La menstruación después del parto

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 16 abril, 2019
Gladys González · 26 mayo, 2017
El regreso de la menstruación después del parto es una de las señales que indican que el organismo de la mujer ya se está preparando para volver a su ritmo habitual. 

Ya pasaron nueve meses de embarazo, frente a ti está un bebé que te acompaña en tus brazos y, seguramente, te estarás preguntando: ¿cuándo aparece la menstruación después del parto? Tu organismo se empieza a recuperar de este proceso arduo, los órganos ya están tratando de volver a su lugar original y está centrado en producir leche materna para tu chiquitín.

Es decir, todas tus hormonas están trabajando para seguir dándole lo que necesita tu bebé para estar sano y fuerte. Pero, cada cuerpo es diferente, así que la amenorrea posparto (ausencia de la menstruación en este período) varía muchísimo de una a otra mujer. Aun así, el mecanismo neuro-endocrino se ha puesto en marcha.

La amenorrea posparto depende directamente de la lactancia materna.

De la misma forma en que funciona para que aparezca la regla por primera vez, las nuevas mamás pueden volver a vivir esta experiencia en el momento en que su organismo esté preparado. Ahora bien, un factor que influirá considerablemente en este regreso será la lactancia materna.

Después de que expulses los llamados loquios del posparto, que son las secreciones vaginales que se mantienen entre las seis y ocho semanas de dar a luz, la menstruación después del parto puede aparecer en pocas semanas, si no has amamantado; pero, si proporcionas este tipo de alimentación, es posible que tarde en volver hasta dos años.

Aspectos de la menstruación después del parto

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la mayoría de las mujeres que no amamantan a sus hijos, vuelven a tener la menstruación en apenas cuatro meses después del nacimiento. Lo normal es que quienes no están lactando tengan un reinicio de la actividad ovárica en 30 días.

Ahora bien, independientemente de estos números, los síntomas que tendrás podrían variar, en comparación con lo que experimentabas antes del embarazo. Esto mismo sucederá con el flujo que tengas, puesto que es habitual que existan ciertos desajustes en los primeros ciclos o, simplemente, será algo muy diferente a lo que habías vivido en otro momento.

La menstruación posparto puede venir acompañada de la ovulación.

Por otro lado, es posible que esa primera menstruación posparto venga acompañada de la ovulación, por lo que hay probabilidades de que puedas quedar en estado, si no te cuidas con algún método de anticoncepción adecuado. Según las estadísticas, entre el 1% y el 12% de las mujeres queda embarazada durante este lapso que ocupa la amenorrea.

Es importante destacar que si la menstruación llega nuevamente a tu vida y estás amamantando a tu hijo, no tienes por qué suspender la lactancia. Estos dos procesos no guardan relación y el hecho de que estés menstruando no afectará la alimentación de tu niño.

¿Qué relación tiene con la lactancia materna?

¿Te has preguntado por qué las madres que dan pecho no suelen tener la regla? La respuesta tiene origen químico: cuando el bebé succiona el pezón, de inmediato el cuerpo produce una famosa hormona de la lactancia que se llama prolactina, que tiene el poder de inhibir la función ovárica.

En este sentido, se considera como un método anticonceptivo natural, también llamado Método de la Lactancia y la Amenorrea (MELA)… Pero, ¡ten cuidado! No te confíes solo con esta opción, ya que no funciona en todos los casos y puedes volver a quedar embarazada. 

Comenzar la alimentación complementaria, puede inducir a la aparición de la menstruación.

La naturaleza es impresionante, de alguna manera, el organismo considera que estás dedicada a la tarea de amamantar y te protegerá de otro nacimiento mientras tanto. Sin embargo, su efectividad solo llega al 98% y tiene que darse bajo ciertas condiciones: que sea totalmente exclusiva o casi por completo, no supere los seis meses y que las tomas sean cada seis horas.

Por lo general, cuando se inicia la alimentación complementaria, se observa el primer sangrado. Y esto se debe a que la frecuencia de las tomas disminuye y bajan los niveles de prolactina. Pese a esto, algunas viven la amenorrea hasta finalizar la lactancia.

Tu organismo dirá cuál es el momento preciso para retomar esta rutina. Lo importante es que te sientas bien y le des la mejor alimentación al bebé.

  • Fabre González E. Manual de asistencia al parto y puerperio normal. INO Reproducciones S.A., Zaragoza, 1995.
  • Willians CE, 20ª edición. Anormalidades del puerperio. 1998. 499-510.
  • Atención posparto a madres y recién nacidos. Puntos destacados de las pautas de la Organización Mundial de la Salud para 2013. [En línea] Disponible en: https://www.mcsprogram.org/wp-content/uploads/2016/03/WHO-PNC-2014-Briefer-A4-SP.pdf