Enseña a tu hijo a ordenar sus juguetes solo

Nadyra Muhammad 27 febrero, 2016

Que los niños jueguen con juguetes en lugar de aparatos electrónicos es sin duda de lo mejor.

Que los juguetes sean variados es aún mejor.

Pero mantenerlos ordenados es una pesadilla para toda mamá, y al final como que también para los peques. Así que a esto hay que buscarle una solución.

Ordena tú primero

Cuando tomes la decisión de acabar con el problema del desorden de juguetes, ordena tú primero. Asegúrate de clasificar y agrupar los que van juntos. Busca pequeñas cajitas, cestas, bolsas con cierre de manera tal que los puedas ir guardando siempre juntos.

Si ordenas tú primero tendrás mejor criterio para organizar las cosas y además sabrás dónde debe ir todo. Las primeras veces debes ordenar junto a tu pequeño para enseñarle cómo hacerlo. Enseñarle es tedioso, pero ellos aprenden rápido si les pones la ordenada sencilla, mira estas ideas:

Haz fotos de los juguetes

¡Esta es la solución a todos tus problemas! Una vez que  hayas clasificado y separado los juguetes toma fotos que pondrás plastificadas en el lugar donde deben ir, así los peques aunque no sepan leer sabrán donde poner cada caja, cada juguete aun sin tu ayuda… ¡sencillo y genial!

Si ya están cerca de  los 4 o 5 años, puedes acompañar las fotos por el nombre escrito del juguete, así vas ayudando también con el inicio de la lectura. Si ya leen, pues sáltate el paso de la foto y pon solo letreros.

9695334fd6adb9ebb7c736fc8c8eecb3

Juguete s grandes en el piso

Lo primero que debes hacer es ubicar en un espacio de la habitación los juguetes más grandes en el piso, es ideal si los pones pegados a una pared o debajo de repisas para aprovechar el espacio. También es más seguro, pues los juguetes más grandes suelen ser también más pesados, así que para evitar accidentes tratando de agarrarlos, mejor mantenlos en el piso.

Usa cestas y cajas

Usa cestas o cajas que también puedes poner en el piso si son grandes. Allí puedes poner los juguetes más abundantes como por ejemplo tacos de madera, carritos, muñecas, disfraces y los que creas conveniente.

Las cajas plásticas con tapa tienen la ventaja que las puedes apilar una sobre la otra y algunas vienen incluso con ruedas. Las cestas tienen la ventaja que los juguetes siempre están ventilados. Selecciona la opción que más te convenga.

Junto lo que va junto

Este es el principio básico de clasificación para los niños, así que empléalo para ordenarle sus cosas. Esto quiere decir que no vas a poner por un lado las plastilinas y por otro los moldes y herramientas para jugar con la plastilina. Pon junto lo que va junto.

También es interesante que agrupes por categorías, es decir, las cosas de arte en un lugar, las cosas de casita en otro lugar, los rompecabezas y juegos de mesa en otro lugar. Así favoreces el orden.

Usa repisas o muebles con entrepaños

Las repisas o muebles tipo bibliotecas te permiten usar el espacio hacia arriba. Puedes colocar allí los juguetes más pequeños, cestas y cajas más pequeñas y livianas, objetos para arte, juegos de mesa. Recuerda siempre colocar la foto o el letrero para que tu hijo sepa ordenar solo.

725b1b1d8075820c152eee3b5800fc11

Eventualmente debes hacer limpieza y reclasificar

Los niños van acumulando juguetes, perdiendo piezas o confundiéndolas con otros juegos, así que eventualmente te tocará hacer limpieza  a ti sola y poner todo en orden nuevamente. Será mucho más rápido y sencillo que la primera vez y le permitirá a tu peque seguirse sintiendo grande y orgulloso de ser capaz de ordenar sin ayuda.

Esa oportunidad es buena también para quitar los pegotes y sucios de los juegos, ten a mano toallitas húmedas o un paño para que puedas mantener en buen estado los juguetes. Puedes pedirle a tus hijos que te ayuden en esa tarea, recuerda siempre que tomar en cuenta a tus hijos les hace sentir importantes y capaces, además de ser una buena manera de aprender a ser cuidadoso con sus juguetes.

Sacar – jugar – guardar

Esta debería ser la secuencia siempre: sacar un juguete, jugar con él, guardarlo para sacar  otro y volver a comenzar la secuencia. No es mucho pedir, ¡claro que se puede lograr!, pero como todo, requiere de un tiempo de tu parte para que les puedas enseñar y crear el buen hábito, luego disfrutarás de ese esfuerzo.

Eso sí, ten presente que los días que tengan invitados en casa para jugar, como primitos y amigos, esta norma es muy difícil de mantener, pues probablemente los otros niños no tengan este hábito y también con frecuencia cada quien quiere jugar con algo diferente.

Ese día toca ser paciente, hacer la vista gorda y aprovechar el desorden monumental que queda al final para hacer día de limpieza y reorganización.

Te puede gustar