¿Cómo librarte de los molestos gases durante el embarazo?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 16 mayo, 2019
Zuleyvic Adriana Cuicas · 24 diciembre, 2016
Los gases son uno de los efectos secundarios más vergonzosos e incómodos asociados al embarazo.

Las náuseas, los mareos y los gases son una de las molestias más comunes que pueden experimentar las mujeres embarazadas. Claramente, pueden causar muchas incomodidades en el día a día, pero es posible tratarlos con algunos trucos. 

¿Por qué ocurren?

Las hormonas del embarazo, como la progesterona, ralentizan el ciclo digestivo en el primer trimestre. Esto ocurre con el fin de asegurar una nutrición adecuada para el bebé, pero el efecto secundario (y desafortunado) de este proceso es que entre más tiempo pasa la comida en los intestinos, más gases se producen. 

Además de esto, las hormonas del embarazo trabajan para relajar los músculos, preparando al organismo para dar a luz. Lo que significa que te costará más aguantar que el gas salga cuando aparece. Estos problemas hormonales se ven agravados, ya que el útero se agranda y empieza a abultar el resto de los órganos abdominales.

Presta atención a tu dieta

Comer alimentos ricos en fibra ayudan a promover la evacuación y la expulsión de gases.

Un aspecto, muy importante para mejorar el problema de los gases es prestar atención a tu dieta. Puedes anotar en un cuaderno los alimentos que consumes a diario para llevar un registro de lo que comes; así evaluarás qué comidas causan este problema digestivo en ti.

Algunas comidas o alimentos provocan problemas digestivos en ciertas personas, por lo tanto debes estar más atenta a los alimentos que tienden a provocar muchos gases, como los son frijoles, granos enteros, coliflor, repollo, brócoli, espárragos y las cebollas.

Si descubres que los causantes de tus problemas son los productos lácteos, pues reemplázalos con leche libre de lactosa o algún otro alimento rico en calcio. También intenta consumir productos lácteos con cultivos activos, como yogur, estos cultivos ayudan a la digestión.

De la lista de alimentos, descubrirás cuáles te hacen tener gases durante el embarazo, debes tener en cuenta que no todos estos alimentos los querrás retirar de tu dieta, ya que lo más seguro es que te guste consumir algunos con regularidad.

Consumir la cantidad adecuada de fibra y una variedad de alimentos ricos en nutrientes es vital durante el embarazo. Sin embargo, darte cuenta de los alimentos que causan los mayores problemas te ayudará para planear una dieta. Por ejemplo, puedes optar por evitar los alimentos problemáticos cuando estés en público o antes de un compromiso importante.

Trucos para librarte de los gases

Aunque la aparición de los gases a veces es inevitable, hay algunas medidas que puedes tomar para minimizar su incidencia, entre ellas:

  • Bebe suficiente agua. Mantenerte hidratada te ayudará a disminuir la constipación, lo cual produce gases en exceso e hinchazón. Bebe de un vaso sin usar sorbete para evitar succionar el exceso de aire. Minimiza el consumo de bebidas gaseosas para evitar ingerir las burbujas carbonatadas.
  • Ejercítate a diario. La actividad física estimula el tránsito intestinal; esto significa que la comida avanzará por el tracto intestinal más rápido y se producirán menos gases a lo largo de su camino.
  • Ingiere comidas pequeñas pero con mayor frecuencia. Ingerir menos comida con mayor frecuencia ayudará a que el sistema digestivo no se sobrecargue y pueda trabajar como le corresponde.
  • Come lento y mastica la comida por completo. La mayoría de los gases son producidos cuando las bacterias en el intestino descomponen la comida que aún no ha sido digerida por completo por las enzimas del estómago. Masticar bien la comida aminorará la carga de la bacteria intestinal y reducirá la producción de gases.
  • Al finalizar una comida, reposa al menos durante unos 20 minutos sentada o recostada. No te acuestes porque esto ralentiza el proceso de digestión.
  • Evita consumir alimentos picantes o muy condimentados. En lo posible, reemplaza esos aliños con especias más suaves, como el romero, la salvia, el orégano y el hinojo fresco.
  • Cuida que todos los alimentos que consumas estén bien cocidos, especialmente la pasta y el pan porque de no ser así, se fermentarán en el estómago y causarán muchos gases.

Otras recomendaciones para aliviar los gases

El té de manzanilla puede aliviar la molestia del sangrado por implantación.

Algunas hierbas son muy bondadosas en la lucha contra los gases, prueba con la hierbabuena, por ejemplo. Los productos a base de esta hierba se han utilizado con éxito y por mucho tiempo como remedio natural para los gases. Por ende, podrías hacerte un té con hojas de hierbabuena para aliviar el tracto digestivo. También puedes probar con la infusión de manzanilla o menta poleo.

Si lo anterior no es lo tuyo, prueba consumir caramelos de hierbabuena con revestimiento entérico, lo que significa que pasarán por el estómago y dentro de los intestinos antes de disolverse.

Además de tener en cuenta lo anterior, debes procurar evitar colocarte ropa muy ajustada alrededor del vientre (ya abultado a causa del agrandamiento del útero), ya que podría constreñir aún más el sistema digestivo. En su lugar, opta por usar prendas holgadas y cómodas.

  • Figueroa-Damián R, BeltránMontoya J, Espino y Sosa S, Reyes E, Segura-Cervantes E. Consumo de agua en el embarazo y la lactancia. Acta Pediatr Mex 2013; 34: 102-108.
  • Srivastava, J. K., Shankar, E., & Gupta, S. (2010). Chamomile: A herbal medicine of the past with a bright future (review). Molecular Medicine Reports. https://doi.org/10.3892/mmr.2010.377
  • VV. AA. Consumo de plantas medicinales por mujeres embarazadas. Rev Med Inst Mex Seguro Soc 2009; 47 (3): 331-334. [En línea].