Los peligros de la leche cruda en embarazadas y niños

Es fundamental cuidar estrictamente la dieta durante el embarazo y evitar el consumo de alimentos crudos que puedan tener bacterias patógenas en su interior.
Los peligros de la leche cruda en embarazadas y niños
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 06 noviembre, 2022

Durante la gestación hay que extremar las precauciones con la dieta para evitar intoxicaciones que puedan afectar a la salud del feto. Uno de los alimentos que se ha puesto en la mirilla es la leche cruda, ya que podría contener bacterias patógenas para el ser humano. De hecho, durante muchos años estuvo prohibida su comercialización, aunque en la actualidad es posible su venta. Sigue leyendo para conocer si las mujeres embarazadas pueden consumir leche cruda.

Es importante destacar que mediante la pauta se podrían introducir en el organismo bacterias que no resultan patógenas o nocivas para la madre, pero sí para el feto que se desarrolla en su interior. Algunas de ellas incrementan el riesgo de aborto espontáneo o de malformaciones.

Beneficios de la leche cruda

La leche de vaca es un alimento caracterizado por su elevada densidad nutricional. Esta aporta proteínas de alto valor biológico con todos los aminoácidos esenciales y una buena puntuación en cuanto a digestibilidad. Además, contiene micronutrientes esenciales como el calcio, que se ha demostrado que mejora la salud de los huesos a medio y a largo plazo.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que la mayor parte de la leche que se puede adquirir en un supermercado supera un proceso de esterilización previo. En este sentido, se somete a temperaturas elevadas durante un determinado período de tiempo para eliminar la presencia de patógenos que puedan condicionar la salud humana.

Los defensores de la leche cruda afirman que evitar la aplicación de temperaturas tan agresivas podría prevenir pérdidas de nutrientes esenciales. Sin embargo, la evidencia científica no lo ha confirmado. Al fin y al cabo, la leche cruda ha de hervirse en casa de forma previa a su consumo y tiene que ser conservada en frío.

Al no atravesar un proceso de esterilización, la leche cruda podría ocasionar salmonela u otras enfermedades que pueden poner en riesgo al bebé.

Riesgos del consumo de leche cruda

Son varios los riesgos derivados del consumo de leche cruda. El hecho de evitar los procesos de esterilización provocan que el alimento pueda contener bacterias patógenas como la salmonela, la Listeria, la Escherichia coli o el Campylobacter . La ingesta de cualquiera de estos microorganismos podría provocar una intoxicación alimentaria grave, sobre todo en el caso de las mujeres embarazadas, donde se pone en riesgo la salud del feto.

Es importante destacar que tanto para el ordeño como para la manipulación de la leche cruda han de llevarse a cabo unas medidas higiénicas. Por ejemplo, los animales han de estar sometidos a un control veterinario. Sin embargo, esto no resulta suficiente para evitar por completo la presencia de estos microorganismos en el alimento, lo que podría condicionar negativamente el funcionamiento del organismo.

No se puede consumir leche cruda durante el embarazo

De todas las bacterias comentadas anteriormente y presentes en la leche cruda, la más preocupante para las mujeres embarazadas es la que provoca la listeriosis. Durante la etapa de gestación aumenta la susceptibilidad a una infección por Listeria, por lo que habría que evitar los productos que la puedan contener en la dieta. En el caso de que la bacteria contamine el organismo, es muy probable que se produzca un aborto.

Según un estudio publicado en la revista mBIo, la bacteria puede provocar también que el feto nazca con alteraciones neurológicas importantes. Por ello, el riesgo no solamente tiene que ver con el parto prematuro o con el aborto, sino con las alteraciones en la normal fisiología del bebé.

Hay que tener en cuenta que la Listeria es un microorganismo con excelente capacidad de adaptación, ya que soporta bien el calor y el frío. Para destruirlo es preciso elevar la temperatura de la leche por encima de los 50 grados. Por este motivo, solo la pasteurización y la esterilización resultan métodos eficaces para eliminar los riesgos.

Los niños menores de 5 años no deben consumir leche cruda, debido a que su sistema inmune todavía no está lo suficientemente maduro.

Los niños y las embarazadas no deben consumir leche cruda

Como has visto, no se debe consumir leche cruda durante el embarazo, puesto que el riesgo de que un microorganismo ponga en riesgo la salud del feto es elevada. Tampoco es apto este alimento para los niños menores de 5 años, puesto que el sistema inmune no está todavía completamente maduro y puede ser incapaz de luchar contra la presencia de ciertas bacterias.

Recuerda que es fundamental cuidar la dieta durante el periodo de gestación e incluir en la pauta alimentos cocinados que hayan pasado los controles de calidad pertinentes. Si no sabes con certeza si algo se puede comer o no durante el embarazo, lo mejor es evitarlo hasta consultar con un especialista.

Te podría interesar...
4 consejos para cocinar en familia
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
4 consejos para cocinar en familia

Cocinar en familia es una actividad muy beneficiosa, ya que incrementa la participación de los niños en las tareas domésticas.



  • Vannucci, L., Fossi, C., Quattrini, S., Guasti, L., Pampaloni, B., Gronchi, G., Giusti, F., Romagnoli, C., Cianferotti, L., Marcucci, G., & Brandi, M. L. (2018). Calcium Intake in Bone Health: A Focus on Calcium-Rich Mineral Waters. Nutrients10(12), 1930. https://doi.org/10.3390/nu10121930
  • Vázquez-Boland, J. A., Krypotou, E., & Scortti, M. (2017). Listeria Placental Infection. mBio8(3), e00949-17. https://doi.org/10.1128/mBio.00949-17