La importancia de la educación vial para niños

4 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
Se han demostrado las ventajas de realizar acciones de educación vial para niños. Además de evitar accidentes y situaciones indeseables, los pequeños irán aprendiendo a vivir mejor en sociedad.

La educación vial es fundamental a la hora de evitar accidentes de tráfico. Un gran número de ellos ocurre por imprudencia o por desconocimiento de las normas. Por todo ello, es indispensable educar a los niños en esta materia.

Los niños que reciben educación vial no solamente tendrán menos probabilidades de sufrir algún tipo de accidentes, sino que, además, se convertirán en adultos responsables y conocedores de las normas. Serán, entonces, conductores, peatones, ciclistas y pasajeros conscientes y precavidos.

¿Pero a quién le corresponde enseñar a los niños educación vial? Muchas veces los padres piensan que otras personas lo harán o que el colegio se encargará de ello. Es preferible no esperar a que esto ocurra, ya que la educación vial de los niños también es responsabilidad de los padres, sobre todo a través del ejemplo.

A continuación, veremos algunos elementos para entender la importancia de la educación vial para niños y adolescentes.

¿Por qué es importante la educación vial para niños?

Los niños, sobre todo cuando son pequeños, utilizan la vía pública como peatones o como pasajeros, siempre acompañados de sus padres o de algún adulto responsable. Tanto los padres como los educadores deben fomentar en los menores actitudes en las vías que generen consciencia ciudadana, a fin de que puedan ir desarrollando un sentido vial responsable.La importancia de la educación vial para niños.

Esta educación vial contribuirá a que los niños aprendan normas de convivencia y pautas adecuadas para una movilidad más segura. Sabrán, además, cuáles son las posibles consecuencias de hacer las cosas mal y cuáles las ventajas de hacerlas bien. Esto, sin duda, determinará su comportamiento en el futuro.

Es importante tener en cuenta que los niños, por su corta edad, no tienen aún bien desarrollada la capacidad de razonamiento ni la percepción sensitiva. Del mismo modo, su psicomotricidad está en desarrollo y no siempre son capaces de tomar decisiones frente a posibles problemas que puedan tener en las vías.

Los adultos son, entonces, los encargados no solo de acompañarlos para garantizar su seguridad, sino también de enseñarles las normas básicas a través de instrucciones e indicaciones, pero sobre todo a través del ejemplo. Así, los niños irán adquiriendo poco a poco los conocimientos necesarios para un correcto comportamiento en las vías.

¿Qué es la educación vial para niños?

La educación vial para niños no consiste unicamente en enseñarles las normas y señales de tráfico o a ser buenos conductores. Es necesario incorporar otros aspectos del desarrollo evolutivo de los niños.

El contenido vial debe ser integrado a la rutina diaria de los niños, igual que el enseñarles a vestirse o a asearse. De esta manera, se aumentará la seguridad y se ayudará a disminuir los accidentes de tráfico.

Además de la información sobre las señales y el comportamiento, la educación vial para niños debe incluir educación en valores como el respeto, la responsabilidad, el compartir el espacio, etc. Se trata de enseñar a los pequeños las prácticas y hábitos relacionados con el cuidado y la protección de las personas que utilizan la vía pública. Cuando estos hábitos se aprenden a una edad muy temprana, se contribuye a evitar accidentes.La importancia de la educación vial para niños.

¿Cómo enseñársela a los niños?

Existen algunas cosas sencillas que los padres pueden incorporar al día a día con sus hijos para complementar la educación vial que reciben en el colegio. Una de ellas es, por ejemplo, enseñarles a mirar siempre antes de cruzar la calle, aunque vayan de la mano de un adulto. Es importante que adquieran el hábito de mirar hacia ambos lados antes de cruzar.

También es muy útil enseñarles que se debe buscar, en la medida de lo posible, un paso peatonal para cruzar la calle. De igual manera, hay que explicarles que nunca se debe cruzar con la luz roja del semáforo, aunque no haya coches cerca. Si los niños usan bicicleta, es importante enseñarles que siempre deben utilizar casco y conducir por lugares seguros.

Al ir con ellos por la calle o en el coche, se les pueden mostrar y explicar las diferentes señales de tráfico para que se vayan familiarizando con ellas. También existen algunas aplicaciones que pueden ayudar a los padres en esta tarea. Finalmente, un comportamiento vial responsable de los padres será la mejor forma de enseñar a los niños con el ejemplo.