Mi hijo suda mucho, ¿qué le pasa?

26 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la médica Elisa Martin Cano
El exceso de sudor puede conllevar a problemas de autoestima en el niño. Hablamos sobre la hiperhidrosis y sobre cuáles pueden ser las causas que la provocan.
 

No es poco frecuente notar en algunas ocasiones que nuestro hijo suda mucho. La sudoración excesiva es conocida también con el nombre de hiperhidrosis. Aunque su causa puede residir en alguna enfermedad de base, lo más normal es que se trate de hiperhidrosis primaria.

Esta está producida por una inmadurez en los sistemas de regulación del niño. Así pues, a continuación, te contamos todo lo que debes saber acerca de los niños que sudan mucho.

¿Qué es la hiperhidrosis?

La hiperhidrosis es el exceso de sudoración. El sudor es un líquido producido por el organismo que este expulsa al exterior a través de la piel. Este líquido está compuesto, principalmente, por agua y sales minerales. También contiene otras sustancias como azúcar o urea. Se produce en unas estructuras del cuerpo humano conocidas como glándulas sudoríparas.

La función principal del sudor es la regulación de la temperatura corporal. El organismo funciona óptimamente si se mantiene estable alrededor de los 37 ºC.

La manera en la que el sudor regula la temperatura corporal es la siguiente: el sudor sale a través de la piel por unas estructuras llamadas poros. Una vez que se encuentra en la superficie de la piel, el agua que contiene se evapora, enfriando el cuerpo. Es el sistema nervioso central el que se encarga de mandar las señales que regulan la cantidad de sudor y el momento en el que se produce.

Niño sudando mucho debido a que está jugando al sol.
 

A parte de regular la temperatura corporal, el sudor también se encarga de eliminar sustancias de deshecho. Asimismo, también regula el pH de la piel, lo que sirve como barrera natural para la defensa tanto de gérmenes como de bacterias y hongos.

Te puede interesar: La sudamina: síntomas y tratamiento

¿Por qué mi hijo suda mucho?

Aunque puede que la hiperhidrosis tenga su causa en alguna patología de base, lo más normal es que nos encontremos ante una hiperhidrosis primaria. Esto quiere decir que no se encuentra ninguna causa patológica que justifique este exceso de sudoración.

Lo que ocurre es que, hasta los 4 o 5 años de edad, el sistema de regulación del sudor del niño aún no ha madurado por completo. Así, las glándulas sudoríparas no funcionan al 100 %. La temperatura corporal del pequeño puede elevarse de manera más brusca. Además, la cantidad de sudor que se produce y se transpira tampoco está totalmente bien regulada, por lo que puede producirse este exceso del que hablamos.

Además de esto, se cree que también existen ciertos factores genéticos que se relacionan con este problema. Esto quiere decir que los niños tienen familiares con problemas de exceso de sudoración. Probablemente, este exceso de sudoración le acompañará toda la vida y comenzará a manifestarse en estas etapas.

Otras causas por las que un niño suda mucho

Aunque, como hemos comentado, lo más común es que no se encuentre una causa concreta por la que se produce un exceso de sudor, en otras ocasiones, sí está producido por diversos motivos concretos. Algunos de los más comunes son

 
  • Infecciones por bacterias o virus.
  • Trastorno o patología del sistema nervioso central que regula la producción del sudor.
  • Trastornos hormonales que provocan que el mensaje que envía el sistema nervioso central no sea transmitido al resto del organismo como debería.

Por supuesto, otra de las razones por las que el niño suda mucho puede ser el exceso de abrigo. Esto ocurre sobre todo en los bebés, pues hay muchos padres que ponen un exceso de ropa a sus bebés.

Quizá te interese: Qué hacer cuando tu hijo adolescente no se ducha: medidas de higiene

¿Cómo le puede afectar a un niño el exceso de sudor?

El exceso de sudor en los niños, al igual que en los adultos, puede afectar a diferentes ámbitos y disminuir la calidad de vida. Un aspecto muy importante de entre los que se ven afectados es la autoestima del pequeño. En estas edades, este tipo de problemas son complicados, porque los otros niños no llegan a comprender ni a empatizar y puede llevar a burlas por su parte, lo que termina por acomplejar al infante.

Niño bebiendo agua porque suda mucho.

¿Qué puedo hacer si mi hijo suda mucho?

Hay ciertas medidas que se pueden llevar a cabo para ayudar a controlar el exceso de sudor en tu hijo. Algunas de las más importantes son

 
  • Llevar a cabo una higiene adecuada. Es necesario que el niño se duche una vez al día para eliminar los restos de sudor. Si no se eliminan, estos restos pueden ser el lugar perfecto para que crezcan hongos y otras bacterias. Además, supondrá un problema de mal olor corporal.
  • Usar ropa con tejidos naturales y fresca. La ropa sintética o muy ceñida fomenta la producción de sudor. Además, tras cada puesta, será recomendable lavar la ropa del niño.
  • Evitar que el pequeño tenga sobrepeso. El exceso de grasa corporal hace que se produzca más sudor. Esto es porque la grasa es un buen protector del frío, por lo que, en exceso, hace que la temperatura corporal del infante aumente de forma más rápida y este sude más.

Existen también algunos tratamientos especializados, basados en desodorantes, medicamentos y tratamientos tópicos. Pero estos tendrán que ser recetados por un especialista.

En cuanto al exceso de sudor en los niños, debes saber…

Es un problema común y, la gran mayoría de las veces, sin una causa justificada. Aunque no sea un cuadro grave, siempre es recomendable acudir al especialista. Este será quien estudie el caso para comprobar que no existe ninguna patología subyacente. Además, dará recomendaciones que mejorarán la calidad de vida del infante y establecerá un tratamiento específico, si así lo cree necesario.