Los síntomas de la ovulación más comunes

Cada cuerpo manifiesta cambios de manera diferente, pero es verdad que las mujeres pueden recibir señales comunes mientras ovulan. ¿Cuáles son?
Los síntomas de la ovulación más comunes

Escrito por Corina González

Última actualización: 25 diciembre, 2021

El cuerpo de cada mujer es diferente. Por ende, responderá a su manera ante los síntomas de la ovulación y otros cambios hormonales que experimente, pero vale la pena conocerse a sí misma y entender por qué una vez cada mes se producen estos cambios.

En algunos casos las damas tienen la precisión de un reloj en sus ciclos, por lo que ovulan el mismo día de cada mes. Mientras que otras no pueden precisar con exactitud la fecha de ovulación ya que la misma es variante. Antes de profundizar, definamos:

¿Qué es la ovulación?

Cuando uno de los ovarios libera un óvulo se dice que ha ocurrido una ovulación. Una vez liberado, el óvulo puede ser fertilizado e implantado en el útero, propiciándose así el inicio del embarazo.

El período más fértil de una mujer se presenta cinco días antes y el mismo día de la propia ovulación (es decir, como bien explica el Instituto Materno Infantil, entre el día 11 y el día 21 del ciclo menstrual). Así, en los últimos tres días de este proceso es cuando la mujer tiene más posibilidades de quedar embarazada.

Los síntomas de la ovulación.

Algunas piensan que su ciclo menstrual inicia y termina con el período y la verdad que esto es tan solo una parte. La menstruación trae consigo síntomas físicos y emocionales. Sin embargo, el ciclo menstrual no es el único evento que envía señales.

Síntomas de la ovulación más comunes

Los síntomas de la ovulación son notorios en algunas chicas y para otras pasan desapercibidos. Además, es probable que quienes los hayan experimentado, no los asocien al hecho de que están ovulando. Por todo ello, aquí se describen algunos para que puedas reconocerlos.

1. Dolor de cabeza

Este es uno de los síntomas más comunes. Si la mujer es regular en sus fechas de menstruación, puede comprobar que esté sufriendo de dolor de cabeza a causa de la ovulación y no por otra razón. De hecho, como bien explica la especialista Nicole Telfer, la carga hormonal que varía en el organismo es la causante de esta dolencia. Algunas mujeres incluso presentan migrañas menstruales en estos períodos.

La presencia de este malestar no debe causar preocupación, pero si su intensidad es considerable es preferible consultar al médico para un tratamiento alternativo. Asimismo, con la toma de anticonceptivos orales estos dolores pueden aumentar de intensidad y frecuencia. Se pueden reconocer porque la mayoría se presenta a un lado de la cabeza y, en estos casos, se recomienda consultar al ginecólogo para hacer cambio de marca de pastilla o incluso de método anticonceptivo.

2. Cambios de humor, uno de los síntomas de la ovulación más comunes

La variación hormonal también puede provocar cambios de humor. En este sentido, son las responsables de la liberación de sustancias químicas conocidas como neurotransmisores, que tienen un impacto directo sobre las emociones.

Por ende, la tristeza y la alegría se pasean por el ánimo de la mujer durante todo el día. Así que, si ocurre en ciertos momentos del mes, también es un síntoma de ovulación claro.

3. Cambios en el flujo cervical

El flujo cervical tiene una apariencia gelatinosa y transparente cuando la mujer está ovulando o está cerca de ovular. Es por ello que, si sientes una mayor cantidad de flujo húmedo, es la señal de que la ovulación está en curso.

Normalmente se suele asimilar a la “clara de huevo” para describir su consistencia y su color, y esto se produce por un aumento en los niveles de estrógeno. Sin duda, es una alerta que sirve para que las mujeres identifiquen sus días fértiles.

4. Variaciones en la temperatura basal del cuerpo

Antes de ovular esta temperatura es muy constante. Por ende, uno de los síntomas de la ovulación es la posible disminución de la temperatura basal al inicio, y, posteriormente, un aumento drástico inmediatamente después del proceso (entre 0,4ºC y 1ºC).

Con el seguimiento mensual de este síntoma se puede predecir cuándo ocurrirá la ovulación, aunque es cierto que a simple vista no se puede apreciar y es necesario utilizar un termómetro para determinar estos cambios.

5. Incremento del deseo sexual

Las ganas de tener relaciones sexuales y las probabilidades de excitarse aumentan debido también a una mayor cantidad de estrógenos, que llegan a su máxima capacidad durante esta etapa del ciclo. Es decir, la líbido aumenta.

Sin embargo, cabe mencionar también que a la ovulación le sigue un aumento de producción de progesterona, la otra hormona que interviene durante este periodo y que ocasiona que el deseo disminuya. Por ende, también es un juego que se establece y que afecta a las emociones.

6. Vagina más sensible e hinchada

Se puede notar una ligera hinchazón en la vulva además un incremento en la sensibilidad. De hecho, es totalmente normal experimentar cierto grado de hinchazón y dolor en la ovulación, sobre todo alrededor de los días 11 y 14 de tu ciclo menstrual.

Esto se debe a un aumento en los niveles de estrógeno antes del aumento de la hormona luteinizante (LH), que conducen a una retención de líquidos que provoca la incomodidad. Eso sí, mejorará en un par de días.  

7. Dolores abdominales

En línea con lo anterior, es probable que seguidamente se presenten cólicos o dolores en la parte baja del abdomen al momento de la ovulación por la misma razón. Estos se suceden porque, en ocasiones, se sangra o se segrega líquido hacia la cavidad peritoneal, irritando de esta forma el peritoneo (una membrana que recubre el abdomen).

En concreto, este síntoma puede aparecer antes del mismo proceso y su duración e intensidad depende del cuerpo de cada mujer. Así que es la causa más frecuente de visita ginecológica; ya que el especialista es aquel que puede ayudarte a solventar este tipo de incomodidades.

8. Dolores en la espalda y riñones, uno de los síntomas de la ovulación más comunes

Unas contracciones fuertes pueden resultar en dolor en la parte inferior de la espalda, presentándose algunos calambres de pequeña intensidad en la zona lumbar baja. De hecho, estos mismos pueden provocar una posición inadecuada del cuerpo al andar o al permanecer sentados.

Suele ser, por tanto, una molestia de tipo muscular y está causada por cambios hormonales. En concreto, las mujeres con niveles elevados de prostaglandinas son más propensas a sufrir dolores de espalda y cólicos menstruales severos. 

9. Aumento en la cantidad de gases

En el proceso de ovulación la mujer incrementa la producción de gases como otra de las consecuencias de los cambios hormonales, que también causan estragos en el tracto digestivo. En este sentido, debido al incremento de estrógenos, el cuerpo retiene más agua y esto provoca una distensión abdominal durante la ovulación.

Los síntomas de la ovulación.

Sin duda, es uno de los síntomas más incómodos porque alrededor de este se pueden desarrollar molestias mayores. Por ende, se deben evitar alimentos como las legumbres para no contribuir a través de la alimentación a una mayor producción de gases.

10. Otros síntomas de la ovulación más comunes y frecuentes

  • Manchado.
  • Abdomen inflamado.
  • Sensibilidad en las mamas.
  • Agudeza en el sentido del olfato y gusto.

¿Cómo saber con exactitud que se está ovulando?

En el mercado existen unos dispositivos denominados “Pruebas de ovulación”. Estos actúan de manera similar a las pruebas de embarazo y detectan la concentración de hormonas indicando si hay ovulación o no.

Los síntomas de la ovulación pueden ofrecer indicios de que el proceso está por comenzar o se encuentra en curso. Sin duda, algo bastante útil si estás buscando un embarazo, pero para detectarlo con exactitud se debe recurrir a esta clase de ensayos.

Además, estas pruebas también pueden ayudar a detectar posibles complicaciones en la salud que, por desconocimiento, se les atribuye a la ovulación. Cuando se presentan los posibles síntomas, se aplica la prueba y esta arroja resultados negativos. Se puede deducir entonces que los mismos se deben a otros padecimientos, por lo que se ameritan correctivos de otras índole.

Tranquilidad ante los periodos aprendiendo a detectar los síntomas de la ovulación

Los síntomas de la ovulación sirven para tener indicadores naturales que puedan orientar a la mujer que quiera saber si está en fase de ovulación. Sin embargo, esto puede ser más confuso en el caso de aquellas que tengan periodos irregulares (más de 40 días entre ciclo y ciclo).

Por otra parte, no es adecuado obsesionarse con ello. De hecho, el estrés es uno de los principales factores que pueden cambiar el ciclo menstrual y, ante cualquier tipo de duda con alguno de estos síntomas aquí presentes, no dudes en acudir al médico para solventarlas.

Te podría interesar...
¿Conoces bien tu ciclo menstrual?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Conoces bien tu ciclo menstrual?

El ciclo menstrual varía de mujer a mujer. Por eso, descubrir cómo funciona el tuyo definitivamente te ayudará a planificar tu embarazo.