Hijo, me estoy preparando para ser tu mamá

Adrianazul 31 agosto, 2016

En mi mente y mi corazón tú ya existes, amor mío. Y aunque la intimidad entre tu padre y yo aún no está orientada a traerte al mundo, tú ya estás en nuestros pensamientos, en nuestras conversaciones y en la casa ya hay libros de maternidad. Leo todo lo que puedo sobre ello y estoy muy emocionada al hacerlo porque con cada lectura me estoy preparando para ser tu mamá, hijo.

Tu papá y yo vemos cada vez más cerca la posibilidad de concebirte. Hablamos mucho sobre tenerte, hijo. Ambos te deseamos y yo ya siento que te amo. Te sueño, amor mío. Aún no sé qué sexo tendrás ni cómo serás, pero me veo amándote como a nadie, dándote lo mejor de mí.

En esta preparación para ser mamá he aprendido que tu papá y yo debemos hacer algunos ajustes en nuestra alimentación y en nuestras costumbres y hábitos para vivir cada vez más de manera sana y armoniosa. Nuestra armonía te dará la bienvenida y te aseguro que vendrás a un hogar lleno de amor, como te lo mereces.

consejos-quedarte-embarazada

Me esmero en estudiar y mejorar mi personalidad porque anhelo que recibas amor en abundancia y para ello aspiro a convertirme en una mujer cada vez más dulce y comprensiva sin que ello signifique ser una madre falta de carácter o blandengue. No es sencillo, mi amor, pero como ves me estoy preparando para ti, hijo mío.

Deseo ser una mamá consciente

Cada día soy más consciente de que la preparación de la embarazada no debe ceñirse a los nueve meses de embarazo, sino que debería comenzar mucho antes.

Ahora sé que cada pensamiento, emoción y sentimiento que surge en mí es capaz de producir una serie de sustancias químicas en mi cuerpo que viajan por la sangre y pueden penetrar en ti, cuando seas el más maravilloso huésped de mi útero.

Así que procuro cada día observar y rodearme de situaciones hermosas, de oír cada vez más música agradable y de saborear alimentos que me produzcan placer y que además sean sanos, lo hago porque todas estas practican me producen tranquilidad y es ese el sentimiento que tú necesitas para crecer bien.

Mi idea es que las costumbres que ahora practico cada vez con más ímpetu y pasión, poco a poco se conviertan en costumbre para que cuando tú llegues a mi vida ya sean habituales. Mi deseo es que te alimentarás de lo más bello y armonioso y será eso lo que debo cultivar para que te puedas alimentar de mi amor puro y mi serenidad.

Es en esa condición de paz, serenidad y armonía que deseo que te gestes, pues ahora sé que cada recuerdo, cada imagen, cada sonido, cada alimento y cada deseo que mane de mí se transformarán en tus células, tus oídos, tus ojos, tu cabeza, tus brazos, tus piernas y tu corazón.

me estoy preparando para recibirte hijo

 

Me estoy preparando para recibirte con amor

Estoy preparándome para ti, hijo mío porque también estoy consciente de que si pasa lo contrario y observo escenas violentas y me desenvuelvo en un ambiente desagradable, mi cuerpo liberará sustancias químicas de estrés cuando estés dentro de mí, creciendo.

Yo no quiero sembrar dentro de ti semillas de ansiedad, hostilidad ni miedo, al contrario quiero sembrar dentro de ti amor, serenidad, optimismo y cientos de virtudes. Y como quiero que eso suceda es que estoy preparándome pues la idea que tú cultives todas esas virtudes desde que estés en mi vientre y reforzarlas cuando convivas con tu papi y conmigo.

Cuando te formes bebé, tendrás la capacidad de asociar mis impulsos sensoriales con sentimientos y podrás identificar todas las emociones que te nutren, lo harás como todos los bebés los hacen. La ciencia ya nos ha demostrado que la vida inicia antes del nacimiento, y tu crecimiento será integral como el de todos los bebés del mundo, por eso quiero ser la mejor madre que pueda ser y para convertirme en eso que deseo, me estoy preparando.

 

Te puede gustar