Los 9 mejores alimentos para una mujer embarazada

Marisol · 13 noviembre, 2015

Cuando te encuentras en estado de gestación y te alimentas, la responsabilidad es doble: no solo debes alimentarte bien por tu organismo, hay un pequeño cuerpo desarrollándose en tu interior a partir de los nutrientes que le proporcionas con tu alimentación.

Los siguientes, son los alimentos que los expertos recomiendan a partir del estudio de los requerimientos nutricionales de una mujer embarazada y del bebé que está a punto de nacer; incluye tantos como puedas en tu dieta.

Los alimentos ideales para el embarazo

1. Huevos:

El huevo contiene alrededor de 12 vitaminas y minerales y es una de las mejores fuentes de proteína, un macro nutriente esencial para el desarrollo muscular de tu bebé. Todas las células del cuerpo están formadas por proteínas.

La colina es otra de las sustancias del huevo que contribuye al desarrollo cerebral del niño, al crecimiento adecuado y a la prevención de anomalías a nivel del sistema nervioso.

Una mujer con niveles normales de colesterol, puede consumir uno o dos huevos al día en diferentes preparaciones.

2. Salmón:

Es otro alimento rico en proteínas, ácidos grasos esenciales omega 3 y es bajo en mercurio, un compuesto que puede ser nocivo para los niños y que se encuentra en abundantes cantidades en otros pescados.

3. Granos o legumbres:

Los garbanzos, las lentejas, los frijoles y los guisantes, son ideales para la dieta durante los meses de gestación porque contienen hierro, calcio y zinc.

Los granos son alimentos ricos en fibra, el nutriente que ayuda a regular la digestión y evitar condiciones como el estreñimiento y las hemorroides.

ID-100368198

4. Productos integrales:

El arroz integral, las palomitas de maíz, la avena, los cereales y la quínoa también son convenientes para las mujeres embarazadas gracias a su aporte de fibra, vitamina E, selenio y fito nutrientes, unas pequeñas partículas que protegen las paredes celulares.

5. Nueces:

Si prefieres consumir proteínas de origen vegetal, las nueces y los frutos secos, están entre las mejores opciones. Las nueces también son ricas en ácidos grasos omega 3 y pueden incluirse en cualquier receta, desde sándwichs hasta ensaladas.

 

6. Yogurt griego:

Tiene el doble de proteínas si se compara con el yogurt convencional y también es rico en calcio, uno de los minerales más importantes para el desarrollo físico del bebé.

Debes tomar la cantidad suficiente de calcio para que tu bebé también reciba una dosis suficiente.

7. Vegetales verdes de hojas oscuras:

Las espinacas, las coles, el brócoli y todos sus familiares, son ricos en vitaminas A, C, K y folato. Este tipo de vegetales también mejoran la salud de la visión y los procesos del sistema digestivo tanto en la madre como en el niño.

8. Carnes magras:

Las carnes están cargadas con proteínas de calidad. Consume carne de res, de cerdo, pollo o cordero pero siempre remueve la piel, los huesos y la grasa.

Las carnes frías y los embutidos no son tan recomendables por su alta concentración de sodio, una sustancia que, en exceso, puede incrementar la presión arterial.

Veggie load

9. Frutas y vegetales:

Consumir estos alimentos con toda la variedad de colores que poseen, te asegurará que tú y tu hijo reciben los nutrientes que necesitan para el cuidado de su cuerpo. Cada color de fruta o verdura, te provee un tipo diferente de vitaminas o minerales.

Otros consejos para la dieta durante el embarazo:

  • Nunca omitas ninguna de las comidas. Siempre debes ingerir como mínimo 5 platos saludables durante el día.
  • Elige los snacks saludables como frutas, verduras y galleta integrales.
  • Si es posible, toma un suplemento de ácido fólico todos los días para evitar que se den malformaciones.
  • Limita el consumo de cafeína y sus derivados.
  • Procura reemplazar las bebidas azucaradas o carbonatadas por agua o zumos de fruta elaborados naturalmente.
  • Uno de los tips nutricionales más importantes, es evitar el consumo de cualquier tipo de bebida alcohólica y otras sustancias tóxicas como la nicotina.
  • Agrega un poco de semillas de lino molidas a tus comidas cada vez que puedas, así controlarás los niveles de colesterol durante la gestación y la lactancia.
  • Evita alimentos como la comida de mar cruda, la leche sin pasteurizar y sus derivados y todas las comidas que no se encuentren cocidas apropiadamente para que no haya tantos riesgos de que las bacterias ingresen a tu cuerpo.