Recetas sin lactosa para el tercer trimestre del embarazo

01 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
La futura madre intolerante a la lactosa tiene que ingerir los nutrientes que su bebé necesita. Para ello, existen numerosas recetas exquisitas que puedes preparar de forma sencilla.

El peso y el cansancio hacen efecto en la recta final del período de gestación. Por ello, los ejercicios y una sana alimentación son la clave para prepararse ante la llegada del bebé. Las recetas sin lactosa para el tercer trimestre del embarazo son fáciles de preparar y muy completas.

Los dolores abdominales y de vientre pueden aparecer en esta etapa. Cansancio, hinchazón en las piernas o dificultades para dormir son algunos de los síntomas. Esto obliga a tomar ciertas previsiones para minimizar el malestar.

Dieta sana y equilibrada

En este período se alcanza el peso máximo durante el embarazo. Lo ideal es no superar los 12 kilogramos de aumento al término del noveno mes.

Una dieta sana y equilibrada es imprescindible en esta etapa; para ello se deben garantizar los nutrientes necesarios para el desarrollo del bebé y el aporte de 350 calorías por día. Así se fortalecerán su musculatura y tejidos.

Alimentos como el pescado, rico en omega 3, deben ser parte de la ingesta diaria. Frutas, verduras, legumbres, carnes blancas, rojas y huevos no pueden faltar en el último trimestre de gestación.

También se recomienda consumir grasas de los frutos secos, como almendras, cacahuetes o avellanas, por sus interesantes nutrientes.

Recetas sin lactosa para el tercer trimestre del embarazo

Si sumado a lo anterior, presentas intolerancia a la lactosa, las recetas sin lactosa para el tercer trimestre del embarazo que te presentamos a continuación serán ideales para ti y para tu bebé.

Salmón horneado con salsa de tomate, naranja y albahaca

Esta receta cuenta con un alto contenido en ácidos grasos omega 3, indispensables para la correcta función cardíaca según una publicación realizada en la revista Annual Review of Food Science and Technology.

Ingredientes para el salmón:

  • 500 gramos de salmón con piel.
  • 1 cucharadita de aceite de oliva.
  • Sal y pimienta negra molida al gusto.

Para la salsa:

  • 750 gramos de tomates de huerta.
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva virgen.
  • 5 gramos de ajo picado.
  • 1 naranja mediana.
  • 1 cucharadita de maicena.
  • 30 gramos de hojas de albahaca fresca.
El salmón previene la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Preparación del salmón:

  • Precalentar el horno a 150 grados centígrados. Colocar el salmón con la piel hacia abajo en una bandeja sin engrasar; untar la superficie con aceite de oliva y salpimentar.
  • Hornear durante unos 30 minutos o hasta que la parte más gruesa esté cocinada.

Preparación de la salsa:

  • En paralelo, lavar los tomates y cortarlos por la mitad de manera transversal. Quitar las semillas y pasarlos por un rallador hasta que solo quede la piel, la cual se desecha.
  • En una sartén dorar los ajos en el aceite calentado a fuego medio. Añadir los tomates rallados y ponerlo a fuego lento hasta que se evapore el agua que desprendan, revolviendo constantemente.
  • Mezclar la cáscara de naranja rallada y el zumo de esta fruta con la maicena hasta que se disuelva. Incorporar esta mezcla a los tomates, junto a la albahaca, previamente lavada y picada. Dejar hervir.
  • En una bandeja, colocar las porciones de salmón, sin la piel, y verter la salsa de tomate por encima. Servir acompañados de una deliciosa ensalada y ¡listo!

Ensalada de berros y tomate

Con esta receta aseguras el aporte de fitonutrientes. En concreto, destaca el contenido en licopeno de la misma. Esta sustancia presente en el tomate ha demostrado ser eficaz a la hora de retrasar el envejecimiento y de prevenir problemas de tipo cardiovascular.

Ingredientes:

  • 1 manojo de berros.
  • 1 tomate.
  • Una cucharadita de aceite de oliva.
  • 1 pizca de sal.

Preparación:

  • Lavar muy bien el berro y el tomate, separar las hojas del tallo y cortarlas en trozos pequeños. Cortar el tomate en rodajas finas y agregar la sal y el aceite.
  • Puede incorporarse alguna hierba aromática al gusto.

Crema de espárragos o de brócoli

Esta receta aúna dos ingredientes con un alto contenido en nutrientes. Además presenta unas maravillosas características organolépticas, por lo que es bien aceptada por todo el mundo.

Ingredientes:

  • 200 gramos de espárragos o de brócoli.
  • 2 tazas de caldo de pollo, gallina o ternera.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 pellizco de pimienta.

Preparación:

  • Cocinar los espárragos o el brócoli en las dos tazas de caldo y triturarlos hasta conseguir una crema homogénea.
  • Agregar la pizca de sal y de pimienta y servir.
La crema de espárragos es una de las mejores opciones de recetas sin lactosa para el tercer trimestre del embarazo.

Ensalada de vegetales con pollo o atún

La última de las recetas es una ensalada con un contenido significativo en proteínas de tipo animal que aseguran el correcto desarrollo de los tejidos musculares.

Ingredientes:

  • 1 lechuga pequeña.
  • 1 zanahoria.
  • 100 gramos de maíz en granos.
  • 1 cebolla.
  • 1 pepino.
  • Una pieza de pechuga de pollo sancochada o 100 gramos de atún.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • 1 cucharada de vinagre.
  • Una cucharadita de mostaza.
  • 1 pizca de sal.
  • Azúcar al gusto.

Preparación:

  • Lavar muy bien y cortar en trozos pequeños la lechuga. Unir en un bol la cebolla cortada en julianas, el pepino en rebanadas finas y la zanahoria rallada. Incorporar el pollo o el atún desmenuzado y el maíz.
  • Mezclar el aceite, el vinagre, la mostaza, el azúcar y la sal e incorporarlo a los vegetales y a la carne.

Prepara recetas sin lactosa durante el tercer trimestre del embarazo

No dudes en probar estas maravillosas recetas sin lactosa para el tercer trimestre del embarazo e innovar cada día con ellas. Recuerda que también debes consumir lácteos de forma regular, a no ser que tu médico te aconseje lo contrario. En el caso de que seas intolerante opta siempre por sus versiones libres de lactosa. Lo mejor durante este periodo es llevar a cabo una dieta variada.

  • Shahidi F., Ambigaipalan P., Omega 3 polyunsaturated fatty acids and their health benefits. Annu Rev Food Sci Technol, 2018. 9: 345-381.
  • Cheng HM., Koutsidis G., Lodge JK., Ashor A., et al., Tomato and lycopene supplementation and cardiovascular risk factors: a systematic review and meta analysis. Atherosclerosis, 2017. 257: 100-108.