Mi hijo tiene miedo a los petardos, ¿qué hago?

16 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago
El miedo es una emoción normal, pero, a veces, puede ser paralizante. Hablamos sobre el miedo a los petardos en los niños y te damos algunos consejos para ayudar a tu hijo a superarlo.

En España, es muy común lanzar petardos en las fiestas y en las verbenas con motivo de la celebración. Pero no todo el mundo disfruta con estos ruidos fuertes y estridentes. De hecho, son muchos los niños que tienen miedo a los petardos. ¿Es tu hijo uno de ellos? Si es así, tienes que leer con atención, pues, a continuación, te explicamos qué puedes hacer en estos casos.

Antes de abarcar dicho tema, tenemos que aclarar que el miedo es una emoción completamente normal y natural en el ser humano. Se trata de una respuesta adaptativa del cuerpo ante una situación que se considera peligrosa o amenazante y que, por tanto, atenta contra la propia supervivencia.

Mi hijo tiene miedo a los petardos, ¿qué hago?

Si tu hijo tiene miedo a los petardos, lo primero que debes saber es que no es conveniente que huyáis o evitéis las situaciones en las que se tiran estos pequeños explosivos, tales como fiestas, verbenas, celebraciones privadas, etc.

Niño llorando porque tiene miedo a los petardos.

Esto puede resultar contraproducente. Es cierto que, momentáneamente, el niño se sentirá aliviado, pero si nunca se expone a sus miedos irracionales, le será imposible superarlos. Y esto le puede afectar enormemente a largo plazo.

Entonces, ¿qué puedes hacer para ayudar a tu hijo a afrontar el miedo a los petardos? A continuación, te damos algunas ideas.

Anticipa los acontecimientos

Si vais a ir a un lugar en el que van a tirar petardos, es importante que el pequeño lo sepa con anterioridad. Hay que explicarle que, en un momento dado, va a escuchar unos ruidos fuertes producidos por la pólvora. Pero que no debe preocuparse, porque estos forman parte del festejo o la celebración a la que vais a acudir.

Además, para que la exposición no resulta tan agresiva, podéis ver juntos previamente en casa algunos vídeos de fiestas en los que se lancen petardos y fuegos artificiales.

Actúa con normalidad

Ante todo, mantén la calma. Si tu hijo tiene miedo a los petardos, lo más seguro es que se ponga nervioso e, incluso, llegue a llorar desconsoladamente.

Ante esta situación, hay que actuar con total normalidad, ya que si el niño ve que el resto de las personas no se asusta con los ruidos, entenderá que no se trata de algo peligroso y, poco a poco, puede que deje de sentir ese miedo irracional ante los petardos.

Muestra comprensión ante la situación

Hay que ser empático y comprender que el pequeño lo puede estar pasando verdaderamente mal. En este caso, la comunicación es fundamental. Habla con tu hijo cara a cara y explícale que tú también tienes miedo en determinadas situaciones, pero que estás ahí para protegerlo y asegurarte de que no le pasa nada malo.

¿Miedo o fobia a los petardos?

Si crees que el miedo que tu hijo siente ante el ruido de los petardos es excesivo e incapacitante, puede que no se trate de un simple miedo infantil, sino de una fobia, concretamente, puede que padezca ligirofobia. En este caso, la mejor opción es pedir ayuda a un psicólogo especializado en el tratamiento de fobias.

¿Qué es la ligirofobia?

Ligirofobia es el término que se utiliza para describir un tipo de fobia específica consistente en sentir un miedo extremo e irracional ante lo ruidos fuertes, intensos y, normalmente, repentinos, como los que producen los petardos.

Niño asustado porque tiene miedo a los petardos.

De manera que, en situaciones excesivamente ruidosas, las personas que presentan ligirofobia, pueden llegar a perder el control y sufrir ataques de ansiedad o de pánico.

Lo cual, además de generarles un gran malestar, les incapacita y les limita significativamente, pues intentan evitar ciertos contextos en los que pueden encontrarse completamente expuestos ante su miedo.

La importancia de tratar el miedo a los petardos

Si tu hijo tiene miedo a los petardos, es importante que, ya sea en casa (en los casos más leves) o con la ayuda de un especialista (en los casos más severos), empiece a tratar dicho miedo desde la infancia, es decir, desde el momento en el que se detecta el problema.

Cuanto antes se intervenga, antes podrá hacer una vida normal para que acudir a una fiesta o a una verbena no resulte una situación estresante, angustiosa o aterradora.

  • Nardone, G. (2012). Miedo, pánico, fobias: la terapia breve. Herder Editorial.