La pintura en educación primaria: beneficios

Este artículo fue redactado y avalado por la profesora Azucena Fernández
· 24 abril, 2019
Además de mejorar las habilidades neurológicas y motoras, pintar tiene muchos efectos positivos en el carácter y la personalidad de un niño. En este artículo vamos a señalar los principales beneficios de la pintura para niños en educación primaria.

La pintura en educación primaria es una materia fundamental que, pese a ello, se ha visto sometida a presiones políticas y curriculares en los últimos años. Aunque la asignatura de educación plástica figura en todos los planes de estudio, vemos que va perdiendo importancia en la educación primaria.

¿Pero qué efecto tiene la marginación del arte y de actividades como la pintura en la educación de los niños? En primer lugar, los pedagogos especializados en arte y los psicólogos afirman que la pintura y el arte promueve beneficios educativos que otras asignaturas escolares no pueden promover.

Pintar es llenar una superficie de color. Justo esto, el color, es lo que diferencia el dibujo de la pintura. Con la pintura el niño se expresa mediante el color, así abre su imaginación a un mundo de posibilidades.

Los beneficios que aporta pintar al niño provienen tanto de la práctica del arte como de su aprendizaje. Seguir quitando importancia al arte en los colegios de primaria impide que los niños obtengan una educación amplia y completa.

¿Cuáles son los beneficios de la pintura en educación primaria?

Imaginación y creatividad

Los niños pueden coger sus experiencias del mundo y transformarlas a través de la pintura, así que realizan nuevas conexiones y relaciones a través de sus mentes creativas.

Sus conocimientos, recuerdos y fantasías alimentan su imaginación. La pintura permite a los niños explorar y crear sus propias ideas creativas e imaginativas a través del color.

Expresión

Pintar permite que los niños expresen sus sentimientos e ideas. Pueden hacerlo tanto como un medio de autoexpresión como utilizarlo para comunicarse con los demás.La pintura en educación primaria: beneficios.

Con la pintura pueden, por ejemplo, revivir un evento feliz que hayan experimentado recientemente (una fiesta de cumpleaños o una salida familiar) con colores vivos. O pueden sacar algunos sentimientos de tristeza y convertirse en un ejercicio terapéutico con colores menos alegres.

La pintura en educación primaria desarrolla el pensamiento visual

Las imágenes les animan a pensar y entender el mundo de forma visual. Es una forma de no restringir el aprendizaje y la adquisición de conocimientos solo a palabras y números. El desarrollo del pensamiento visual mediante el color, además, ayuda a los niños a mejorar en otras materias.

Capacidad de observación

La pintura en educación primaria anima a los niños a observar más de cerca el mundo real sobre el que están trabajando. A mirar su tonos. Esto, en definitiva, los hace mejores observadores de los detalles del mundo que les rodea.

«El desarrollo de habilidades de observación a través de la creación de imágenes facilita la sensibilidad visual del niño hacia el mundo.»

Habilidades analíticas y de resolución de problemas

La pintura permite que los niños exploren y pongan a prueba sus ideas. A la vez, toman decisiones sobre la manera en que eligen representarlas. Por ejemplo, los niños aprenderán a resolver problemas cuando tratan de colorear y dar forma a una escena tridimensional real en una página bidimensional.

Practicando la pintura en educación primaria los niños desarrollan la concentración y el ser persistentes. Es así como descubren que esto les permite acercarse a sensaciones que están tratando de plasmar.

La pintura en educación primaria potencia la autonomía

La pintura que un niño cree es suya y de nadie más. Por ello, tiene valor para él y no tiene que ser juzgada por otros como correcta o incorrecta. El niño aprende, por lo tanto, que tiene la autoridad para decir de qué se trata la imagen, qué es lo que comunica. Esto aumenta su confianza y autoestima.La pintura en educación primaria: beneficios.

Pintar es divertido

Pintar conlleva todos los beneficios que implica una actividad divertida. Muchas veces, pintando vemos a los niños sonreír, comprobamos que aprenden algo nuevo y se apasionan por hacer algo sano.

Una educación creativa

Utilizando una actividad como la pintura en educación logramos desarrollar habilidades que, de otra forma, quedarían olvidadas. Una educación creativa es una educación completa, de ahí la importancia de no olvidarnos de animar a los niños a pintar.

Así que, una educación artística en la que se incluya la pintura permite trabajar importantes habilidades que no deberían olvidarse. Por algo se considera que la pintura es una de las técnicas más trabajadas en el área de expresión plástica.