Libros para mejorar la memoria

3 febrero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la documentalista Arantza Martín Becerro
Desarrollar y mejorar la memoria de los más pequeños es esencial para su desarrollo personal y escolar.

Desarrollar y aumentar la capacidad de memoria, de atención y de concentración en los más pequeños es clave para un buen desarrollo. Existen numerosos juegos y estrategias para ayudar al desarrollo de la memoria y la concentración a los más pequeños.

Uno de los juegos más conocidos es el de las parejas, en el que se incluye el número de cartas que se quieran y donde dos cartas deben ser iguales. Estas cartas se colocan boca abajo y, durante un tiempo determinado, se les permite verlas a los niños para después volver a darles la vuelta.

El objetivo es que los niños sepan dónde se coloca cada pareja con las cartas boca abajo. De esta manera, mantendrán su concentración fijada en el juego, así como su memoria, al tener que recordar las posiciones de cada carta.

Sin embargo, además de los juegos y las estrategias, existe otra herramienta que también ayudará a los más pequeños a desarrollar la memoria: los libros infantiles. Existe cierto número de libros que focalizan sus historias o sus actividades con el objetivo de que los pequeños desarrollen y aumenten estas capacidades. Por ello, a continuación, os dejamos una selección de estos libros para mejorar la memoria que seguro serán de vuestro interés.Niña sorprendida tras leer algunos de los libros para desarrollar la memoria.

Libros infantiles para desarrollar la memoria

Colección Busca que te busca

Los libros de buscar y descubrir cosas a lo largo de sus páginas encantan a los más pequeños. Pero, además de eso, son los libros ideales para mejorar la memoria y la concentración al tener que mantener una observación fija en ellos.

Recomendado para niños mayores de tres años, sus páginas repletas de animales con numerosos detalles y una serie de preguntas para contestar a través de la observación serán las características principales de esta fantástica colección.

Además, como en que una de las páginas las ilustraciones de los animales se repiten, esto propicia que se puedan inventar más preguntas de las que la autora incluye y fomentar, también, el aprendizaje de los números o los colores.

¡Cómo mola tu escoba!, uno de los libros para mejorar la memoria con más éxito

Un álbum ilustrado con un éxito apabullante debido a los cinco premios que ha obtenido, así como la nominación al Óscar en el año 2014 por el corto de animación basado en el libro. La protagonista de la historia es una bruja que vuela tranquilamente con su gata, pero el viento le irá arrancando cosas mientras sigue con su vuelo. Primero, el gorro, luego, el lazo, después, la vara…

De esta manera, la bruja tendrá que aterrizar varias veces para ir recogiendo los objetos que ha ido perdiendo por el camino y, a su vez, se irá encontrando con diferentes animales en su aterrizaje. Con una estructura repetitiva al aterrizar y volver a despegar, los niños ejercitarán su memoria al tener que reconocer el objeto que la bruja ha perdido y baja a buscar.

Debido al éxito que comentábamos anteriormente, la editorial, incluso, ha incluido un descargable con las ilustraciones de los objetos y animales que aparecen en este álbum ilustrado para utilizar el juego de las parejas del que hablábamos al principio.Padre con su hijo leyendo uno de los libros para desarrollar la memoria.

Quién qué quién

Recomendado a partir de dos años y hasta los cuatro o cinco, los niños encontrarán el libro perfecto para iniciarse en el mundo de la concentración, la agudeza y la memoria. Ya el formato del libro llama la atención de los más pequeños, pues no es muy usual ver libros infantiles en formato horizontal.

Además, la dinámica que siguen las páginas del libro es muy sencilla. El autor hace una pregunta referente a la ilustración que corresponde y los niños deben responderla fijando su atención en ella.

Para agilizar su memoria, una buena opción es dejar a los niños un tiempo determinado para fijarse en todos los detalles posibles de la ilustración y después hacer la pregunta para saber si han retenido la información bien en su memoria. Este ejercicio es recomendable hacerlo con niños de cuatro años o más, ya que la atención ya se fija más.

Para esta actividad, el autor incluye pocos personajes y el fondo de todas las páginas son blancos. De esta manera, se focaliza la observación en los protagonistas. Estas ilustraciones tienen muy pocos detalles y son sencillas, ya que el público objetivo todavía es pequeño como para centrar su atención en detalles.

Estos libros en los que el autor ofrece preguntas al lector pueden extenderse mucho más allá al tener la posibilidad, los padres o educadores, de realizar un número infinito de preguntas que se les ocurran.

  • Robson, K. (2016). Busca que te busca en la granja. Usborne.
  • Donaldson, J. (2011). ¡Cómo mola tu escoba!. Mcmillan.
  • Tallec, O. (2015). Quién qué quién. BiraBiro.