Mi hija adolescente quiere ser vegana

¿Tu hija adolescente ha tomado la decisión de ser vegana? No tienes que preocuparte, sino ocuparte. En este artículo, te brindamos información pertinente para saber cómo acompañarla en esa transición.
Mi hija adolescente quiere ser vegana
Sharon Capeluto

Escrito y verificado por la psicóloga Sharon Capeluto.

Última actualización: 16 marzo, 2023

Cada vez más adolescentes y jóvenes se muestran interesados por el veganismo. Generalmente, la decisión de dejar de comer carne y cualquier otro producto de origen animal se sustenta en lo siguiente: el cuidado de la propia salud, la defensa por los animales y la preocupación por el cambio climático

La cuestión es que muchos padres se desconciertan al oír el típico comentario: « Mamá, quiero ser vegana», «Papá, ya no quiero comer carne». Tanto el vegetarianismo como el veganismo suelen generar cierto rechazo y preocupación en las generaciones más grandes. Esto se debe a que no suelen contar con conocimientos sólidos acerca de estas nuevas formas de alimentación. En ese sentido, la incertidumbre aumenta el nerviosismo.

Sin embargo, si tu hija quiere ser vegana, es importante que no te dejes vencer por el pánico, pues es probable que te inquietes de antemano. En este artículo, te explicamos de qué se trata esta filosofía de vida y cómo puedes acompañar a la joven en el proceso. 

¿Qué es el veganismo?

El veganismo busca evitar el uso y el consumo de productos de origen animal en todas las áreas posibles, como la alimentación, la vestimenta, el entretenimiento y el cuidado personal.

En primer lugar, debes saber que el veganismo no se reduce a una práctica alimentaria. Más bien, se trata de un estilo de vida que se manifiesta en las decisiones que una persona toma a diario, en sus hábitos y en su consumo. 

Fue Leslie J. Cross, miembro de la Sociedad Vegana del Reino Unido, quien en 1950 propuso la siguiente definición del veganismo: « la búsqueda del fin del uso de los animales por parte de los hombres para alimento, productos, trabajo, caza, vivisección y para todo el resto de usos que impliquen la explotación de la vida animal por el hombre».

El veganismo se basa en la idea de que los animales tienen derecho a vivir sin ser explotados y que los humanos tienen la responsabilidad de respetarlos. Por esto, evitan comprar y usar productos como cuero, lana, seda, y cosméticos que puedan tener algún ingrediente de índole animal. Entonces, optan por productos alternativos que sean éticos y sostenibles.

Diferencia entre veganismo y vegetarianismo

Con relación a la alimentación, las personas que se rigen por el veganismo eligen una dieta basada en plantas. Así, por ejemplo, buscan evitar consumir productos como la carne de cualquier tipo, los huevos, los productos lácteos y la miel. En cambio, las personas vegetarianas no consumen carne animal, pero sí otros productos derivados como huevos, lácteos y miel. 

Cómo acompañar en la transición hacia el veganismo

Antes de huir despavorido cuando tu hija mencione la idea del veganismo, es fundamental escuchar sus fundamentos. Además, hay que tener en cuenta que, si se toman los recaudos necesarios, es posible adoptar un estilo de vida vegano sin sufrir consecuencias perjudiciales En este sentido, es fundamental que los adultos estemos dispuestos a acompañar a nuestros hijos a partir de una postura empática y compasiva.

La comunicación resulta imprescindible para abordar este asunto con una hija adolescente. Si ella ya tiene una edad y un nivel de madurez elevado, no tomará decisiones de manera impulsiva. Por el contrario, premeditará con responsabilidad un cambio de esta magnitud. Es importante que sienta confianza y que pueda apoyarse en ti para conversar acerca de esta idea.

Además, resulta fundamental que respetes su decisión, aunque no la compartas. De nada sirve que te transformes en su contrincante y le expreses desde una postura rígida tus argumentos para no practicar el veganismo. 

La mejor opción es interesarse genuinamente por el punto de vista de tu hija, preguntarle por los motivos de su decisión y brindarle apoyo para asesorarse sobre el veganismo.

Conocer las particularidades del veganismo

Hay muchos alimentos que los veganos no consumen. Esta restricción podría resultar impactante al principio, pues quizás tendrán que olvidarse de comidas que anteriormente disfrutaban con frecuencia. Sin embargo, también pueden comer una amplia variedad de alimentos de origen vegetal. Los mismos, a partir de una planificación y preparación responsable, brindan todos los nutrientes necesarios para mantener una dieta saludable y equilibrada.

Algunos de los alimentos predilectos de los veganos son los siguientes:

  • Frutas y verduras: todas las variedades.
  • Cereales y granos: arroz, trigo, avena, mijo, quinoa y pastas, entre otras.
  • Legumbres: garbanzos, lentejas, frijoles, arvejas y soja, entre otras.
  • Frutos secos y semillas: almendras, maní, castañas de cajú, pistachos y semillas de lino, de girasol o de chía. 
  • Otros productos veganos: tofu, tempeh y leches vegetales (de soja, de almendras), entre otros.

La alimentación vegana invita a conocer nuevos sabores, a explorar en la cocina y a mantener la curiosidad y la creatividad. ¡Hay mucho por descubrir y disfrutar! 

Consultar con los especialistas

Bajo ningún punto de vista se puede obviar un asesoramiento especializado. Toda decisión implica una responsabilidad. Por ende, es importante transmitir a los adolescentes que deben comprometerse con su elección. Esto significa que deben saber que ser vegano sin descuidar su salud va a requerir de un esfuerzo de su parte. Así, a l transitar este cambio será necesario realizar consultas con profesionales de la medicina o la nutrición.

Es clave realizarse estudios médicos y prestar especial atención a los valores de la vitamina B12 y el omega-3, así como a los niveles de hierro y calcio. También, en algunos casos, es posible que se necesiten suplementos para garantizar una dieta completa y saludable. A su vez, puede ser necesario un acompañamiento psicológico para llevar a cabo este cambio significativo.

Vale la consideración saber que la alimentación es una esfera que a menudo genera conflictos durante esta etapa. Además, este es el momento más propenso a sufrir algún trastorno alimentario en adolescentes (TCA). Por este motivo, resulta conveniente acudir a un profesional de la salud mental que evalúe y acompañe en el proceso.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • Cotelo, S., & Tristán, T. (2018). Veganismo. De la teoría a la acción. Madrid, España: ochodoscuatro ediciones.
  • Fernández, L., & Martínez, G. P. (2022). El veganismo no es una dieta. Una revisión crítica antigordofóbica y antiespecista del veganismo de estilo de vida. Animal Ethics Review2(1), 44-59.
  • Manetas, J. R. (2020). Adolescentes veganos: Alimentación equilibrada, saludable y deliciosa sin maltrato animal. Editorial AMAT.

Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.