21 consejos útiles para mamás primerizas

Ser madre puede ser difícil la primera vez. Por ello, te damos algunas recomendaciones básicas que te serán muy útiles en las primeras etapas de la relación con tu hijo/a.
21 consejos útiles para mamás primerizas
María Alejandra Castro Arbeláez

Revisado y aprobado por la psicóloga María Alejandra Castro Arbeláez.

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 16 septiembre, 2022

Ser mamá no es una tarea para nada fácil y si lo seremos por primera vez, la tarea es más complicada. Aún así, vamos adquiriendo experiencia poco a poco, a partir de los fallos y los aciertos. De igual modo, siempre necesitaremos los consejos para mamás primerizas que nos puedan dar las abuelas o tías que nos acompañan. Más los que podamos investigar por nuestra cuenta.

Cuando recibimos la noticia de que vamos a ser mamás por primera vez, nos da un poco de temor. Esto es algo normal, debido a que es una experiencia desconocida.

Nunca está de más leer algunas recomendaciones. Muchas de ellas pueden ayudarnos a que el reto sea un poco más sencillo y más en esta época en la que el Internet nos brinda toda la información disponible acerca de lo que necesitamos.

Cuando tenemos a un bebé recién nacido entre los brazos estamos contemplando el milagro de la vida.

–M.J. Márquez–

Si eres una de esas mamás primerizas, sigue leyendo que estos consejos van a ser muy útiles para ti.

Cabe destacar que los consejos son pautas, no mandamientos ni reglas estrictas. La finalidad de ayudarte con estos consejos es guiarte para que tú misma puedas tomar tus propias decisiones.



Consejos para mamás primerizas

La maternidad no es algo que se pueda resolver de manera individual. Tiene mucho peso la red de apoyo familiar y por supuesto, la pareja. Incluso una madre sola ha de contar con instituciones para el cuidado y la educación del pequeño, más allá de la dedicación y la protección que le brinda el hogar.

Si eres madre por primera vez, apunta estos consejos.

  1. Apenas recibas la noticia, consulta a tu médico.
  2. Cuenta las semanas desde el primer día de tu último periodo. A veces se nos hace muy complicado contar las semanas desde que estamos embarazadas, puedes sacar la cuenta desde el primer día de tu última menstruación.
  3. Sentirás al bebé entre la semana 18 y 20 del embarazo. Primero sentirás un cosquilleo o un hormigueo.
    las mamás primerizas debemos estar atentas a todo
  4. Debes estar atenta si tienes síntomas extraños en tu cuerpo. Si tienes un sangrado abundante, fiebre superior a 38º o un dolor abdominal muy fuerte, lo mejor es que acudas a tu médico.
  5. Las contracciones son un síntoma fuerte de que estás por dar a luz. Son un dolor abdominal o lumbar que va aumentando fuertemente.
  6. Viajar también es posible. Claro está, si no es un embarazo de riesgo.
  7. Sí puedes hacer ejercicio en el embarazo. Ciertas actividades físicas no revisten problemas y en cambio suponen muchos beneficios.
  8. Puedes mantener relaciones sexuales durante la gestación. Siempre y cuando el embarazo no sea de riesgo.
  9. Los cambios de humor son normales en el embarazo. Recuerda que tu cuerpo está teniendo muchos cambios y las hormonas también.
  10. Documenta el embarazo. Las fotos y vídeos no pueden faltar. Es una experiencia única que vale la pena recordar.
  11. Trata de estar informada. Consulta con otras madres o investiga por internet, así obtendrás mayores conocimientos del tema.
  12. Apóyate en tu pareja, familiares y amigos. Son personas que estarán contigo en cada momento, cuéntales tus preocupaciones.
  13. Déjate ayudar. No tiene mayor importancia creerte autosuficiente. Tu bebé te necesita enérgica, de buen humor, despierta. Para lograrlo, ¡tienes que descansar!
  14. Acepta consejos, pero resérvate el derecho de aplicarlos. Cuando hay mujeres mayores y sobre todo abuelas, abundarán los consejos. Escúchalos, pero impón tu autoridad de madre y aplica lo que consideres apropiado, previa consulta con el médico pediatra.
  15. Conoce y comparte la experiencia de la maternidad. Participa en círculos de madres, su experiencia, sus testimonios, te ayudarán enormemente. Hazles preguntas, crea contactos, comunica tus aprensiones, pero también tus logros.
  16. La lactancia materna es una bendición, pero no una obligación. Si no se te da la lactancia materna no es el fin del mundo. Es un proceso natural y por todos recomendado, sin embargo hay situaciones que la hacen difícil y a veces imposible. No te afanes y busca alternativas con asesoría pediátrica. Tu felicidad y la satisfacción del bebé son el único e impostergable objetivo.
  17. Trata de dormir cuando el bebé lo haga. Así podrás recargar energías también para atenderlo.
  18. Los abusos evítalos, incluyendo las visitas. Los primeros días serán los más difíciles, debido a que es un cambio radical y además estarás más cansada. Trata de no abusar mucho de las visitas.
  19. No te atormentes por tu peso. Al principio será cuesta arriba bajar esos kilitos de más. Comienza comiendo saludable y a caminar en las mañanas.
  20. Controla el consumo compulsivo. Muy importante, no son cosas lo que necesita tu niño. Te necesita a tí, tus cuidados, mimos, caricias y voces. En la medida de lo posible ahorra y enfócate en las cosas importantes, sana alimentación y estimulación temprana.
  21. Cuida tu intimidad y la de tu pareja. El bebé es y será el sol de tus días, pero esa luz no debe encandilarte hasta no dejarte ver a tu pareja. La intimidad es fuente de armonía. No la descuides.

“Después del parto la pareja no debe desechar sus mo mentos íntimos y a solas, es importante que encuentren oportunidades durante el día o la noche para conversar o simplemente para estar juntos”.

– Psicóloga Romina Brellis –

Los errores más comunes que cometen las mamás

Todas podemos cometer errores en una etapa de cambio tan radical. No es para mortificarse, son cosas que pueden ocurrir. Por ello enumeramos algunos de los errores más comunes que solemos cometer:

  •  Abrigamos demasiado al bebé. Los bebés recién nacidos suelen enfriarse, pero si lo abrigamos demasiado, podemos causar que sude mucho. Tienes que evitarlo, debido a que además se ha comprobado que puede provocar asfixia o muerte súbita.
Las madre primerizas solemos abrigar demasiado a los niños
  • Bañar al bebé todos los días. Los pediatras recomiendan bañar al bebé entre dos a tres veces a la semana. Con eso es más que suficiente, trata de no hacerlo muy seguido.
  • Dejar llorar al bebé. Aunque algunas teorías afirman que dejar llorar al bebé es lo correcto, no es así. Cuando el bebé llore, debemos inmediatamente cogerlo en brazos y consolarlo.
  • Cambiarle de pecho antes de que termine. Debes esperar que el bebé termine para poder cambiarlo de pecho, no antes.
  • Hacerle caso a la abuela. La abuela tiene la experiencia y sabe mucho sobre el tema, pero es importante que también tomes en cuenta la opinión de tu pediatra.

¿Es normal que te sientas frustrada por cometer algunos errores con tu primer bebé? Sí, pero lo realmente importante es que te mantengas en constante comunicación con otras madres que tengan más experiencia y puedan guiarte en tu primer embarazo. Recuerda que ellas también deben haber cometido errores como tú y en base al aprendizaje, pudieron mejorar notablemente.



Recomendaciones para mamás primerizas

Entre los consejos para mamás primerizas, cabe destacar con especial atención los que están referidos al peso. Antes de angustiarte por volver a la talla que tenías antes de quedar embarazada, hazte un plan de comida saludable y ejercicios. Recuerda que dar el pecho además de reforzar el vínculo con tu hijo, hará las cosas más fáciles para llegar a tu peso ideal.

Por otro lado, la lactancia materna disminuye el riesgo de hemorragias posparto y de enfermedades como el cáncer de mama y ovario.

Es sabido que los ejercicios y sobre todo si son al aire libre, te ayudarán a estar alegre. Sin embargo, e mociones encontradas y el estrés de la carga que supone la maternidad te pueden generar en algunos casos cierta irritabilidad y desesperanza. Si es así, a cepta compañía y distracción. Permite de buen grado que te ayuden; date tiempo y dedícatelo.

Si te sientes triste y logras observar que los síntomas se agravan, sientes desapego o culpa, falta de energía y no puedes dormir, entre otros signos, no esperes más y consulta a tu médico. La depresión posparto requiere diagnóstico y tratamiento.

Sin desatender la atención profesional, procura descansar, salir y visitar amigos. Habla con otras madres para ganar experiencia y confianza. Y muy importante, espera a que la relación y los cuidados del niño fluyan con tranquilidad para mudar o hacer un cambio drástico en tu vida.

No sumes complicaciones ni preocupaciones. Ya habrá tiempo y todos los cambios por venir te necesitan a ti y a tu bebé, fuertes, sanos y felices.

Te podría interesar...
Los 6 mejores juegos de bebés, para empezar a enseñar
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Los 6 mejores juegos de bebés, para empezar a enseñar

En la actualidad no se trata solo de asear y alimentar al más pequeño de la casa. Los juegos de bebés son una actividad clave para su desarrollo.




El contenido de Eres Mamá es solo para fines educativos e informativos. En ningún momento sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.