Hipo fetal: todo lo que debes saber

El hipo fetal, por lo general, no tiene ninguna connotación patológica y se corresponde con el adecuado desarrollo del futuro bebé.
Hipo fetal: todo lo que debes saber
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 17 marzo, 2021.

Última actualización: 17 marzo, 2021

El hipo fetal es una de esas sensaciones en la barriga de la madre que pueden ser extrañas al principio, pero que en realidad se corresponde con el adecuado desarrollo del bebé. En este caso, es el diafragma el órgano involucrado, el cual crece y se contrae para garantizar un buen funcionamiento del aparato respiratorio al momento de nacer.

En pocas ocasiones suele ser un motivo de consulta al médico, ya que se trata de algo natural y que no suele acompañarse con síntomas molestos. Si alguna vez escuchaste este curioso término y deseas saber un poco más sobre él, hemos preparado las siguientes líneas justo para ti. ¡Sigue leyendo!

¿Cómo puede describirse el hipo fetal?

Muchas madres lo describen como una sensación breve que aparece de forma abrupta y se mantiene rítmicamente. Son pequeños movimientos o “saltos” en algunas partes de la barriga de la madre que suelen ser motivo de preocupación en las más inexpertas.

En ningún caso existe dolor asociado o algún otro síntoma preocupante como fiebre o problemas para evacuar. En algunas ocasiones es más probable que estas alteraciones se correspondan con cambios fisiológicos durante el embarazo y no a un signo de alerta que pudiese confundirse con esta sensación.

¿Por qué ocurre el hipo fetal?

El hipo fetal se corresponde con el desarrollo normal del bebé.

Esta sensación ocurre como resultado de los movimientos activos del diafragma del bebé, lo cual se relaciona tanto con el desarrollo adecuado de este órgano como de la necesidad de preparar a tu hijo para los requerimientos del mundo exterior.

¿Conocías este músculo? El diafragma divide la cavidad abdominal de la torácica y se encuentra justo por debajo de los pulmones y el corazón. Debajo de él se sitúan varios órganos como el hígado, algunas partes del intestino y el bazo.

Fuera del útero, cuando este órgano se contrae, es capaz de facilitar la expansión de la cavidad torácica y permitir la entrada de aire dentro de los pulmones gracias a un fenómeno físico. Cuando se relaja, el aire sale de forma natural para empezar otro ciclo respiratorio. Todo este proceso se denomina ventilación pulmonar.

Por supuesto, dentro de la madre, los futuros bebés no respiran aire. Por el contrario, el líquido amniótico es ingerido y expulsado de forma constante para proteger al feto y garantizar el adecuado desarrollo de algunos órganos.

¿Debo preocuparme?

El hipo fetal es una consecuencia natural del desarrollo del bebé. No se relaciona de manera alguna con una patología, por lo que puede ser considerado algo normal y que todas las madres van a percibir en algún momento del embarazo.

Por lo general, esta sensación suele aparecer alrededor de la semana 20 del embarazo, por lo que suele emocionar mucho a las madres primerizas. Si te encuentras dentro de este grupo, ¡no te preocupes!

En algunas ocasiones el hipo fetal puede confundirse con contracciones falsas o de Braxton-Hicks. Estas últimas se caracterizan por ser indoloras, breves, irregulares y de aparición espontánea. Ese nombre tan curioso hace referencia a que en realidad no indican el inicio del trabajo de parto, ya que se corresponde con la “preparación” del útero para dicho evento.

¿Cuándo ir al médico?

El hipo fetal no suele requerir evaluación médica.

El hipo fetal no requiere una intervención médica de urgencia o programada, ya que no se trata de algo patológico. Sin embargo, algunas madres (en especial las primerizas) podrían presentar dudas acerca de cómo diferenciar esta sensación de otras anormalidades del embarazo.

En líneas generales, es recomendable acudir al médico en caso de que existan signos o síntomas de algunas enfermedades que pudiesen comprometer el desarrollo adecuado del bebé. Ausencia de movimientos fetales en una etapa avanzada del embarazo, fiebre o mucho dolor abdominal asociado al hipo fetal son algunos ejemplos.

En las consultas médicas rutinarias es común que el médico realice un breve examen físico y un ecosonograma obstétrico para valorar el desarrollo del futuro bebé. Ese momento es el ideal para plantear todas tus dudas acerca del hipo fetal que, como hemos dicho, no se trata de un evento patológico.

¡Tu bebé está preparándose!

Pocas cosas son tan satisfactorias durante el embarazo que sentir el desarrollo de tu hijo a través de los movimientos. Estos te hacen sentir su fuerza y ganas de salir cuando sea el momento adecuado, por lo que lejos de generarte preocupación es una buena manera de aprovechar la ocasión para compartir tu felicidad con los seres queridos.

Es recomendable documentar este y otros momentos en un diario personal, vídeos o fotografías para recordar con mucho cariño en el futuro. Son momentos únicos e irrepetibles, por lo que hay que aprovecharlos al máximo.

Te podría interesar...
10 cosas increíbles que hace un bebé dentro del útero
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
10 cosas increíbles que hace un bebé dentro del útero

El embarazo es una etapa maravillosa. Pero ¿qué sabemos acerca de los movimientos del bebé?¿Es cierto que puede tener hipo o reír dentro del útero?



  • Cabanyes J. El comportamiento fetal: una ventana al neurodesarrollo y al diagnóstico temprano. Rev Pediatr Aten Primaria 2014;16(63).