La disnea durante el embarazo

Óscar Dorado 9 abril, 2018
La disnea es uno de los síntomas principales que dificulta la respiración de las futuras mamás durante el embarazo. Por ello, te dejamos algunos consejos para combatirla y sentirte mejor mientras esperas a tu bebé.

La disnea durante el embarazo es algo común en las futuras mamás. El concepto se refiere a la dificultad que se presenta al respirar. Es resultado de la adaptación a los cambios corporales en el embarazo y también propio de las complicaciones de este. La disnea se asocia, principalmente, con el sistema cardiovascular y respiratorio.

Las dificultades respiratorias durante el embarazo se pueden explicar por el crecimiento del bebé, el efecto de las hormonas y la modificación del sistema respiratorio. La combinación de todos estos factores puede ser realmente inquietante para muchas futuras madres, ya que más de la mitad de ellas eventualmente se sentirán sin aliento.

La disnea durante el embarazo generalmente se experimenta al realizar una actividad o en un período de reposo durante un tiempo prolongado.

Existen dos tipos de disnea: la aguda y la crónica. En la disnea aguda, la falta de aliento dura unas pocas semanas, mientras que en la crónica, esto dura más de un mes.

Afortunadamente, esta incomodidad no es peligrosa para el bebé y algunos ejercicios pueden aliviarte un poco, aunque solo sea temporalmente.

Mayor presencia en el tercer trimestre del embarazo

Como hemos mencionado anteriormente, la disnea produce dificultad para respirar porque el útero ejerce presión sobre el diafragma y causa dificultades respiratorias. Las complicaciones se acentúan y están más presentes en el tercer trimestre de la gestación.

En este, e incluso en el segundo trimestre de gestación, la cavidad uterina se expande debido al crecimiento del feto. Por lo tanto, es probable que las mujeres experimenten dificultad para respirar con mayor frecuencia.

“Sentirte gorda dura nueve meses, pero la alegría de convertirte en madre dura para siempre ”
—Nikki Dalton—

Síntomas comunes de la disnea durante el embarazo

Estos son algunos de los signos y síntomas comunes de la disnea durante el embarazo:

  • Falta de aliento.
  • Debilidad corporal.
  • Cansancio.
  • Decoloración azulada de las uñas y la piel.
  • Inquietud.
  • Patrones de respiración anormales.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca.
Los ejercicios aeróbicos contribuyen a tratar la disnea durante el embarazo.

Consejos para tratar la disnea durante el embarazo

A continuación, enumeramos algunos métodos que te ayudarán a aliviar la disnea en el embarazo:

1.- Evita las tareas forzosas

El primer consejo es que trates de relajarte, de vez en cuando, durante el embarazo. No debes esforzarte demasiado en el trabajo ni en las tareas domésticas, ya que esto puede empeorar aún más la disnea.

Llevar a cabo descansos de vez en cuando permitirá que tu cuerpo se recupere y que estés más relajada. Esto contribuirá a mejorar tus problemas respiratorios en los nueve meses de gestación.

2.- Practica ejercicios de respiración

Los ejercicios de respiración son uno de los mejores remedios para combatir la dificultad para respirar y para aliviar los síntomas de la disnea. Estas actividades te ayudarán a aumentar la capacidad pulmonar y, en consecuencia, te permitirán respirar mejor.

3.- Buena postura corporal

Una buena postura corporal es muy útil para reducir la disnea. Mientras estés sentada, debes mantener los hombros hacia atrás.

Esta posición proporcionará un amplio espacio para que los pulmones se expandan. Al dormir, se recomienda mantener el cuerpo elevado colocando más almohadas detrás de su espalda.

4.- Cambiar de posición

Si te sientes sin aliento e incómoda en una determinada posición, intenta cambiar a otra más relajada. Esto te ayudará a respirar con mayor facilidad.

5.- Ejercicios aeróbicos

Por último, los ejercicios aeróbicos leves siempre son buenos durante el embarazo. A menudo, no estar en forma durante la gestación puede aumentar tu dificultad para respirar. El bebé también necesita oxígeno para crecer bien por dentro.

La disnea durante el embarazo causa dificultad para respirar.

Por lo tanto, debes consultar a tu médico y aprender algunos ejercicios aeróbicos para mantenerte en forma. Estos entrenamientos también mantienen el funcionamiento del sistema cardiovascular y respiratorio sin problemas.

Es común experimentar disnea durante el embarazo; y las medidas anteriores ayudarán enormemente a tratar y controlar la disnea. En el caso de que experimentas síntomas graves, como mareos, problemas respiratorios prolongados, agotamiento extremo o dolor severo en el pecho debes apresurarte a visitar al médico.

Si no controlas la dificultad para respirar, la falta de oxígeno puede dañarte tanto a ti como al bebé en desarrollo. En consecuencia, es extremadamente importante tener cuidado con los síntomas preocupantes y trabajar por llevar a cabo medidas para tratar la disnea de manera efectiva. 
Te puede gustar