Todo lo que tu hijo no te cuenta cuando solamente te abraza o te pide que le abraces

Los abrazos son una de las maneras en la que los niños expresan sus emociones más profundas. Sigue leyendo y aprende a conocer todo lo que se esconde cuando tu hijo te pide que le abraces.
Todo lo que tu hijo no te cuenta cuando solamente te abraza o te pide que le abraces
Marcela Alejandra Caffulli

Revisado y aprobado por la pediatra Marcela Alejandra Caffulli.

Última actualización: 02 abril, 2022

Una de las sensaciones más hermosas que puede experimentar un niño a medida que crece es sentir el amor y el calor de su madre cuando se abrazan cada día. En este artículo aprenderás la importancia de descifrar todo eso que tu hijo no te dice con palabras cuando te pide que le abraces.

Detrás de este gesto de amor se esconden palabras y emociones que muchas veces no se pueden exteriorizar de otra forma. Incluso, que pueden pasar desapercibidas si no les prestamos la debida atención. No debemos olvidar que los adultos tampoco pedimos un abrazo por el mero contacto físico, sino por todo lo que simboliza esta manifestación de solidaridad y comprensión.



La importancia de estar con tu hijo cuando te pide que le abraces

Niño abrazando a su padre porque sabe que puede hacer las cosas por sí mismo.
Tu hijo busca los abrazos para decirte que te quiere, que te necesita cerca o que precisa tu ayuda. Nunca desestimes todo lo que se esconde detrás de este gesto tan intenso.

Durante la infancia los padres son los pilares fundamentales de sus hijos y sobre todo en la primera década, los niños buscan en sus padres ese lugar seguro al cual acudir en busca de paz y armonía. Esas personas especiales en quienes es posible confiar sus emociones y sentimientos, así como expresar sus alegrías o tristezas.

Desde el nacimiento, los brazos de una madre o de un padre son el sitio favorito de los niños. Un vínculo inquebrantable que cuidado con amor y con respeto puede crecer incesantemente a pesar del paso de los años.

Por lo tanto, los gestos de cariño como los abrazos y los besos son las formas en las que los hijos expresan su amor valioso y sincero. Saber darles el significado que merecen es crucial.

Y es que a pesar de que todas las demostraciones de cariño son importantes, los abrazos muchas veces comunican más de lo que parece, pues tienen un significado especial para los niños. La mayoría de las madres sabe que estos mimos poseen un poder sanador, como ocurre también con el contacto piel con piel.



Todo lo que se esconde un niño cuando te pide que le abraces

En muchas ocasiones abrazamos a los hijos como un reflejo, sin darle el valor que para ellos representa esta acción. Los abrazos son fundamentales para los niños, pues son una de sus maneras más íntimas para expresar sus emociones.

Los pequeños aún se encuentran en proceso de descubrir cómo gestionar y exteriorizar sus sentimientos. Por eso, cuando tu hijo te pide que le abraces, en realidad trata de comunicarte lo que pasa por su mente, sin necesidad de decirlo con palabras.

Es clave recordar que un abrazo puede transmitir emociones positivas y negativas. Puede surgir durante un momento espontáneo de felicidad, pero también como un modo de comunicar que algo no está bien. Y, por ende, puede representar un pedido de ayuda y de cariño para tener la certeza de que todo mejorará.

Beneficios de los abrazos para los niños

Hay pocas cosas más reconfortantes en la vida que sentir la seguridad de estar en los brazos de nuestra madre o padre. Es un gesto casi mágico, en donde se unen los sentidos para devolvernos la tranquilidad y la felicidad de la niñez. Por eso, recuerda abrazar a tu hijo cada día y hacerle saber cuánto lo amas.

Estos son algunos de los beneficios que le ofrecen los abrazos a los pequeños:

  • Ayudan a liberar oxitocina: también conocida como la hormona del amor, la oxitocina genera una sensación de bienestar tanto en la madre como en el bebé.
  • Brindan seguridad y protección: los abrazos son necesarios para que los niños puedan reafirmarse emocionalmente. Además, los calma con rapidez.
  • Reducen la ansiedad y el estrés: abrazar a tu hijo cuando te pide que le abraces lo ayuda a reducir los niveles altos de cortisol, la hormona del estrés.
  • Fomentan la comunicación: los abrazos sinceros y continuos ayudan a mejorar el vínculo madre e hijo y generan así una conexión más profunda entre ambos desde el principio.
  • Mejoran su autoestima: un niño que crece con plena conciencia del profundo amor que siente su madre por él. Esto le dará la seguridad suficiente sobre sí mismo y para compartir sus sentimientos abiertamente.
mama e hija nina se abrazan con gesto sincero y amoroso placer amor apego
Los abrazos sanan, brindan seguridad, acompañan y refuerzan el vínculo y el amor entre los niños y sus padres.

Abraza a tu hijo cuando te pide que le abraces

Ahora que conoces los beneficios que se esconden detrás de este gesto de cariño, recuerda abrazar a tu hijo cada día. Reafirmar tu amor incondicional no solo traerá ventajas para su desarrollo emocional, sino que también ayudará a hacer más fuerte el vínculo que, por naturaleza, los unirá de por vida.

Te podría interesar...
Por qué es necesario abrazar a tu bebé siempre
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Por qué es necesario abrazar a tu bebé siempre

Los beneficios que tiene un abrazo y lo necesario que es para el desarrollo emocional de tu hijo. Es necesario abrazar a tu bebé siempre.



  • Bowlby, J. (1986). Vínculos afectivos: formación, desarrollo y pérdida. Madrid: Morata.
  • Moore ER, Bergman N, Anderson GC, Medley N. Early skin-to-skin contact for mothers and their healthy newborn infants. Cochrane Database of Systematic Reviews 2016, Issue 11. Art. No.: CD003519. DOI: 10.1002/14651858.CD003519.pub4 Disponible en: https://www.cochrane.org/es/CD003519/PREG_contacto-piel-piel-temprano-para-las-madres-y-sus-recien-nacidos-sanos
  • Moneta, M. (2003). El Apego. Aspectos clínicos y psicobiológicos de la díada madre-hijo. Santiago: Cuatro Vientos.
  • Tops, M., Huffmeijer, R., Linting, M., Grewen, K. M., Light, K. C., Koole, S. L., … van IJzendoorn, M. H. (2013). The role of oxytocin in familiarization-habituation responses to social novelty. Frontiers in Psychology, 4(October), 1–9. Disponible en: https://doi.org/10.3389/fpsyg.2013.00761