generar un parto antes de tiempo.

Futura mamá, insistimos en que los excesos que se convierten en vicios son los enemigos de tu cuerpo y el del bebé que está por venir. Está claro que solo un poquito de café no te hará abortar, pero la ingesta en demasía de esta bebida a diario si dejará secuelas que pueden resultar irreversibles.

La clave es encontrar el equilibrio entre lo que consumimos y que irremediablemente llevamos a ese bebé que tenemos dentro. Mientras desarrollemos hábitos más saludables estaremos abonando el terreno para que nuestro pequeño venga al mundo mucho más sano y feliz.

Poner por encima de todo el bienestar de nuestro futuro bebé debe ser la premisa para deshacernos de todo vicio o mala costumbre. Saber que lo que hoy hagamos y consumamos afectará para bien o para mal a nuestro hijo es fundamental.

Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar