¿Qué es la asesoría genética prenatal?

La genética estudia nuestros genes, que son los encargados de llevar la información que nos configura como especie. Los genes determinan muchas de las características tanto físicas como psíquicas que nos definen: el color de nuestra piel, del cabello, nuestra estatura etc. El desarrollo de la asesoría genética ha permitido que ya desde el momento en el que el feto se desarrolla en el útero materno se puedan conocer las posibilidades de que exista un defecto congénito.


La asesoría genética prenatal trata de prestar ayuda a las parejas que tienen una alta probabilidad de concebir un bebé con alguna afección. Entre ellas se encuentran las embarazadas de más de 35 años de edad y de ciertos grupos étnicos.  No obstante, es recomendable que todas las mujeres de todas las edades se practiquen pruebas genéticas durante el embarazo.

Esta asesoría consiste básicamente en la aplicación de pruebas como la amniocentesis, la muestra de vellosidades coriónicas y la muestra sanguínea percutánea umbilical, cuyos resultados abren una ventana de información a los futuros padres, que podrán prepararse de una mejor manera para recibir al bebé que viene en camino.

En qué casos se debe recurrir a la asesoría genética

  • Si tú o tu pareja estáis preocupados por saber si vuestro hijo nacerá con alguna afección congénita, lo mejor es recurrir a la asesoría genética. De esta manera, los especialistas podrán determinar mediante pruebas científicas si vuestro hijo nacerá con una enfermedad común en tu familia.
  • Esta asesoría es especialmente recomendada para las parejas que tienen un hijo afectado por una enfermedad genética y están pensando en tener otro. La asesoría genética también es capaz de calcular las probabilidades de que un niño nazca con alguna discapacidad intelectual o con defectos de nacimiento, lo cual preocupa a los padres provenientes de familias donde ya hay casos similares.
  • De igual manera, esta asesoría está destinada a padres que tienen un historial de infertilidad o pérdidas de embarazo. De hecho, este tipo de exámenes están muy demandados por parejas que han tenido tres o más abortos espontáneos.

La asesoría genética prenatal ayuda a los padres con un gran historial de infertilidad

  • La asesoría genética también ha contribuido a entregar información valiosa a algunos padres que descubren que su hijo nacerá con una enfermedad genética. Es por ello que está pensada para mujeres embarazadas cuyos bebés ya han sido diagnosticados con un defecto de nacimiento o una afección genética, como fibrosis quística o síndrome de Down. En estos casos, la asesoría genética ofrece a los padres ayudas para mejorar las condiciones de vida del niño que vendrá en camino.

Te proporcionarán la información que necesitas para los cuidados de tu hijo

A través de una entrevista detallada que estudia la historia familiar de la pareja que desea concebir o de un análisis médico con muestra de sangre, orina o saliva, los especialistas en genética pueden diagnosticar en la etapa prenatal las enfermedades que puede padecer el niño.

Concretamente, el diagnóstico prenatal consiste en examinar células fetales, líquido amniótico o membranas amnióticas para detectar problemas en el crecimiento del bebé.

Hasta ahora, la asesoría genética ha sido capaz de diagnosticar distintas enfermedades como el cáncer, asma, diabetes, enfermedades cardíacas, alcoholismo, pérdida de la audición o de la visión en edades muy tempranas o hipertensión arterial.

Otros trastornos y enfermedades como la depresión o la esquizofrenia, así como los problemas de aprendizaje, retrasos mentales, defectos de nacimiento como la espina bífida o defectos cardíacos también pueden ser detectados por el genetista antes de que el bebé nazca.

La idea es que los padres se puedan preparar antes del parto para recibir a un bebé con circunstancias especiales y que precisará de unos cuidados específicos

Tener un asesoramiento genético permite conocer el tratamiento y cura de las enfermedades que puede desarrollar el feto

Te remitirán cuanto antes a otros especialistas

Además, los especialistas de este rama pueden remitir a sus pacientes a otros especialistas con el fin de buscar algún tratamiento o cura. Por ejemplo, muchos bebés con el Síndrome de Down que nacen con defectos en el corazón son derivados por el genetista a un cardiólogo.

Esta visita al cardiólogo servirá a los padres para hablar sobre la cirugía del corazón que tal vez su hijo necesite, pero también les permitirá reunirse con un neonatólogo para dialogar sobre los cuidado que debe recibir un recién nacido después de una operación.

El genetista es también el encargado de recomendar entrevistas con grupos de apoyo o cualquier otro profesional del cuidado de la salud que ayuden a los futuros padres a adaptarse y a prepararse a su nueva y compleja realidad.

En caso de que estés embarazada y creas que puedes sufrir riesgos, o simplemente desees salir de dudas, sírvete de la asesoría genética prenatal, harán todo lo que esté en su mano para que tu embarazo se desarrolle de la mejor manera posible.

Categories: Preconcepción Etiquetas:
Te puede gustar