Hipertensión arterial en niños: síntomas y prevención

Adrianazul · 16 noviembre, 2017
La presión arterial alta en edades tempranas puede pasar desapercibida. Por este motivo, es recomendable controlar la presión arterial con frecuencia para evitar problemas de salud más graves.

Cuando escuchamos que alguien sufre de hipertensión arterial, generalmente pensamos en personas adultas, con problemas de sobrepeso y vida sedentaria; sin embargo, cada vez más la presión arterial alta afecta a niños en edad escolar.

 Si profundizas un poco más, encontrarás que esta condición puede aparecer a cualquier edad. Por suerte, el porcentaje de niños afectados con hipertensión todavía es muy bajo, sin embargo, es preciso estar alertas. No obstante, según datos de la Asociación Española de Pediatría, esta condición usualmente pasa desapercibida porque es infradiagnosticada.

Es bueno saber que existen dos tipos de presión arterial: una que alcanza alta intensidad con el fin de irrigar con fuerza la sangre por todo el cuerpo, conocida como presión sistólica, y otra de menor empuje, la cual se produce cuando el corazón se relaja para tomar sangre entre los latidos, conocida como presión diastólica.

La hipertensión arterial en niños es una señal de alerta

Los científicos aún siguen investigando para revelar cuáles son las causas que desencadenan la hipertensión en niños. Lo cierto es que en la mayoría de casos, salvo en los relacionados con la obesidad, no puede identificarse una causa específica. Justo por eso es tan difícil establecer un diagnóstico.

Lo que sí ha quedado claro para los médicos es que cuando la hipertensión se vuelve un problema para los niños, esta generalmente es el aviso de otro inconveniente de salud grave, como una enfermedad renal, anormalidades del corazón, del sistema nervioso o del endocrino.

Ciertamente, la hipertensión se desarrolla con la edad, es por esto que un niño puede padecer presión arterial alta, pero no mostrar síntomas. Y luego, con el paso del tiempo, puede desarrollar la afección.

La hipertensión arterial en niños puede provocar problemas de salud.

¿Cuáles son los signos y síntomas más comunes de hipertensión?

Si existen sospechas de presión arterial en un niño, el medico podrá detectarla por medio de exámenes físicos de rutina. Quizás el método más infalible es simplemente medir la presión arterial del niño con un tensiómetro. Generalmente, así es como se detecta la hipertensión arterial.

Por otro lado, esta afección no causa molestias notables, por lo que detectarla a tiempo en los hogares se vuelve un poco más complicado; no obstante, padecer varios de los siguientes síntomas pueden ser indicativo de presión arterial alta:

  • Mareos después de hacer algún esfuerzo físico.
  • Constantes dolores de cabeza.
  • Dificultad para respirar de forma profunda.
  • Constante fatiga.
  • La visión se vuelve borrosa o confusa.

Algunas recomendaciones para tratar la hipertensión arterial

Si se diagnostica presión alta por obesidad, lo primero en lo que hay que trabajar es en que el niño baje de peso. El hecho de perder peso no solo disminuirá la presión arterial, sino que también le brindará muchos otros beneficios para su salud en general.

Acto seguido, deberás revisar y vigilar la ingesta de sal refinada de su dieta y posteriormente limitarla. Evita poner saleros en la mesa y revisa los niveles de sal en otras comidas. Solo con cuidar de la ingesta de sal se puede reducir la hipertensión leve y también ayudar a disminuir los niveles de presión arterial más graves.

“Un niño con sobrepeso es mucho más propenso a tener no solamente hipertensión sino también otros problemas de salud. Para evitar esto, los buenos hábitos de alimentación y la actividad física son la clave de un sano desarrollo”

Incluir una rutina de ejercicios físicos también será una sugerencia segura del pediatra. Se ha demostrado que la actividad física ayuda a regular la presión arterial; por lo tanto, una rutina de ejercicios moderada puede mejorar mucho los casos de hipertensión arterial infantil.

El deporte en los niños es sumamente beneficioso.

La prevención a tiempo marcará la diferencia

Es muy importante detectar la hipertensión desde el principio. Hoy en día se recomienda controlar la presión arterial a todos los niños con edad de tres años. Sobre todo cuando se trata de bebés que nacieron antes de término o con bajo peso.

Es vital que los padres sepan que la hipertensión debe ser atendida a tiempo, pues ignorarla o descuidarla solo logrará que la condición empeore con el paso de los años. Esta anomalía en la presión arterial de forma prolongada puede provocar insuficiencia cardíaca o un accidente cerebrovascular en la adultez. Asimismo, la hipertensión a largo plazo genera cambios en las paredes de los vasos sanguíneos e incluso puede provocar daños en los riñones, los ojos y otros órganos.

Un control a tiempo y la puesta en práctica de las recomendaciones que te damos ayudará a que tu hijo no tenga problemas de presión arterial.