La ictericia infantil

Mervis Romero · 23 diciembre, 2017
Cuando el bebé tiene una coloración amarillenta en la piel, ojos y mucosidades es posible que se trate de un caso de ictericia.

La ictericia infantil es una enfermedad que, a menudo, no suele presentar mayores complicaciones. No obstante, es necesario conocer de qué se trata y por qué se produce para poder combatirla adecuadamente.

En primer lugar, se trata de una coloración amarillenta de la piel y las mucosidades por el exceso de bilurrubina en la sangre. Al estar presente en el torrente sanguíneo se distribuye fácil y velozmente por el organismo.

En segundo lugar, la ictericia infantil ocurre cuando la bilirrubina (que es un desecho de la hemoglobina) no puede transformarse en el hígado ni desecharse a través de las deposiciones de forma normal. Por ello, esta enfermedad cursa con su típica pigmentación amarilla.

Entonces, el color amarillo que adquiere el paciente viene a ser un indicador de que algo no está funcionando correctamente en el hígado.

Muchos bebés y niños de corta edad pueden llegar a padecer ictericia infantil dado que su hígado no está del todo maduro y, por lo tanto, no es capaz de eliminar los desechos.

Ejercicio de prueba

Para saber si el bebé tiene ictericia, presiona suavemente la nariz y la frente del bebé. Si al soltar tiene una coloración amarillenta, podría tener ictericia leve. En caso contrario, el color de su piel debería ser más claro que su color habitual.

A continuación te contamos cuáles son los tipos de ictericia, sus síntomas y otros datos de interés.

¿Cuáles son los tipos de ictericia infantil?

Existen dos tipos de ictericia infantil, y aunque son inofensivas, debes prestarle la debida atención.

  1. Ictericia por la lactancia. Esta aparece en las primeras semanas del nacimiento del bebé, y puede ocurrir cuando no se alimenta muy bien.
    • Puede ocurrir cuando la madre tiene un retraso en la producción de leche. Por ello, la madre debe darle suficientemente leche al niño y alimentarlo aproximadamente entre 10 o 12 veces al día.
  2. Ictericia de la leche materna. Ciertas sustancias que contiene la leche materna pueden bloquear ciertas proteínas que descomponen la bilirrubina.
    • Se podría contrarrestar si la madre interrumpe la lactancia durante 1 o 2 días. Al hacerlo disminuirá el nivel de bilirrubina.
    • Sin embargo, durante esos días puede extraerse la leche de las mamas a fin de mantener el flujo de sangre. Podría alimentar al bebé con biberones durante un periodo breve con leche maternizada.
La ictericia infantil puede desaparecer por sí sola.

Signos y síntomas graves

Cuando la ictericia infantil es grave, puede ser por la incompatibilidad sanguínea entre la madre y el bebé. No suele ser un caso común.

Por ello, cuando la madre acude al médico para su consulta pre natal, el médico le pregunta el tipo de sangre con el propósito de saber si el bebé puede presentar este tipo de complicaciones y tomar las previsiones necesarias.

Sin embargo, si en tu bebé notas algunos de estos síntomas, acude al médico a fin de que lo examine.

  1. La piel del bebé es cada día más amarillenta, sobre todo en el abdomen, los brazos y las piernas.
  2. El bebé se ve enfermo y es difícil despertarlo.
  3. Tiene un llanto muy agudo.
  4. Hemorragias.
  5. Hepatitis.
  6. Fiebre y vómitos.
  7. Mirada constante hacia arriba.
  8. Se pone muy nervioso.
La ictericia infantil se caracteriza por la coloración amarillenta.

Causas

Aparte de la incompatibilidad del grupo sanguíneo entre la madre y el bebé, esta enfermedad puede surgir por las siguientes causas:

  • Nacimiento prematuro.
  • Fórceps durante el parto.
  • Formas anormales de las células sanguíneas.
  • Falta de enzimas.
  • Bajo nivel de hipoxia.
  • Infecciones congénitas, tales como rubeola, sífilis, u otras.
  • Infección de sangre en el bebé, conocida como septicemia.

Tratamiento

Existen diferentes tratamientos para ayudar al bebé a superar la Ictericia, los cuales la misma madre podría hacer en su hogar y otras llevándolo al médico.

  • Baños de sol. Esto lo hace la madre exponiendo al bebé al sol antes de las 9 am y después de las 4 pm. Al hacerlo, debe protegerle los ojos y los genitales y además cambiarlo de posición constantemente.
  • Realizar controles periódicos del nivel de bilirrubina en la sangre
  • Fototerapia. Consiste en colocar luces azules especiales al bebe, se le coloca en una incubadora con los ojos tapados. Este tratamiento se realiza en el hospital durante un periodo de tiempo.
  • Alimentación. Otra cosa que podría hacer la madre es cerciorarse de que el bebé tomando abundante leche materna, o de formula, con el propósito de que evacúe con frecuencia y elimine los desechos.