¿Cómo lidiar con los terribles dos años?

En este post  te contaremos todo acerca de los “terribles dos años” y te ofreceremos algunas recomendaciones para hacerle frente a las dificultades que se te puedan presentar con tu pequeñín durante estos especiales e intensos meses.

Cada una de las etapas de la niñez tiene sus particularidades, hay momentos tiernos en el cual nuestro pequeño hace gestos y acciones que son  realmente adorables y muchas veces hasta muy divertidas, pero en contra parte también experimentamos momentos críticos y de gran dificultad.

De todas las etapas de la niñez, sin lugar a dudas, los terribles dos años es una de las que requiere de una especial atención, tolerancia y amor, todo esto debido a que justo en esta edad se marca el inicio de la independencia infantil.

Guiar y educar a un niño de dos años de edad puede resultar difícil en algunos momentos, por lo cual a las madres nos toca lidiar con sus deseos de caminar, alimentarse o vestirse completamente solos, y llenarnos de mucha paciencia y tolerancia aunque los resultados puedan ser frecuentemente algo desastrosos.

Los dos años pueden ser una de las edades más determinantes de los niños, ya que van formando la capacidad de elegir. Por ejemplo: qué ropa desean ponerse, hacia qué dirección quieren caminar y si desean o no bañarse o vestirse.

En esta edad van mostrando parte de su esencia y personalidad, así como también demuestran lo increíblemente enérgicos, audaces  e impredecibles que son en comparación a los meses pasados.

A los dos años comienza la etapa pre-operacional, esto significa que los niños aprenden a interactuar con el ambiente de una forma más compleja a través del uso de palabras y de imágenes mentales.

Piaget

Comportamiento clásico de los terribles dos años

dictador

En esta divertida y especial etapa podremos notar diferentes conductas y comportamientos que debemos disfrutar pero quizá a la vez corregir. He aquí algunos de ellos:

• Si de emocionalidad se trata, los niños de esta edad pueden mostrar de forma evidente cómo se pueden sentir en cada instante, como por ejemplo: felicidad por la visita de algún familiar o molestia si no cumples uno de sus deseos.

Es fácil captar la atención de los niños en los terribles dos años, pero también puede ser fácil perderla si alguna actividad se vuelve monótona o poco atractiva para sus sentidos.

• Los pequeños pueden ser muy sensibles y algo egocéntricos deseando por ejemplo ser las princesas de la casa o los pequeños guerreros de mamá.

• Los berrinches, gritos, rabietas e inclusive la muestra de un poco de agresividad pueden ser comportamientos típicos que caracterizan los terribles dos años.

Recomendaciones para lidiar con los terribles dos años

Terribles dos años

1. Premiar a tu hijo por un buen comportamiento. Es necesario hacerle notar que a medida que tengan un buen comportamiento será reconocido y así podrá conseguir un poco más rápido lo que desee, esta recomendación le reforzará el valor del esfuerzo.

2. Conducta ejemplar. Cuando la familia da un buen ejemplo será más fácil ver cosas positivas sobre los pequeños. Los terribles dos años se destacan por la repetición de palabras y conductas de sus seres cercanos.

3. Establecer reglas. Imponer normas y mantenerlas firmes será favorecedor para su educado y posterior integración a la sociedad.

4. Enseñar a que se exprese con palabras. Esto evitará las pataletas y el llanto. Es importante mostrarle que con conductas negativas no conseguirá absolutamente nada de lo que desea.

5. Darle poder de decisión. De vez en cuando ponlo a elegir entre la comida, juguetes o ropa que desee usar, les gusta sentir que son tomamos en cuenta.

6. Dejar que experimente las consecuencias. Si ya le has repetido muchas veces lo que pueda suceder (mientras no comprometas su integridad) deja que experimente pequeñas situaciones, quizás para el próximo preste más atención a lo que dices.

7. Relájate un poco.  A los dos años el desorden alrededor de tu pequeñito es normal; procura no desgastarte buscando la perfección en el hogar para no sumar tensión a lo que ya estás viviendo.

A pesar de las dificultades,  sin duda los dos años puede ser una de las edades más hermosas, ocurrentes y fascinantes. Como madres solo debemos vivirlo y dar lo mejor a nuestro hijito porque él solo necesita de nuestro apoyo y tolerancia durante su crecimiento.

Soy un terremoto de amor
que para ti quiero brindar,
Tu mi hermosa madre me ves salir y entrar,
Gracias a ti mis ojos pueden brillar,
Puedo sentir la brisa pasar,
Por ti mis pies pueden saltar
-Anónimo-

Categorías: De 2 a 3 años Etiquetas:
Te puede gustar