Los 4 obstáculos del parto

El parto genera muchas dudas y miedos entre las mujeres. Por ello, vamos a repasar en este artículo los obstáculos que se encuentran las futuras mamás durante este crucial momento de sus vidas.

Los obstáculos del parto están presentes durante los nueve meses de gestación. Por ello, es muy importante que aprendas a convivir con los muchos interrogantes que pueden generarte ansiedad.

Ciertamente, el parto es un momento de peligro, tanto para la madre como para el bebé. A lo largo del período de gestación, los rituales se promulgan en un intento de garantizar la seguridad de la madre y el bebé.

Conscientes de las preguntas sin respuesta que atormentan a las futuras mamás, te proponemos una lista con los obstáculos del parto que consideramos que tienen más repercusión en la preparación del nacimiento del pequeño.

Los 4 obstáculos del parto

A continuación, enumeramos los obstáculos del parto a los que tienen que hacer frente las futuras mamás:

1. Miedo

El miedo es una sensación muy habitual en las mujeres embarazadas; en la mayoría de los casos, es producida por la inexperiencia y los temores por garantizar el bienestar del bebé.

Asimismo, los cambios que proceden al nacimiento y los enormes cambios fisiológicos y psicológicos que sufre el cuerpo también provocan preocupación.

Sin embargo, debes saber que tener miedo es algo inútil durante el parto y el trabajo previo de parto. Sobre todo en el momento del nacimiento, ya que provoca que los niveles altos y prolongados de adrenalina reduzcan la liberación de oxitocina y el flujo sanguíneo de la placenta, lo que afecta a las contracciones.

Entonces, te recomendamos ser valiente y no tener miedo al parto durante los meses de gestación. No olvides que, para tener un embarazo saludable, debes aprender a relajarte, comer bien y aceptar los cambios en tu cuerpo de forma gradual.

Si logras mantener el miedo alejado, llegarás a la fecha del nacimiento con mucha más confianza y comprenderás mejor todo el proceso. Para superar cualquier episodio de pánico, es necesario que pidas ayuda a los demás y puedas contarles cómo te sientes. Pasar tiempo con personas de apoyo te hará sentir más fuerte, segura y preparada.

El miedo es uno de los clásicos obstáculos del parto por los que la mujer pasará.

2. Pérdida de control

Si tiendes a ser una persona muy controladora, el parto puede desestabilizarte, ya que es una de esas situaciones extremas fuera de control. Asimismo, recuerda que los médicos y las enfermeras han visto y escuchado casi todo; nada de lo que digas o hagas les sorprenderá ni disgustará.

“La manera en que las personas habían sido paridas influía en su destino de un modo determinante”
—Alejandro Jodorowsky—

3. Ansiedad

En algún momento durante el parto, las futuras madres tienden a experimentar un aumento de la ansiedad. En todo caso, es comprensible que te sientas ansiosa por dar a luz. Las madres primerizas, e incluso las mujeres que tienen hijos posteriores, se enfrentan a lo desconocido.

Para combatir esta ansiedad, debes aprender a relajarte. La meditación, el yoga y los ejercicios de respiración te ayudarán a calmar la ansiedad durante el embarazo y el trabajo del parto.

Al mismo tiempo, te recomendamos los baños largos y las caminatas pacíficas; estos son perfectos ejercicios para promover la relajación y reducir la ansiedad.

4. Impaciencia

Los nueve meses de espera y las molestias que acompañan el embarazo hacen frente al deseo y a la impaciencia de las mamás por conocer al pequeño. De hecho, la falta de paciencia es uno de los obstáculos del parto que más cuesta digerir a las mujeres.

Además, recuerda que el trabajo del parto es un episodio muy enriquecedor. A pesar de que encontrarás dificultades, los obstáculos del parto están ahí para superarlos. Debes aprender cómo esperar a que llegue el día sin agobiarte por la incomodidad o por el cansancio.

Uno de los obstáculos del parto es la ansiedad que acarrean las mujeres embarazadas.

Ciertamente, la impaciencia puede provocar que no disfrutes de un momento tan especial como este. Por lo tanto, te recomendamos que, durante este largo trayecto, te armes de paciencia para afrontar todos los obstáculos que provoca el ansiado y esperado nacimiento del bebé.

Para finalizar, recuerda que durante los nueve meses tendrás muchos interrogantes en tu cabeza. Por eso, tener en cuenta los obstáculos del parto te servirá para afrontar de la mejor manera posible este momento tan especial en tu vida.

Asimismo, como recomendación final, también te aconsejamos hablar con el médico para resolver todas las consultas que puedas tener. Él te ayudará a disipar todas tus incertidumbres.

Categorías: Preparación para el parto Etiquetas:
Te puede gustar