Las funciones del esterilizador de biberones

Corina González · 17 agosto, 2018
Los bebés se llevan todo a la boca, por lo que contar con un sistema de limpieza profunda para los objetos de uso cotidiano es imprescindible para toda madre. Esto es aún más importante cuando se trata del biberón.

Como madres, siempre procuraremos brindarle a nuestros pequeños un entorno libre de gérmenes, en especial en aquellos artículos que son de uso cotidiano y sensible. Es por ello que debemos valorar y conocer las funciones del esterilizador de biberones como uno de los principales aliados de higienización en la vida de los lactantes.

Al igual que los chupetes, los biberones son los objetos que con más frecuencia van directo a la boca de los bebés. Por eso, no podemos dejar al azar su mantenimiento y limpieza, ya que al mínimo descuido se podría abrir la puerta a posibles infecciones.

Con la llegada del bebé, debemos estar conscientes de que al momento de complementar la lactancia materna con otros alimentos y entre al ruedo el biberón, este deberá ser esterilizado antes de cada uso. Así, se eliminan las posibles bacterias que puedan haberse anidado gracias a residuos de alimentos y otros factores.

La tecnología ofrece siempre alternativas prácticas para facilitar la vida cotidiana, incluyendo las tareas que hacen a la maternidad. Un ejemplo de ello es el esterilizador de biberones, un artefacto que cada vez se hace más común en el mercado e indispensable en los hogares de las madres modernas.

Con este aparato, podrás tener la seguridad de que los gérmenes serán eliminados sin problemas. Aunque al principio pueda parecer complicado de manejar, es todo lo contrario. Actualmente, existen modelos multifuncionales que facilitan muchísimo esta tarea; son un real aliado de la higienización.

Los bancos de leche han permitido reducir la mortalidad infantil en el mundo.

¿Cómo funciona un esterilizador?

Entre las funciones del esterilizador de biberones, eliminar gérmenes es la principal. Para esto emplean diversos métodos, según el modelo. Entre los que podemos encontrar en el mercado, están:

Sistema frío

Estos esterilizadores son relativamente económicos y muy simples de usar. Tienen la ventaja de prescindir de la energía eléctrica para trabajar. Este modelo funciona mediante la disolución de pastillas en agua fría para la eliminación de los microbios.

Microondas

Es uno de los favoritos por su precio, tamaño y simplicidad al momento de usar. Se coloca en el horno microondas directamente por algunos minutos; una vez transcurrido el tiempo, se elimina cualquier impureza o bacteria de forma rápida y efectiva con vapor.

“Los biberones son los objetos que con más frecuencia van directo a la boca de los bebés. Por eso, no podemos dejar al azar su mantenimiento y limpieza”

Eléctrico

Este requiere mayor inversión de dinero, pero su practicidad y rapidez lo han hecho ocupar un lugar privilegiado entre las madres; para muchas, este modelo definitivamente es la mejor elección. Se calienta el agua a altas temperaturas. El vapor generado se utiliza para eliminar las bacterias de los biberones.

Actualmente, el vapor de agua se ha convertido en el método más usado gracias su eficacia para eliminar cualquier suciedad y bacteria. Incluso ha sustituido a las sustancias tóxicas con aditivos químicos. Los esterilizadores lo utilizan por esas mismas razones, además de su rapidez y bajo costo.

Algo que debemos tener en cuenta es que la función del esterilizador es desinfectar, no es un lavavajillas. Este aparato solo se debe utilizar después de haber limpiado minuciosamente todas las partes del biberón y tras haber eliminado los restos de leche u otro cualquier alimento.

Otras funciones del esterilizador de biberones

Pese a que es su principal finalidad, las funciones del esterilizador de biberones en la actualidad no se limitan a la eliminación de gérmenes. Muchos modelos eléctricos vienen con una gran variedad de características para facilitar más tareas en la vida de las madres.

Estos aprovechan la tecnología para ayudar a preparar los biberones de forma fácil y rápida. Algunos cuentan incluso con apagado automático, diseño inteligente y características multiuso.

Las funciones del esterilizador de biberones se aprovechan a la perfección con el modelo que se basa en el sistema frío.

Los modelos multiuso no se limitan a esterilizar los biberones, sino que aprovechan su capacidad para desinfectar otros accesorios pequeños como extractores de leche o los chupetes del bebé. Asimismo, el funcionamiento con vapor permite calentar en ellos los biberones de manera práctica.

Otra utilidad destacable es que, en algunos modelos, se puede cocinar y calentar comidas al vapor; esto será de gran utilidad cuando el bebé empiece a transitar la dieta complementaria. Recordemos que, con este método de cocción, se pueden conservar mejor los nutrientes de los alimentos.

Definitivamente, un buen esterilizador de biberones se convertirá en tu mejor aliado en la batalla contra los gérmenes. Sólo tienes que considerar cuál sistema de desinfección, qué tamaño y cuáles funciones y características son las que más se ajustan a tus necesidades; partiendo de ello, encontrarás el modelo perfecto para ti.