¿Es tu hijo inseguro? Ayúdalo

Amanda · 1 enero, 2016

La inseguridad es un inconveniente que puede a aparecer en cualquier persona sin importar su condición. Por lo general se desarrolla desde la infancia y en algunos casos puede acompañar a las personas hasta la adultez. Por otro lado, Aunque presentar cierta inseguridad no es totalmente malo, puede desencadenar en problemas mayores, que impidan el desarrollo adecuado del niño.

En tal sentido, lo primero que podemos hacer si nuestro hijo es inseguro, es reconocer que tiene este problema. Es común que los padres sean poco considerados con esta situación, porque piensan que es normal o algunas veces que es malcriadez; por tal motivo, no se les presta la ayuda adecuada.

Este particular, es asociado a la timidez, que a su vez es una señal de baja autoestima; para identificarlo en los niños, es preciso que lo observemos en pleno desenvolvimiento con otros niños. Es posible que lo notemos con más claridad si tiene hermanos que son más sociables y seguros de sí mismos.

De manera que, si queremos ayudar a nuestros niños a superar esta situación, es primordial que seamos tolerantes y pacientes con ellos; además es recomendable que tengamos mucho cuidado de no forzarlos o llegar a herir sus sentimientos.

¿Por qué un niño es inseguro?

Para comenzar a entender esta situación, es preciso que reflexionemos sobre esta premisa: Los niños no son culpables de esto, solo son más sensibles que otros y reaccionan de manera diferente al común. Es muy importante no reprocharles esta conducta, porque si consideramos que ellos tienen problemas de autoestima, pueden empeorar.

La seguridad en sí mismos se desarrolla con el tiempo, depende de la relación en la familia, de cómo son tratados y la adaptación a la sociedad. Todos los miedos e inseguridades, de alguna manera son responsabilidad de los padres, tal vez sobreprotegieron al pequeño, fueron muy estrictos con estos o descuidaron su atención.

0d3dd2424ab7f047a09a480ef77cd7dc

Es probable que la baja autoestima del niño se deba a que no fue nutrida correctamente desde su nacimiento, pues es un asunto de confianza, afecto y pertenencia. Según los expertos, para que una persona sea segura de sí misma debe estar consciente de que es aceptada, que sus aportes son bien valorados y que tiene capacidades.

No obstante, aunque un adulto pueda analizar esto de una manera más aguda y haga esfuerzos por mejorar, para un niño quizá no sea tan fácil; por esta razón debemos hacerles saber que son importantes para nosotros, que su opinión tiene valor y que son capaces de lograr sus pequeñas metas.

Reprimir constantemente a los niños implica que no puedan estar seguros de sus buenas acciones, porque se estarán esperando siempre algún reproche. Pese a que sabemos que sentirse bien puede ser fugaz, es preciso entender que debemos formar a los niños con bases sólidas, que le permitan mantener un equilibrio en la edad adulta.

¿Cómo ayudar a tu hijo inseguro?

Ayudar a un niño inseguro es una labor que debe iniciarse inmediatamente, es decir, apenas notemos que está actuando de esta manera. Es posible que hasta ahora seamos los propios padres quienes no hemos fomentado su autoestima, pero a veces son causas externas, quizá en la escuela está siendo acosado o hay algún familiar que lo molesta.

De igual manera, es importante estar atentos ante posibles casos de abuso sexual o maltrato. En tal sentido, lo que el niño necesita saber es que es querido, que sus padres se sienten orgullosos de él, que lo apoyan y fomentan sus logros e independencia.

fd7211aabf4a871317f4c68eecd9a4a6

Los siguientes consejos pueden ayudarte a mejorar la autoestima de tu hijo.

  • Demuéstrale tu amor incondicional. Es muy valioso para un niño que se siente amado, este es el principal elemento para fomentar la autoestima.
  • Dedícale tiempo. Un niño no se sentirá totalmente querido si no compartimos tiempo con él, porque para ellos es difícil comprender que tengamos otras ocupaciones, sobre todo que parezcan menos importantes que él. También se les debe brindar atención cuando hablan o se expresan de alguna manera.
  • Anímalo a tomar algún riesgo. A veces los niños se muestran temerosos de cosas que son seguras o al menos recomendables, como montar bicicleta o comer algo diferente; esta es una señal de falta de confianza en sí mismo. Por eso se recomienda animarlo a realizar alguna actividad que le haya costado, también puede ser útil que haga nuevos amigos.
  • Déjalo equivocarse. Es conveniente que el niño vaya adquiriendo independencia, esto se logra permitiendo que cometa errores, que se esfuerce por realizar cosas por sí mismo, sin que sus padres acudan al rescate. Aunque el niño puede manifestar cierta frustración por esto, es propicio para animarle a que no se detenga y expresarle que confiamos en su capacidad.
  • Refuérzalo positivamente. Cuando tu hijo consigue superar pequeñas metas, necesita que elogies y aprecies este logro, para ello es recomendable expresarle palabras de aliento, que sienta que estas orgulloso de él. Es muy valioso que sus buenas acciones sean elogiadas en voz alta y que se compartan con el otro padre en presencia del niño.