La importancia de una alimentación equilibrada

Amanda 8 junio, 2017

Una de las maneras más recomendables para poder llevar una vida saludable, es realizar una alimentación equilibrada. La nutrición es importante porque ayuda a prevenir enfermedades que afectan el bienestar de la persona. Además, la calidad de vida mejora cuando comemos bien, aunque no se refleje evidentemente en nuestra salud.

Sin embargo, si la necesidad es precisamente comer, debe ser cubierta por alimentos sanos con los suficientes nutrientes. Comer no puede obviarse, porque es una necesidad básica. En la alimentación encontraremos los nutrientes necesarios para que las defensas del cuerpo estén al 100%.

Por su parte, está comprobado que una dieta equilibrada es una de las mejores herramientas para que el cuerpo se proteja. Para que el organismo pueda controlar muchas enfermedades como, la obesidad, es preciso un equilibrio. La obesidad ataca a la mayoría de las personas que incurren en un descontrol nutricional, especialmente por deficiencia nutrientes y altos niveles de grasa.

También, está comprobando que comer sano ayuda a que las personas envejezcan mucho mejor.  Sin enfermedades como la diabetes, hipertensión y trastornos que afectan el corazón. Del mismo modo, mejora la piel, huesos y cabello, para que se vean sanos.

En una alimentación equilibrada no debe faltar ningún nutriente

Muchas veces hay errores sobre las dietas equilibradas, creyendo que eliminando ciertos alimentos podrían estar más sanos, no es así. El cuerpo necesita los nutrientes suficientes para poder tener la fuerza requerida para todas las actividades.

Por esta razón, no es suficiente que el cuerpo se alimente solo de verduras. También debe obtener proteínas de algunos alimentos como carnes, pescado, entre otros. Estos son necesarios para el crecimiento y desarrollo de la persona.

Los beneficios de una dieta equilibrada pasan también por un mejor descanso. Cuando se tiene una dieta sana se consigue descansar de buena forma. Este es uno de los beneficios indirectos de comer bien, no nos alimentamos con este propósito, pero bien que nos funciona.

Comer alimentos pesados y muy grasos provoca que la persona no duerma bien durante la noche y que se despierte peor al día siguiente. En ocasiones, ciertos alimentos pueden ser más difíciles de procesar, por eso se produce este fenómeno. Sin embargo, esto no implica que los eliminemos de nuestra dieta, en todo caso, es preferible cambiar la hora de comerlos y la cantidad que ingerimos.

Mantener una dieta equilibrada implica comer de todo, eso sí, sin comer excesivamente ningún tipo de alimentos en particular. La mala nutrición implica dejar de lado algunos nutrientes o exagerar en el consumo de otros. Este es el principal factor que fomenta el aumento progresivo de peso y la obesidad.

La pirámide de la alimentación

Por años se ha usado como referencia la conocida pirámide de la alimentación. Este grafico funciona como una guía para identificar los tipos de alimentos y la cantidad requerida por cada uno. Se refiere a aquellos alimentos que una persona puede consumir a la semana y con qué frecuencia

Si nos acostumbramos a tomar en cuenta esta referencia, beneficiaremos nuestra salud y dejaremos un invaluable legado a los hijos. Enseñar a comer a nuestra familia a través de la pirámide de la alimentación, es una tarea que se paga ella sola.

No se trata de un asunto estético. Los padres estamos en la obligación de buscar el bienestar de nuestros hijos en todos los sentidos. Desde luego, con los pequeños no hay que ser demasiado estrictos. El equilibrio también consiste en poder darnos un gusto de vez en cuando.

En la escuela los niños aprenden cómo funciona la pirámide de la alimentación, es bueno llevarla a casa y ponerla en práctica. Si nuestros niños llegan a enseñarnos lo que es la alimentación equilibrada, no debemos desaprovechar la oportunidad.

 

 

Te puede gustar