La importancia de la vitamina D en niños

Tu bebé se encuentra en constante crecimiento, tanto en el ámbito físico como en el cognitivo. Por ello, hoy en este post, informamos a mamá sobre la importancia que tiene la Vitamina D en el organismo de los pequeños.

La vitamina D es elemental para una buena salud y desarrollo integral de nuestro hijo

La Vitamina D es una fuente nutritiva que ayuda al cuerpo a absorber distintos e importantes minerales, siendo el calcio uno de los más importantes. Al consumirla beneficia al fortalecimiento de los dientes al igual que de todos los huesos.

Esta vitamina actúa como una hormona que posee distintas funciones, ayudando especialmente el buen funcionamiento de los vasos sanguíneos y al cerebro. Además, es un excelente coadyuvante para la salud del corazón, sistema inmunitario y sobre todo del aparato respiratorio.

Es significativo tener en cuenta que nuestros cuerpos producen su propia la vitamina D de forma natural, esto sucede siempre y cuando estemos en contacto frecuente y prudente con el sol y el aire libre.

¿Por qué es elemental consumirla con supervisión médica?

Este tipo de provitamina juega un papel esencial para poder proteger el buen desempeño del sistema nervioso y estructura ósea del cuerpo.

Existe una cantidad específica para ingerir la vitamina D, de forma natural en los alimentos o en forma de suplementos. Pero debes tomar en cuenta las recomendaciones de tu pediatra antes de suministrarlo, dado que hay factores importantes que pueden deteriorar la calidad de vida en tu hijo. Algunos de ellos se mencionan a continuación:

  • La deficiencia de vitamina D puede generar diarreas, enfermedades renales y hepáticas.
  • Disminución de la mineralización ósea, causando fragilidad en los huesos
  • Raquitismo en niños
  • Cáncer de piel por exceder la exposición de tu niño al sol, entre otros

Alimentos con fuente de vitamina D

Existen diversos alimentos deliciosos en donde la vitamina D juega un papel importante dentro de sus componentes. Algunos de estos son:

  • Yogurt
  • Pescados
  • Jugo de naranja
  • Leche
  • Cereales
  • Quesos
  • Huevo (Yema)
  • Entre otros

¡Tu bebé se sentirá genial después de consumir todos y cada uno de estos nutritivos alimentos!

En cada alimento varía la cantidad de vitamina D, y según de la edad de tu niño podrían aumentar o disminuir las porciones indicadas.

Conociendo más sobre el tema

Seguramente en alguna oportunidad te preguntaste qué son en realidad las vitaminas. La respuesta es que son minerales o sustancias encontradas en los alimentos que permiten el desarrollo y crecimiento de tu cuerpo. Cumpliendo las labores que cada una tiene particularmente, tales como:

  • La vitamina D en la leche ayuda a desarrollar los dientes y huesos. Este elemento está presente en cereales, pescados, hígado y huevos. Es por este motivo que no deben faltar en la alimentación de nuestro pequeñín.
  • La leche, hígado, verduras, frutas de color anaranjado y verduras de hojas oscura tienen alto contenido de Vitamina A. La zanahoria en particular tiene la propiedad de mejorar significativamente la visión nocturna. 
  • La vitamina C colabora con el proceso de cicatrización y la consigues en frutas cítricas, pimientos rojos, brócoli y Kiwi.
  • Para fabricar más energía, es necesario la ingesta de Vitamina B. Los granos, carnes, huevos, mariscos y pescados y cereales integrales son excelentes opciones para garantizar las dosis que necesitan especialmente los niños. 

Luz del sol

La naturaleza  es una gran proveedora de beneficios para los seres humanos y la luz del sol es uno de ellos. Es por este motivo que los médicos recomiendan a los padres exponer al sol a los bebes recién nacido entre 20 a 30 minutos. Esta luz no es necesariamente directa estamos hablando que las horas recomendadas generalmente son entre las 7:00 A.M. a 10:00 A.M. y de 4:00 P.M. a 6:00 P.M.

Todo este tema es relativo debido a los tonos de piel de cada niño en particular.  Los bebes menores de 6 meses no deberían estar expuesto directamente a la luz solar porque se les puede deteriorar su delicada. A esta edad los niños reciben la dosis necesaria de Vitamina D a través de la leche materna.

Tanto los niños como los adultos tienen el riesgo de sufrir un déficit de vitamina D, para evitarlo una dieta saludable sin lugar a duda será la clave.

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar