La llave del éxito, una actividad para motivar a los niños

5 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Ana Couñago
Es importante motivar a los niños desde pequeños para que alcancen sus objetivos. A continuación, te proponemos una actividad perfecta para ayudarles en este aspecto.

La llave del éxito es una actividad fantástica para motivar a los niños. Este ejercicio se basa en la teoría del condicionamiento operante, utilizando el refuerzo positivo como principal herramienta para modificar el comportamiento. Es decir, se trata de fomentar la motivación a través de la recompensa de las conductas deseables, con la intención de que estas se produzcan de un modo constante.

Además, esta actividad permite que los pequeños sean conscientes de sus progresos y se esfuercen por alcanzar un determinado objetivo.

La importancia de motivar a los niños para que alcancen sus objetivos

La motivación es imprescindible para realizar cualquier tipo de esfuerzo. Pero ¿qué significa este concepto? Dos de las aceptaciones que propone el Diccionario de la Lengua Española para definir el término ‘motivación’ son:Niño muy motivado después de llevar a cabo la actividad de la llave del éxito.

  • Influir en el ánimo de alguien para que proceda de un determinado modo.
  • Estimular a alguien o despertar su interés.

Por tanto, se puede decir que motivar consiste en activar y guiar las conductas de otros para que puedan alcanzar los objetivos que se proponen.  Así, los niños necesitan algún incentivo para comprometerse y motivarse. Para ello, se pueden utilizar diferentes estrategias o actividades, como la que te explicamos a continuación.

La llave del éxito, una actividad para motivar a los niños

La llave del éxito es una actividad que permite realizar un seguimiento detallado de la conducta de los niños, valorando el esfuerzo y fomentando la motivación. Para poner en práctica la actividad de la llave del éxito, es necesario seguir estos pasos:

  1. Se entrega al niño el dibujo de una llave que ocupe todo un folio. Dicha imagen se puede descargar del blog El sonido de la hierba al crecer.
  2. El niño debe escribir en la parte superior de la llave el objetivo que se compromete a conseguir. Por ejemplo: lograr unos buenos resultados académicos, ordenar los juguetes, leer todos los días, etc.
  3. Con la ayuda de un adulto, el pequeño escribe detalladamente, a lo largo de la imagen, los pasos que tiene que realizar para cumplir el objetivo establecido.
  4. El niño pinta y decora la llave a su gusto.
  5. El pequeño recorta y pega la llave en un cartón o cartulina para que no se rompa y sea resistente.
  6. Cada día, los padres o cualquier otro adulto encargado deben comprobar si el pequeño ha cumplido con todos los pasos marcados. En el caso de que así sea, tienen que firmar por detrás de la llave, poner un sello o colocar una pegatina, de modo que cada una de estas acciones representa un punto conseguido.Niña con una enorme motivación tras la llave del éxito.
  7. Se determina el número de puntos, es decir, la cantidad de firmas, sellos o pegatinas que el niño tiene que obtener para poder recibir un premio o recompensa. Lo cual sirve como principal reforzador positivo de las conductas.
  8. Cuando el pequeño consigue los puntos necesarios, significa que ha cumplido el objetivo y, por tanto, se le hace entrega del premio. ¡Ha llegado al éxito!

Algunas consideraciones para poner en práctica la llave del éxito

A la hora de poner en práctica el ejercicio de la llave del éxito, hay que tener en cuenta que no se trata simplemente de otorgar un único reforzador cuando se consigue el objetivo establecido, sino que hay que reforzar la conducta a lo largo de todo el proceso a través del refuerzo social y emocional (halagos, cumplidos, abrazos, etc.).

Por tanto, cada vez que el pequeño lleva a cabo las conductas deseadas, es recomendable felicitar y resaltar sus progresos. Así, a medida que se desarrolla la actividad, se observa cómo el niño se muestra cada vez más motivado por cumplir el objetivo, puesto que busca el refuerzo de sus padres y desea sentirse recompensado.