Hacer deporte después del parto

Corina González 14 julio, 2018
Practicar deporte después del parto no sólo te ayudará a ponerte en forma y a tener una buena figura, sino que además te hará liberar serotonina, la hormona de la felicidad. 

Si bien es cierto que el cuerpo debe recuperarse poco a poco y que se deben de tener en cuenta varios cuidados, practicar alguna actividad o deporte después del parto, resulta no solo positivo sino indispensable para el organismo. A continuación indagaremos con mayor detalle en este tema.

Como es bien sabido, la actividad física siempre resulta favorable para el ser humano. El sedentarismo conlleva consecuencias poco beneficiosas que, con el paso del tiempo, pueden llegar a agravarse. Y en el caso de las mujeres en la etapa posparto, el ejercicio les ayuda tanto a ganar una buena condición física como a sentirse mejor anímicamente. 

Hemos de recalcar que, no vale la pena tomar decisiones apresuradas sin previa consulta con el médico. Esto, lejos de traerte beneficios, puede traerte inconvenientes. Lo mejor es buscar asesoría y decidir, junto con tu médico, cuándo y cómo puedes comenzar a ejercitarte. Esto resulta especialmente importante durante los primeros meses tras el parto.

¿Cuándo comenzar a hacer deporte después del parto?

No te apresures. Por lo general, lo recomendable es que esperemos, como mínimo, que llegue a término la cuarentena. Un vez finalizado este periodo, se puede comenzar a planificar una rutina de ejercicios suave, en la medida de tus posibilidades. Cabe destacar que dichos ejercicios no pueden ser de alto impacto y tampoco deben tener una duración prolongada.

Poco a poco se aumentará la exigencia física. No hay por qué forzar al cuerpo a realizar una rutina de campeonato de la noche a la mañana. Es más importante invertir tiempo en hacer las cosas bien que en apresurarse y luego terminar con alguna lesión. Necesitas velar correctamente por ti misma y por tu bebé.

Hacer deporte después del parto.

Los tiempos de recuperación varían según el tipo de parto

Si tu parto ha sido natural, probablemente hayas tenido entonces cierta distensión muscular en la zona pélvica. Esto, en ocasiones, es el responsable de que las mujeres presenten incontinencia. Ante ello, la práctica de algún deporte sería contraproducente ya que agravaría la situación.

Los ejercicios aeróbicos que incluyan circuitos con saltos, abdominales, entre otros, son los menos recomendados durante el posparto.

Si has dado a luz mediante una cesárea, entonces el tiempo de recuperación se prolonga un poco más que cuando el parto ha sido vaginal. La cicatriz de esta cirugía es interna y externa, por lo que debes esperar un tiempo prudencial, además de tener el visto bueno de tu médico tratante. Sin embargo, cada mujer es diferente. No existe una regla que reúna a todos y cada uno de los casos.

Beneficios inmediatos

  1. Se combate la depresión posparto mediante la distracción, la liberación de toxinas y el aumento en la segregación de hormonas como la serotonina.
  2. A su vez, se desarrolla resistencia, algo que resulta fundamental para el día a día y, en especial, para el cuidado del bebé.
  3. También se promueve una mejora en la calidad del sueño. Recordemos que no se trata de dormir más, sino de dormir mejor.

Practicar algún deporte después del parto es una excelente opción para recuperar la figura y el buen ánimo, pero debemos saber cuáles son las opciones más adecuadas para nosotras.

Deporte después del parto: actividades recomendadas

1. Aquagym

Este es un deporte de bajo impacto que mejorará considerablemente varios grupos musculares. Consiste en hacer gimnasia en el agua. Gracias a este medio, se aligera el peso del propio cuerpo y esto favorece la recuperación posparto.

Los ejercicios de esta disciplina trabajan los músculos lumbares y pectorales, además del periné y la zona abdominal. Además de ello el agua relaja muchísimo, así que no son más que beneficios lo que obtendrás de esta práctica.

2. Yoga

Gracias a sus beneficios físicos y mentales, el yoga es genial para la recuperación posparto. Practicarlo contribuye a mejorar el equilibrio emocional y la postura corporal. Además de que se aprende a practicar la respiración profunda, la cual permite oxigenar mucho mejor el cerebro. 

Por supuesto, debes contar con ayuda profesional. Así recibirás las indicaciones acerca de cuáles son las posturas adecuadas para ti y de qué manera realizarlas correctamente. Al igual que en cualquier disciplina, empezarás con movimientos suaves y de poca dificultad, para luego incrementar la exigencia a medida que tu cuerpo te indique que es capaz de más.

Hacer deporte después del parto.

3. Pilates

Esta disciplina ayuda a tonificar los músculos y, sobre todo, reduce las molestias de la zona lumbar. En especial, la musculatura pélvica y abdominal son las áreas más beneficiadas. También se trabaja el área del periné realizando estiramientos que van aumentando la dificultad e intensidad con el paso del tiempo.

El pilates también tiene muy buenas técnicas de respiración, por lo que fortaleces tus músculos y te relajas al mismo tiempo. Lo importante, cuando quieres volver a hacer deportes después del parto, es que los hagas sin presión; es decir, no te obligues a esforzarte físicamente más de lo que debes por querer un resultado inmediato. Entiende y atiende bien a tu cuerpo. Dale su tiempo.

Cuando ya estés preparada para practicar deporte después del parto, considera estas opciones, ya que son ideales para suplir las necesidades que necesita tu cuerpo en ese momento. Recuerda que la intensidad del la actividad física debe ser siempre de suave a  moderada. Además, la prioridad al inicio de estas rutinas es devolverle la fortaleza al suelo pélvico. 

Te puede gustar